Archivo mensual noviembre 2019

Pormagdaall

Prevención de deficiencias nutricionales en la dieta vegana

La práctica del veganismo consiste básicamente en no consumir productos de origen animal o derivados de los mismos. Por ello es necesario conocer las posibles deficiencias nutricionales en la dieta vegana.

Una dieta vegana realizada de una manera adecuada y equilibrada, es nutricionalmente saludable. Sin embargo, si se realiza de manera inadecuada, puede dar lugar a carencias nutricionales.

Por ello es necesario detectar dónde se pueden hallar esas carencias y poder poner remedio a ellas.

Cuáles son las deficiencias nutricionales en la dieta vegana

Ácidos grasos y omega 3

La fuente principal de estos ácidos la encontramos en los pescados. Su importancia nutricional radica en que son necesarios para la salud cardiovascular y del cerebro.

Pueden ser sintetizados a partir del ácido alfa-linolénico (semillas de lino, chia, cáñamo…), pero no en las cantidades necesarias.

Por ello, lo aconsejable es consumir productos enriquecidos en estos ácidos o recurrir a suplementos a base de microalgas. También es importante el consumo de aceite de oliva, frutos secos (nueces) o semillas (lino)

Hierro

La fuente de este mineral lo encontramos en huevo, hígado y carnes. Existen muchas fuentes en el reino vegetal: frutos secos, semillas, legumbres (lentejas), semillas (quinoa, mijo), verduras (espinacas, coles), pan integral…

El hierro que proviene de alimentos de origen animal se absorbe con más facilidad que el que obtenemos de alimentos de origen vegetal. De ahí que, en una dieta vegana, sea necesario aumentar los productos ricos en hierro. Y, además, favorecer su absorción con la ingesta de vitamina C.

Las deficiencias nutricionales en la dieta vegana atendiendo al hierro, se traducen en anemia. Síntomas tales como cansancio, falta de aliento o alteraciones en las mucosas de boca u ojos, pueden ser un indicio.

Calcio

La fuente principal para obtener este mineral son los productos lácteos. El calcio es importante para la salud de nuestros huesos.

Algunas investigaciones nos dicen que en la dieta vegana se consume un 5% menos de calcio y vitamina D. Aunque realmente, esta situación podría deberse a una mala elección de ingredientes.

En el mundo vegetal podemos encontrar este mineral en multitud de alimentos: verduras de hoja verde, nabos, algas, legumbres, frutos secos, semillas, tofu, frutas… Por lo tanto, no es difícil su obtención en una dieta variada y equilibrada.

Al igual que sucede con el hierro, se asimila mejor si su procedencia es de origen animal. Por ello también se puede recurrir al consumo de bebidas vegetales enriquecidas en calcio.

No olvidemos que debemos asegurar la presencia de vitamina D, fundamental para que el calcio se fije en los huesos.

Vitamina B12

La obtención de esta vitamina se encuentra casi exclusivamente en alimentos de origen animal. No está demostrado que, ningún alimento de origen vegetal aporte vitamina B12 suficiente para ser asimilado.

La vitamina B12 es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para el metabolismo energético. Por esta razón, es imprescindible su suplementación (2000 microgramos semanales).

Los síntomas de su deficiencia pueden tardar tiempo en aparecer. Esto es así porque se acumula en el hígado, creando una reserva de vitamina B12. Pero realmente es un riesgo importante para las personas veganas.

Riboflavina o vitamina B2

Los alimentos vegetales sí contienen esta vitamina, aunque en menores proporciones que en los alimentos de origen animal.

Esta vitamina es necesaria para mantener la piel y ojos sanos. Además, contribuye en la producción de energía.

Habría que sospechar de su deficiencia si presentamos síntomas tales como dermatitis, aftas y úlceras bucales.

Para evitar su carencia, es importante incluir en nuestro menú diario algunos alimentos tales como: almendras, plátanos, levadura de cerveza, germen de trigo, setas, cereales integrales o espárragos.

Mientras más variedad de alimentos se incluyan en la dieta, mayor posibilidad de suplir deficiencias nutricionales en la dieta vegana.

