Archivo de categoría ALERGIAS ALIMENTICIAS

Pormagdaall

La alergia inducida por el deporte. Alergias y deporte: precauciones

Las reacciones alérgicas han aumentado en los últimos tiempos. Existen, además, factores que pueden ser desencadenantes de esas reacciones (estando previamente sensibilizados). Entre esos factores podemos citar: ejercicio, estrés, clima, fármacos o que coincida el esfuerzo físico con la estación de pólenes. Hoy vamos a indagar en la alergia inducida por el deporte.

La alergia inducida por el deporte

En 1979 se describe por primera vez la alergia alimentaria activada por el deporte. Por lo tanto, nos referimos a una patología nueva y poco conocida.

La alergia inducida por el deporte es una reacción poco frecuente. Su mayor prevalencia se da en adolescentes y adultos. Sucede en pacientes con alergias a determinados alimentos. Tras la ingestión del alérgeno en cuestión, la práctica de ejercicio físico, puede desencadenar esta reacción.alergia-inducida-por-el-deporte

En pacientes jóvenes se han observado antecedentes de atopía.

Aunque está más relacionada con ejercicios aeróbicos, cualquier otro tipo de ejercicios puede desencadenarla.

Se desconoce el mecanismo de esta reacción. Se sospecha que la actividad física mejora la permeabilidad del alérgeno (al aumentar la frecuencia cardiaca se produce una mayor redistribución del flujo sanguíneo)

Sintomatología

La alergia inducida por el deporte puede ocurrir tanto cuando se ingiere el alérgeno antes del inicio de la práctica deportiva, como alergia-inducida-por-el-deportecuando se ingiere inmediatamente después.

Los síntomas más destacados son: picor cutáneo, calor local o mareos. Se acompaña, además, de síntomas típicos de las alergias tales como: urticaria generalizada, ronchas, dificultad respiratoria e, incluso, anafilaxia.

Qué alérgenos están detrás de la alergia inducida por el deporte.

El mayor porcentaje de personas que presentan alergia inducida por el deporte, previamente padecen alergias a alimentos. Las alergias alimentarias más frecuentes son a las frutas y verduras, pero puede darse con cualquier alérgeno alimentario.

Últimamente se ha descrito una correspondencia con alimentos quealeergia-inducida-por-el-deporte contienen LTP (proteína de transferencia de lípidos). Esta proteína podemos encontrarla en: frutas frescas, verduras, cereales (fundamentalmente el trigo), frutos secos, legumbres, especias, champiñones… También en polen y látex. También se han descrito casos con alimentos de origen animal (mariscos, moluscos e, incluso, leche y huevo).

Suele existir una relación entre la cantidad de alimento ingerido con el grado de reacción.

Tratamiento y prevención

Su relación con la práctica del deporte, no da lugar a suspender esta práctica deportiva. El ejercicio físico es una actividad altamente saludable. Por lo tanto, deberemos ejercitarnos de una forma segura.

Hay que tener en cuenta que, incluso ingerir cantidades mínimas de los alimentos a los que estamos sensibilizados, pueden desencadenar esta reacción. Por ello, lo más aconsejable es limitar la ingesta de estos alimentos durante 2-4 horas antes y 2 horas después del ejercicio deportivo.

alergia-inducid-por-el-deporteAnte los primeros síntomas (picor en palmas de manos y plantas de pies), podríamos tomar un antihistamínico y suspender el entrenamiento. Sin embargo, si aparecen síntomas más graves (dificultad para respirar, lipotimia…), es imprescindible la aplicación de adrenalina inmediatamente.

Pormagdaall

La alergia y el coronavirus: Como afecta el Covid-19 a los alergicos

Desde la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica) nos ofrecen información acerca de cómo puede afectar el Covid-19 a las personas alérgicas. Os resumimos la información acerca de alergia y el coronavirus, aunque podéis consultar el artículo completo en este enlace.

La alergia y el coronavirus

Según los datos disponibles, las personas alérgicas, incluidos los niños, no tienen un mayor riesgo de contagio con Covid-19.

