Archivo mensual enero 2020

Pormagdaall

La dieta sin huevo. Alternativas para sustituir el huevo en la cocina.

Ante la necesidad de seguir una dieta sin huevo, nos encontramos con el problema de sustituir este ingrediente en nuestras recetas. Aunque en un principio nos pueda parecer casi imposible, la realidad es que existen diversas alternativas para sustituir el huevo en nuestra cocina. No es imposible cocinar recetas que incluyen huevo sin ese ingrediente.

¿Por qué sustituir el huevo en nuestras recetas?

Podemos referirnos a diversas razones que nos lleven a seguir una dieta sin huevo y, por tanto, tener que recurrir a sustituirlo en la cocina. Hablaremos de cuestiones relativas a la salud (alergia, intolerancia o colesterol) y cuestiones éticas (veganismo)

Alergia al huevo

La alergia al huevo es muy frecuente, sobre todo en la edad infantil.

Causa síntomas cutáneos, respiratorios y digestivos. Y, por consiguiente, puede dar lugar a anafilaxia. De ahí que el tratamiento necesario sea la dieta sin huevo. sustituir-el-huevo

Intolerancia al huevo

El consumo de huevos puede dar lugar en algunas personas a reacciones de intolerancia. Este hecho puede originar síntomas tales como hinchazón, dolor de estómago, náuseas, vómitos, gases…

Normalmente estas reacciones son más frecuentes cuando se consume el huevo poco hecho.

Colesterol alto

Aunque en este caso no es imprescindible evitar totalmente el huevo, si es aconsejable disminuir su consumo.

Veganismo

Esta postura ética de máximo respeto a los derechos de los animales, produce la renuncia al consumo de huevos (junto con todo producto de origen animal o derivado de los mismos)

Cómo sustituir el huevo en nuestras recetas

El no consumir huevo puede planearnos serias dudas. Por un lado, el aspecto nutricional; por otro, cómo sustituir el huevo.

Este ingrediente tiene unas determinadas cualidades culinarias que, a veces, nos produce la sensación de que es insustituible. Sin embargo, tenemos varias soluciones para su sustitución. Contamos con otros ingredientes que, bien mezclados, nos van a ofrecer resultados parecidos en textura, sabor y apariencia.

Obtener consistencia

sustituir-el-huevoEn este caso podemos utilizar semillas de lino remojadas en agua. Obtendremos una gelatina que tiene la capacidad de amalgamar tal y como lo hace el huevo. Además, aporta jugosidad. Usar para galletas, crepes o tortitas.

La proporción para un huevo es remojar 1 cucharada de semillas de lino molidas en 3 cucharadas de agua. Se deja hasta que adquiera una textura gelatinosa.

Para ligar ingredientes

En esta situación podemos usar fruta machacada. Lo más usado es machacar medio plátano maduro (por huevo). Es útil para tartas o sustituir-el-huevobizcochos.

También podemos utilizar compota de manzana. Ofrece manos sabor que el plátano y más jugosidad. 60 gr por huevo. Opción estupenda para tartas húmedas

Otras opciones son: pasta de tomate, purés de calabaza o almidón de patata

Dar volumen

Si lo que queremos obtener es volumen en nuestras masas, se puede usar una mezcla de vinagre o zumo de limón con bicarbonato a partes iguales. La burbujas de dióxido de carbono que se liberan con esta mezcla, ayuda a leudar y a que las masas sean mas ligeras.

También podemos optar por sustituir un 25% del líquido que nos pide la receta por agua con gas.

Aportar densidad o cremosidad

sustituir-el-huevoPara esta finalidad, el tofu sedoso batido es muy útil. La proporción son 60 gr por huevo. Puede usarse para pudin, natillas, mousses o rellenos.

Otra opción sería el uso de harinas como: harinas de arrurruz, kuzu o maicena disueltas en agua caliente. Ayudan a espesar natillas u otros postres. La proporción es de 2 cucharadas de agua por 1 de harina como sustitución de 1 huevo.

Para dar brillo

Podemos utilizar la leche de soja. Basta con pintar con ella antes de hornear.

Sabor a huevo

Si pretendemos obtener aroma que recuerde al huevo, podemos utilizar la sal negra volcánica.

Sucedáneo de clara de huevosustituir-el-huevo

El alga agar agar es la mejor alternativa para esta finalidad. Mezclada con agua templada, obtenemos una gelatina transparente que se asemeja mucho a la clara de huevo. La proporción es de 3 cucharadas de agua por 1 de gelatina.