Pormagdaall

La sensibilización a los acrilatos. Dermatitis alérgica

El auge de nuevas técnicas de belleza como los esmaltes semipermanentes o las pestañas postizas, se han convertido en la primera causa de sensibilizacion a los acrilatos. El mal uso de estos productos ha favorecido la proliferación de casos de dermatitis alérgica por contacto a los acrilatos, tanto en profesionales como en usuarios.

¿Qué son los acrilatos?

Los acrilatos son materiales plásticos derivados del petróleo de bajo peso molecular (monómeros). Estas partículas se encadenan para formar moléculas de mayor tamaño (polímeros).

El peligro radica en los monómeros ya que, al ser una partícula pequeña, es capaz de penetrar en la piel y causar alergia. Ya en forma de polímero, es relativamente inofensivo.

“Los monómeros se encuentran en el esmalte líquido antes de su secado por medio de la lámpara. Una vez seco se transforman en polímeros que no tienen capacidad de sensibilizar”

acrilatos

¿Dónde podemos encontrar los acrilatos?

El uso de los acrilatos está muy extendido por su gran versatilidad. Podemos encontrarlos en pinturas, barnices, adhesivos, ámbito médico y dental, utensilios domésticos, fibras sintéticas, prótesis ortopédicas y en aplicaciones estéticas

En el ámbito estético los encontramos en el pegamento para colocar pestañas postizas y en las lacas de larga duración.

Sensibilizacion a los acrilatos

La sensibilizacion a los acrilatos puede desencadenar reacciones alérgicas por contacto a los mismos. A veces son inmediatas y otras veces pueden darse mucho tiempo después.

Estas reacciones se traducen en dermatitis: “inflamación localizada con enrojecimiento y pequeñas vesículas que causan mucho picor”. Si el contacto es continuo en el tiempo, puede dar lugar a un engrosamiento de la piel y grietas dolorosas (cronificación).

En ocasiones puede aparecer dermatitis en zonas distintas debido a la transferencia de esta sustancia por medio del aire o las manos.

Además, puede observarse otra serie de síntomas tales como: “alteraciones en las uñas, sensaciones de hormigueo, síntomas sistémicos como cefalea o problemas respiratorios (carraspeo o tos)”

El mayor problema que causa la sensibilización a los acrilatos es su capacidad de “reacciones cruzadas”. Esto significa que una sensibilización concreta a un determinado alérgeno, puede desencadenar futuras reacciones a otros productos. Por ejemplo: “la sensibilización al pegamento que se usa en las pestañas postizas, mañana puede hacer que se reaccione a pegamentos quirúrgicos, adhesivos médicos o cementos odontológicos” (usos médicos que pueden ser imprescindibles)

Toda esta sintomatología se da tanto en profesionales como en usuarios de estas técnicas.

Tratamiento

Para prevenir la sensibilización, lo fundamental es la no abusar de este tipo de productos. En cuanto las lesiones aparecen, es imprescindible evitar su uso.

Si los síntomas son leves, pueden remitir espontáneamente en pocos meses. Pero si los síntomas son moderados o graves, será preciso recurrir a corticoides tópicos.

Además, pueden aparecer complicaciones asociadas (infecciones) que también deberán ser tratadas.

Cómo evitar la sensibilizacion a los acrilatos

Profesionales

  • Utilizar medidas de protección como mascarillas, gafas y guantes acrilatosresistentes a productos químicos
  • Formación adecuada
  • Cambiar las lámparas de secado del esmalte para que se garantice su funcionamiento correcto
  • Evitar el contacto con los esmaltes en estado líquido (una vez seco no tiene capacidad de sensibilización)
  • Mantener una buena higiene en los utensilios de trabajo

Usuarios

  • Aplicar cremas protectoras que actúen como barrera
  • No tocar el esmalte antes de su completo secadoacrilatos
  • El uso de uñas semipermanentes no debería prolongarse más de 3-5 meses.
  • Mantener un descanso de al menos 1 mes para evitar el adelgazamiento de la uña y las alteraciones de su coloración.
  • Recurrir a centros especializados