De igual manera, tampoco tienen un mayor riesgo de presentar una sintomatología más grave que el resto de la población. De hecho, los datos nos dicen que los niños “se infectan igual que los adultos, pero en ellos la infección pasa asintomática o con escasos síntomas en la inmensa mayoría de los casos”.

Es por todo lo anterior, que no es necesario establecer protocolos distintos de actuación para este colectivo de personas con relación al Covid-19.

Una excepción, aunque el riesgo de contagio es similar al de la población general, las personas asmáticas han de extremar las precauciones.

Sintomatología que pueden confundir

En esta época del año aparecen muchas patologías alérgicas. Este nuevo coronavirus presenta una sintomatología similar a la de algunas de ellas. Por ello, es necesario conocerlas para distinguirlas.

Covid-19. Este nuevo coronavirus puede desencadenar, en los casos más graves, una neumonía (neumonía de Wuhan). Los síntomas que presenta esta afección son: dolor de cabeza, fiebre, fatiga, tos seca y, en muchos casos, dificultad para respirar (disnea).

Resfriado. En este caso observaremos síntomas tales como congestión nasal, agüilla nasal, a veces se acompaña de estornudos y, otras veces, también con estados febriles.

Rinitis. Los síntomas en este caso son picor nasal (a veces también de ojos), estornudos repetidos, destilación nasal, congestión nasal y ausencia de fiebre (salvo se complique con sinusitis aguda). Estos síntomas remiten con la toma de antihistamínicos.

Un dato que nos hará sospechar que es alergia (sobre todo si se debe a pólenes), es que los síntomas se agravan al aire libre y remiten en sitios cerrados.

¿Qué pasa si soy asmático?

Los pacientes asmáticos son más susceptibles a padecer infecciones respiratorias, especialmente víricas. Estas infecciones producen inflamación bronquial que, en el caso de pacientes asmáticos, son mayores. Por lo tanto, provoca un mayor riesgo de crisis asmática.

El nuevo coronavirus tiene “predilección especial por los pulmones”. De ahí que de lugar a inflamaciones de las vías respiratorias. Por ello, los pacientes asmáticos sufren mayor riesgo de padecer una crisis asmática y, posiblemente, una mayor gravedad en la infección por Covid-19.

Por ello, a los pacientes asmáticos se les recomienda:

  • Seguir correctamente su tratamiento prescrito por su médico con relación a su asma
  • Extremar las medidas generales para prevenir el contagio por coronavirus:
    • Lavado frecuente de manos
    • Evitar contacto con personas con sintomas, reduciendo las relaciones interpersonales
    • Usar mascarilla y guantes en zonas de mayor riesgo

Más información en https://www.mscbs.gob.es/ . 

Obtendrás, además, respuesta a preguntas que puedan surgirte con el tema en este otro enlace.

Pormagdaall

La dieta sin huevo. Alternativas para sustituir el huevo en la cocina.

Ante la necesidad de seguir una dieta sin huevo, nos encontramos con el problema de sustituir este ingrediente en nuestras recetas. Aunque en un principio nos pueda parecer casi imposible, la realidad es que existen diversas alternativas para sustituir el huevo en nuestra cocina. No es imposible cocinar recetas que incluyen huevo sin ese ingrediente.

¿Por qué sustituir el huevo en nuestras recetas?

Podemos referirnos a diversas razones que nos lleven a seguir una dieta sin huevo y, por tanto, tener que recurrir a sustituirlo en la cocina. Hablaremos de cuestiones relativas a la salud (alergia, intolerancia o colesterol) y cuestiones éticas (veganismo)

Alergia al huevo

La alergia al huevo es muy frecuente, sobre todo en la edad infantil.

Causa síntomas cutáneos, respiratorios y digestivos. Y, por consiguiente, puede dar lugar a anafilaxia. De ahí que el tratamiento necesario sea la dieta sin huevo. sustituir-el-huevo

Intolerancia al huevo

El consumo de huevos puede dar lugar en algunas personas a reacciones de intolerancia. Este hecho puede originar síntomas tales como hinchazón, dolor de estómago, náuseas, vómitos, gases…

Normalmente estas reacciones son más frecuentes cuando se consume el huevo poco hecho.

Colesterol alto

Aunque en este caso no es imprescindible evitar totalmente el huevo, si es aconsejable disminuir su consumo.