Pormagdaall

Los tatuajes: los riesgos de decorar nuestro cuerpo

El arte del tatuaje ha evolucionado mucho a lo largo de la historia. Cada vez hay más personas que optan por “decorar” su cuerpo con tatuajes. Independientemente de “gustos estéticos”, lo cierto es que las modernas tintas que se utilizan pueden dar lugar a ciertos riesgos que hay que considerar.

Cómo se hacen los tatuajes

Un tatuaje no es nada más que un dibujo permanente realizado en la piel. Este dibujo se hace insertando pigmentos en la capa superior de la piel por medio de agujas. Este proceso no requiere anestesia y puede provocar un pequeño sangrado y un dolor de leve a moderado.

tatuajes

Riegos de los tatuajes

Hace años los riesgos más importantes eran las infecciones de los tatuajes. Esto se relacionaba con la higiene de los locales y malas prácticas. Hoy en día esta situación está prácticamente atajada.

Hay que tener en cuenta que los tatuajes atraviesan la piel y la tinta puede moverse del lugar donde se hizo el tatuaje. Por ello podemos destacar algunos problemas tales como:

Reacciones alérgicas. Puede aparecer un sarpullido con picor, incluso mucho tiempo después de hacerse el tatuaje. Estas reacciones son provocadas por las tintas (sobre todo las de color rojo, verde, amarillo y azul).tatuajes

Infecciones en la piel. Aunque la higiene sea exquisita, existe la posibilidad de una infección tras hacerse un tatuaje.

Otros problemas en la piel. En ocasiones, puede aparecer una inflamación (granuloma) alrededor de la zona tatuada. Incluso pueden causar queloides (zonas elevadas por excesivo crecimiento del tejido que está cicatrizando)

Enfermedades de transmisión sanguínea. En caso de falta de higiene del material y malas prácticas, se puede contraer enfermedades de trasmisión sanguínea (por ejemplo, hepatitis B o hepatitis C)

Complicaciones en las resonancias magnéticas. Aunque esto es raro, puede suceder que un tatuaje provoque hinchazón o ardor durante la exposición a resonancia magnética.

Las tintas: un riesgo aún por determinar

El mayor problema que se presenta actualmente es la falta de regularización de los productos que se utilizan. Es decir, las tintas y sus colorantes. Las pocas investigaciones con las que contamos, hacen que los expertos hablen de problemas a largo plazo. Esto se debe al desconocimiento sobre cómo interactúan estos productos con el organismo.

Entre las características de las nuevas tintas y los colorantes que insertamos en nuestra piel, podemos destacar:

  • Contienen metales pesados (titanio, aluminio, cobre, cobalto, plomo, tatuajescadmio…). De hecho, la tinta roja es la menos recomendada por poder contener compuestos de cadmio y de mercurio.
  • Muchas de los pigmentos son azoicos. Algunos de ellos pueden liberar aminoácidos aromáticos cancerígenos.
  • Uso de conservantes como, por ejemplo, el formaldehido.
  • Algunas tintas utilizan nanopartículas de óxidos de aluminio y titanio (crean efectos y brillos).

Solo una pequeña proporción (30%) de estas tintas están autorizadas como “productos cosméticos”

Consejos para reducir los riesgos del tatuaje

Es imprescindible seguir una serie de cuidados y recomendaciones tales como:

La zona tatuada ha de mantenerse limpia. Basta el uso de agua y jabón; limpiar con suavidad y no frotar para secar.

Hidratar la piel. Es recomendable aplicar varias veces al día un buen humectante suave

No exponerse al sol al menos las primeras semanas.

Esperar que cure sin quitar las costras.

Evitar las zonas de baño (piscina, ríos, lagos…) mientras el tatuaje no esté curado

Ante la sospecha de infección o que el tatuaje no esté curando correctamente, acude al médico.

tatuajesSi, con el tiempo, te arrepientes del tatuaje que te hiciste, consulta con un dermatólogo las opciones para eliminarlo

Debemos saber que no existen tintas ecológicas. Por lo tanto, habrá que optar por aquellas que sean lo más naturales posibles y que estén libres de metales pesados. Una alternativa sería los tatuajes no permanentes con henna o con el fruto del huito.

Existen opciones veganas para los tatuajes, pero esto no las hace menos tóxicas.