Monthly Archive abril 2019

Pormagdaall

Aceites vegetales y esenciales. Conoce sus diferencias

Es muy habitual usar aceites vegetales y esenciales en la cosmética natural. Sin embargo, aunque tienen muchas similitudes, no son lo mismo.

Distinguir entre aceites vegetales y esenciales.

Los aceites vegetales y esenciales tienen algunos aspectos en común. Ambos tipos de aceites son sustancias grasas. Son liposolubles (solubles en grasas), por lo tanto, se pueden combinar entre sí. Ninguno de los dos son solubles en agua.

Sin embargo, tienen algunas diferencias que debemos distinguir.

  • Por un lado, la parte de la planta de la que se obtiene cada uno. El aceite vegetal se extrae de las partes grasas de la planta. Sobre todo de frutos (oliva, coco…) o de semillas (girasol, lino…). En cambio, el aceite esencial se suele extraer de flores, tallos raíces y hojas de plantas. Realmente es un concentrado de sustancias volátiles.
  • Por otro lado, otra diferencia es el método de extracción que se utiliza. El método por excelencia de extracción de los aceites vegetales es mecánica. Esto es por prensado en frío para garantizar que sus propiedades se mantengan. En el caso de los aceites esenciales, la manera de extracción más habitual es mediante un proceso de destilación al vapor.
  • Otra diferencia que podemos destacar es su toxicidad. Mientras que la mayoría de aceites vegetales son totalmente inocuos y pueden usarse directamente en la piel (incluso ser ingeridos: aceite de oliva); algunos aceites esenciales pueden resultar tóxicos, fotosensibles o dermocáusticos

Aceites vegetales

Un aceite vegetal es una sustancia de textura oleosa. Está formada por ácidos grasos naturales, vitaminas, antioxidantes y oligoelementos.
Tienen propiedades nutritivas, protectoras, suavizantes y regeneradoras para la piel. Mantiene la hidratación natural de la piel.
Tienen varios usos: pueden aplicarse directamente en la piel; como base para diluir los aceites esenciales; como ingrediente en la elaboración de jabones, cremas…
Ejemplos: oliva, girasol, almendras dulces, rosa mosqueta, coco, argán, onagra, sésamo…

Aceites esenciales

Su textura es menos oleosa. Hablamos de un líquido que representa la esencia pura de la planta y nos permite disfrutar de todas sus propiedades.
Tiene propiedades terapéuticas muy diversas (antisépticos, calmantes, tónicos, inmunoestimulantes…)
Entre sus usos: no se suelen usar directamente sobre la piel; en cosmética , diluidos en aceites vegetales; utilización en aromaterapia …
Ejemplos: lavanda, árbol de té, limón, eucalipto…

Pormagdaall

La fibromialgia: “me duele todo”. Conoce mejor esta enfermedad

La fibromialgia afecta a un porcentaje importante de la población, sobre todo mujeres (2%-6%). Esto hace que sea importante conocer más esta enfermedad.

Qué es la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por dolores musculoesqueléticos generalizados y por una sensación de dolor al presionar unos puntos específicos (“puntos sensibles”). Estos puntos se localizan en el cuello, hombros , espalda, cadera, brazos y piernas.

Por lo tanto, provoca dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones).

Tiene dos formas de presentarse. Por un lado, como única alteración: fibromialgia primariaPor otro lado, asociada a otras enfermedades: fibromialgia concomitante.

Síntomas

fibromialgiaEl síntoma más característico es el dolor. Suele describirse con la expresión: “me duele todo”.

Realmente es una anomalía en la percepción del dolor. Esto significa que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son. A veces se utilizan términos como “quemazón, molestia o desazón”.

Es frecuente que esta sensación varíe en relación con la hora del día, cambios climáticos, estrés …

Sin embargo, también aparecen otros síntomas:

  • cansancio
  • trastornos del sueño
  • dolores de cabeza
  • rigidez en los músculos al levantarse
  • ansiedad o depresión
  • sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies
  • hormigueos poco definidos en manos
  • problemas con el pensamiento y la memoria (“lagunas”)
  • colon irritable

Causas

Se desconoce la causa de la fibromialgia, pero se piensa que hay multitud de factores implicados.  Estos factores no parecen ser la causa, pero contribuyen a despertar la enfermedad.
Aunque cualquier persona puede desarrollar la fibromialgia, es más común en mujeres de mediana edad. También aumentan las probabilidades en personas con artritis reumatoide u otras enfermedades autoinmunes. 

Tratamiento de la fibromialgia

La fibromialgia no tiene cura. De esta manera, el tratamiento se dirige a tratar los síntomas y, de esta manera, mejorar la calidad de vida.

fibromialgiaEsta enfermedad suele tener un carácter benigno. Sin embargo, influye enormemente en la calidad de vida. Esta situación hace que, para muchos pacientes, sea una enfermedad limitante.

Los analgésicos ayudaran con el dolor, pero siempre con indicación médica. Otros medicamentos que el médico podrá recetar son los relajantes musculares y fármacos antidepresivos.

Otras acciones que pueden ayudar:

  • conocer los factores que desencadenan los brotes
  • mejorar las condiciones para un sueño reparador
  • dieta saludable
  • hacer ejercicio suave diariamente
  • tratar las alteraciones psicológicas asociadas si aparecen (ansiedad y depresión).