Veganismo

Esta postura ética de máximo respeto a los derechos de los animales, produce la renuncia al consumo de huevos (junto con todo producto de origen animal o derivado de los mismos)

Cómo sustituir el huevo en nuestras recetas

El no consumir huevo puede planearnos serias dudas. Por un lado, el aspecto nutricional; por otro, cómo sustituir el huevo.

Este ingrediente tiene unas determinadas cualidades culinarias que, a veces, nos produce la sensación de que es insustituible. Sin embargo, tenemos varias soluciones para su sustitución. Contamos con otros ingredientes que, bien mezclados, nos van a ofrecer resultados parecidos en textura, sabor y apariencia.

Obtener consistencia

sustituir-el-huevoEn este caso podemos utilizar semillas de lino remojadas en agua. Obtendremos una gelatina que tiene la capacidad de amalgamar tal y como lo hace el huevo. Además, aporta jugosidad. Usar para galletas, crepes o tortitas.

La proporción para un huevo es remojar 1 cucharada de semillas de lino molidas en 3 cucharadas de agua. Se deja hasta que adquiera una textura gelatinosa.

Para ligar ingredientes

En esta situación podemos usar fruta machacada. Lo más usado es machacar medio plátano maduro (por huevo). Es útil para tartas o sustituir-el-huevobizcochos.

También podemos utilizar compota de manzana. Ofrece manos sabor que el plátano y más jugosidad. 60 gr por huevo. Opción estupenda para tartas húmedas

Otras opciones son: pasta de tomate, purés de calabaza o almidón de patata

Dar volumen

Si lo que queremos obtener es volumen en nuestras masas, se puede usar una mezcla de vinagre o zumo de limón con bicarbonato a partes iguales. La burbujas de dióxido de carbono que se liberan con esta mezcla, ayuda a leudar y a que las masas sean mas ligeras.

También podemos optar por sustituir un 25% del líquido que nos pide la receta por agua con gas.

Aportar densidad o cremosidad

sustituir-el-huevoPara esta finalidad, el tofu sedoso batido es muy útil. La proporción son 60 gr por huevo. Puede usarse para pudin, natillas, mousses o rellenos.

Otra opción sería el uso de harinas como: harinas de arrurruz, kuzu o maicena disueltas en agua caliente. Ayudan a espesar natillas u otros postres. La proporción es de 2 cucharadas de agua por 1 de harina como sustitución de 1 huevo.

Para dar brillo

Podemos utilizar la leche de soja. Basta con pintar con ella antes de hornear.

Sabor a huevo

Si pretendemos obtener aroma que recuerde al huevo, podemos utilizar la sal negra volcánica.

Sucedáneo de clara de huevosustituir-el-huevo

El alga agar agar es la mejor alternativa para esta finalidad. Mezclada con agua templada, obtenemos una gelatina transparente que se asemeja mucho a la clara de huevo. La proporción es de 3 cucharadas de agua por 1 de gelatina.

Pormagdaall

Las trazas en los alimentos: esos enemigos invisibles

Las personas alérgicas e, incluso las personas veganas, han de observar cuidadosamente los productos que consumen para evitar los “ingredientes prohibidos”. Cuando se acercan fechas en las que nos reunimos en torno a la mesa o comemos fuera, nos encontramos con un problema importante: las trazas. Esta situación plantea un serio riesgo en personas alérgicas y es un problema para los restaurantes.

Las trazas, ¿qué son?

trazasLas trazas se refieren a pequeñas cantidades de un determinado alérgeno en un producto que, en principio, no lo tiene como ingrediente.

Un alimento que “contiene o puede contener trazas”, no lleva el alergeno como ingrediente. Su aparición puede ser debida a la contaminación cruzada.

Aunque las cantidades sean muy pequeñas, pueden afectar a la salud de la persona alérgica, intolerante o celiaca. Por lo tanto, es una información importante que no hay que obviar.

No hay establecido un “umbral mínimo” que obligue a su declaración en la etiqueta, puesto que dependerá de la sensibilización de cada persona. Por ello, ante el mínimo riesgo, es preferible indicarlo como precaución.

