Archivo mensual octubre 2019

Pormagdaall

La diabetes y sus diferentes tipos. Conceptos para entender esta enfermedad

La diabetes se caracteriza por unos niveles muy altos de glucosa (azúcar) en sangre. Esto se debe a una disfunción en la producción de insulina (hormona encargada de regular la glucosa). La función de esta hormona es convertir el azúcar y almidones (hidratos de carbono) en energía (glucosa).

Por lo tanto, la diabetes es una enfermedad crónica metabólica en la que se produce una disminución o carencia de insulina diabetesque da lugar a un exceso de glucosa en sangre. Este exceso, puede desencadenar problemas muy serios.

Se diagnostica mediante análisis de sangre que miden la concentración de glucosa en sangre.

Tipos de diabetes

Diabetes Mellitus Tipo 1. Se caracteriza por la carencia de insulina. Existe una destrucción de las células β del páncreas, encargadas de producir insulina. Suele diagnosticarse en niños y jóvenes (diabetes juvenil). No es el tipo más frecuente.

Diabetes Mellitus tipo 2. Este tipo es el más frecuente. En este caso el organismo no produce suficiente insulina o las células no hacen uso de ella. Progresivamente se produce un daño en los mecanismos de secreción de insulina con la consiguiente descompensación de los niveles de glucosa.

Diabetes gestacional. Aparece en mujeres gestantes y suele ser de carácter transitorio. Es decir, puede surgir durante el segundo trimestre, desapareciendo tras el parto.

diabetes

Sintomatología

  • Fatiga
  • Pérdida de peso. Hambre constante
  • Excesiva sed. Aumenta la frecuencia de orinar
  • Heridas que tardan en sanar
  • Náuseas y/o vómitos
  • Vista nublada
  • Cambios de humor
  • Frecuentes infecciones
  • Malestar general

¿Cuál es el tratamiento?

Como hemos visto es una enfermedad crónica que no se cura. Sin embargo, es posible tenerla bajo control manteniendo correctamente los niveles glucémicos.

Entre las medidas a tomar podemos destacar:

Administrar insulina.diabetes

Dieta. Es imprescindible medir la cantidad de hidratos de carbono que se consume. De ahí que se eviten los alimentos con índice glucémico alto (pan, pasta, dulces…) y se opte por alimentos naturales (verdura, carne, pescado, fruta…). Las personas diabéticas han de comer menos, pero con más frecuencia.

Hacer ejercicio. Es importante combatir el sedentarismo que puede aumentar el riesgo de complicaciones. Con ello se mantendrá un peso correcto y bajar niveles de colesterol LDL.

Medicación. Aunque no es necesaria para todos los casos, puede ser necesaria en pacientes de tipo 2.

Complicaciones de la diabetes

Si la enfermedad se controla, no tienen por qué causar mayores problemas. Pero es cierto que si esto no se lleva a cabo podemos encontrarnos algunas complicaciones muy serias:

Coma diabético. Esta complicación es la más grave. Sucede por una elevación extrema de glucosa en sangre. Produce deshidratación, insuficiencia renal, convulsiones e, incluso, un fallo multiorgánico que desencadene la muerte.

Daños renales. Son complicaciones muy frecuentes que pueden desencadenar un fallo renal total.

Angiopatía diabética. Esto se debe a serios defectos del riego sanguíneo, pudiendo provocar infartos y apoplejías.

Retinopatía. Debido a los defectos en el riego sanguíneo, se pueden producir daños en la retina. Estos daños pueden desencadenar en visión borrosa o ceguera.

diabetesPie diabético. Ocasionado también por los problemas de riego sanguíneo. Se producen heridas en el pie que no se curan. Estas pueden producir gangrena y la necesidad de amputación.

Daños cerebrales. Por la mala circulación sanguínea que acompaña a esta enfermedad, se pueden producir infartos cerebrales.

Pormagdaall

Los test de intolerancias alimentarias puestos bajo la lupa

¿Quién no ha oído hablar de los test de intolerancias alimentarias? Este tipo de test están en auge hoy día. Pero, ¿realmente funcionan?

Intolerancia alimentaria

Es evidente que existe un aumento en las reacciones a los alimentos. Sin embargo, no todas las reacciones son iguales. Por ello, es importante distinguir entre alergia e intolerancia.

Las intolerancias a los alimentos son reacciones ante la ingesta de determinados alimentos debidas a mecanismos enzimáticos, farmacológicos o indeterminados. No implica al sistema inmune, sino que es el sistema digestivo el que tiene problemas para procesar determinado alimento.

En cambio, en las alergias sí participa el sistema inmune y sus consecuencias pueden ser muy graves.

La causa principal de las intolerancias, radica en el déficit de alguna enzima que dificulta la metabolización del alimento. De ahí que sólo están demostradas científicamente unas pocas. Éstas son: la intolerancia a la lactosa, malabsorción a la fructosa, la hipersensibilidad a los sulfitos y la sensibilidad al gluten no celiaca.

Tanto las alergias como las intolerancias requieren de una prueba concreta realizada por un especialista para determinar si efectivamente existen y a qué sustancias se deben.

¿Qué son los test de intolerancias alimentarias?

El creciente aumento de las reacciones a alimentos, ha propiciado un auge en la oferta de test de intolerancias alimentarias. Se los conoce como «test IgG de intolerancia alimentaria» o «test de sensibilidad alimentaria». Con ellos se puede, en teoría, analizar con una sola prueba, la intolerancia a decenas de compuestos y alimentos.

test-de-intolerancias-alimentariasEntre la gran variedad de pruebas podemos encontrar: determinación de IgG a alimentos mediante un análisis de sangre; kinesiología; test citotóxicos; pruebas de activación de linfocitos; y, pruebas electrodérmicas.

Te resultarán familiares nombres como: Test A200, Test Fis, Test VEGA o Test Alcat. Incluso algunos que puedes hacértelos tú mismo en casa: HemoCode o Good detective.

Todos los informes de instituciones médicas nos indican que, ninguno de estos test tiene una base científica. Es decir, no hay ningún respaldo que garanticen que los test de intolerancias alimentarias funcionen. Por poner un ejemplo: “la presencia de anticuerpos IgG en la sangre, solo prueba el contacto con un determinado alimento, pero no la intolerancia al mismo”

En definitiva, las intolerancias alimentarias han de detectarse una a una si existe sospecha de poder padecerla. Por lo tanto, no existen “test masivos” que, con una sola muestra, diagnostiquen intolerancias a múltiples alimentos.

¿Por qué hay que desconfiar de estos test?

  • No tienen validación científica.
  • Sus resultados no son reproducibles, ni fiables. A veces, ni siquiera se corresponden con la sintomatología del paciente.
  • Son caros y se pueden encontrar en espacios insospechados.
  • Las autoridades médicas internacionales no las respaldan.

Riesgos de los test de intolerancias alimentarias

El mayor riesgo que conlleva la utilización de estos test, consiste en que pueden ofrecer resultados “incompletos y/o erróneos”. Este hecho da test-de-intolerancias-alimentariaslugar a:

  • Retraso en un diagnóstico correcto y completo
  • Someterse a tratamientos dietéticos, en base a ese diagnóstico, que pueden ser ineficaces e incluso peligrosos (desequilibrio nutricional)