A qué se deben

Que un producto no esté elaborado con un determinado alergeno, no garantiza al 100% que no pueda contener trazas del mismo. Esto es debido, mayoritariamente, a la contaminación cruzada.

trazasLa contaminación cruzada se produce cuando un alimento entra en contacto, directa o indirectamente, con otros. Este contacto da como resultado el intercambio de sustancia entre esos alimentos.

Excepcionalmente, su inclusión como advertencia en el etiquetaje, se puede deber al “desconocimiento exacto” del uso de “determinados ingredientes”. Es decir, cuando para la producción de un producto, se usan ingredientes ya elaborados de los que desconocemos su origen (por ejemplo, aditivos)

Cómo aparecen en el etiquetaje

Lo ideal es que sólo apareciera el lema: “contiene trazas de”, cuando no se puede garantizar al 100% su existencia o cuando se sabe con seguridad que esta se ha producido.

trazasSin embargo, normalmente solemos encontrarnos con lemas tales como: “puede contener trazas de” o “fabricado en una fábrica que también utiliza”. Dentro de un contexto tan serio en la regulación del etiquetaje de los alimentos, ofrecen la idea de que se dirige más a la seguridad de los fabricantes que a la de las personas con alergias e intolerancias. Esta ambigüedad da como resultado una mayor limitación en la elección de productos aptos.

Las trazas desde la perspectiva médica

Parece haber un consenso entre los médicos en evitar los productos que “contengan o puedan contener trazas”. Sin embargo, existen algunos médicos que aconsejan el consumo de este tipo de alimentos. Se basan en la idea de que pueden ayudar a la “desensibilización” del organismo ante ese alérgeno.

Solo el alergólogo podrá indicarnos qué hacer al respecto de las trazas

Consejos para nuestra tranquilidad

  • Recurrir a marcas especializadas o productos certificados
  • Consumir pocos productos envasados y basar nuestra alimentación en productos frescos
  • Preferir productos con etiquetas claras y con ingredientes identificables
  • Controlar la contaminación cruzada
    • Separar los alimentos “sin alergenos” de los demástrazas
    • Limpieza a la hora de cocinar
    • No utilizar los mismos utensilios de cocina para “todos los alimentos”
  • Informarse bien cuando comemos fuera y elegir sólo los restaurantes que nos den garantías
Pormagdaall

La sensibilización a los acrilatos. Dermatitis alérgica

El auge de nuevas técnicas de belleza como los esmaltes semipermanentes o las pestañas postizas, se han convertido en la primera causa de sensibilizacion a los acrilatos. El mal uso de estos productos ha favorecido la proliferación de casos de dermatitis alérgica por contacto a los acrilatos, tanto en profesionales como en usuarios.

¿Qué son los acrilatos?

Los acrilatos son materiales plásticos derivados del petróleo de bajo peso molecular (monómeros). Estas partículas se encadenan para formar moléculas de mayor tamaño (polímeros).

El peligro radica en los monómeros ya que, al ser una partícula pequeña, es capaz de penetrar en la piel y causar alergia. Ya en forma de polímero, es relativamente inofensivo.

“Los monómeros se encuentran en el esmalte líquido antes de su secado por medio de la lámpara. Una vez seco se transforman en polímeros que no tienen capacidad de sensibilizar”

acrilatos

¿Dónde podemos encontrar los acrilatos?

El uso de los acrilatos está muy extendido por su gran versatilidad. Podemos encontrarlos en pinturas, barnices, adhesivos, ámbito médico y dental, utensilios domésticos, fibras sintéticas, prótesis ortopédicas y en aplicaciones estéticas

En el ámbito estético los encontramos en el pegamento para colocar pestañas postizas y en las lacas de larga duración.

Sensibilizacion a los acrilatos

La sensibilizacion a los acrilatos puede desencadenar reacciones alérgicas por contacto a los mismos. A veces son inmediatas y otras veces pueden darse mucho tiempo después.

Estas reacciones se traducen en dermatitis: “inflamación localizada con enrojecimiento y pequeñas vesículas que causan mucho picor”. Si el contacto es continuo en el tiempo, puede dar lugar a un engrosamiento de la piel y grietas dolorosas (cronificación).

En ocasiones puede aparecer dermatitis en zonas distintas debido a la transferencia de esta sustancia por medio del aire o las manos.

Además, puede observarse otra serie de síntomas tales como: “alteraciones en las uñas, sensaciones de hormigueo, síntomas sistémicos como cefalea o problemas respiratorios (carraspeo o tos)”

El mayor problema que causa la sensibilización a los acrilatos es su capacidad de “reacciones cruzadas”. Esto significa que una sensibilización concreta a un determinado alérgeno, puede desencadenar futuras reacciones a otros productos. Por ejemplo: “la sensibilización al pegamento que se usa en las pestañas postizas, mañana puede hacer que se reaccione a pegamentos quirúrgicos, adhesivos médicos o cementos odontológicos” (usos médicos que pueden ser imprescindibles)

Toda esta sintomatología se da tanto en profesionales como en usuarios de estas técnicas.

Tratamiento

Para prevenir la sensibilización, lo fundamental es la no abusar de este tipo de productos. En cuanto las lesiones aparecen, es imprescindible evitar su uso.

Si los síntomas son leves, pueden remitir espontáneamente en pocos meses. Pero si los síntomas son moderados o graves, será preciso recurrir a corticoides tópicos.

Además, pueden aparecer complicaciones asociadas (infecciones) que también deberán ser tratadas.

Cómo evitar la sensibilizacion a los acrilatos

Profesionales

  • Utilizar medidas de protección como mascarillas, gafas y guantes acrilatosresistentes a productos químicos
  • Formación adecuada
  • Cambiar las lámparas de secado del esmalte para que se garantice su funcionamiento correcto
  • Evitar el contacto con los esmaltes en estado líquido (una vez seco no tiene capacidad de sensibilización)
  • Mantener una buena higiene en los utensilios de trabajo

Usuarios

  • Aplicar cremas protectoras que actúen como barrera
  • No tocar el esmalte antes de su completo secadoacrilatos
  • El uso de uñas semipermanentes no debería prolongarse más de 3-5 meses.
  • Mantener un descanso de al menos 1 mes para evitar el adelgazamiento de la uña y las alteraciones de su coloración.
  • Recurrir a centros especializados
Pormagdaall

La alergia al pescado. Reconoce si la padeces y cómo vivir con ella

La alergia al pescado es una reacción adversa de nuestro organismo ante la proteína del mismo con intervención del sistema inmune. Es una respuesta anómala que puede acarrear graves consecuencias. 

Síntomas de alergia al pescado

Podemos destacar:

Cutáneos. Picor, lesiones en la piel (ronchas) e hinchazón localizada.

Digestivos. Dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea…

Respiratorios. Estornudos, moqueo, rinitis, respiración entrecortada, tos seca, asma…

Las reacciones que provoca esta alergia pueden ser muy graves. A menudo pueden desencadenar en anafilaxia. En este sentido, las personas asmáticas son las que más riesgo tienen.

Es frecuente, además, que niños con dermatitis atópica y asma, empeoren con el consumo de pescado. Por ello es conveniente vigilarlos.

Se han documentado también reacciones alérgicas al realizar ejercicio físico después de comer el pescado alérgeno.

Esta alergia también puede desencadenar síntomas sin haberlo ingerido. Por un lado, por contacto provocando urticaria. Por otro lado, por inhalación de vapores, desencadenando una crisis asmática.

Diagnóstico

El alergólogo es el profesional encargado de diagnosticar una alergia al pescado. Lo hará teniendo en cuenta la historia clínica, las pruebas cutáneas y las pruebas serológicas (IgE específica). Todos estos datos determinarán el tipo de pescado al que somos alérgicos.

Tratamiento

El único tratamiento eficaz actualmente, es seguir una dieta exenta de los pescados responsables y derivados. Así como evitar el contacto o la exposición a sus vapores.

Recientemente se realizan tratamientos de desensibilización al pescado. Su finalidad es poder consumir estos alimentos sin riesgos.

Vivir con alergia al pescado

  • En un principio, no sería necesario excluir otros productos del mar como crustáceos o moluscos. Pero hay que extremar las precauciones por las posibles contaminaciones cruzadas que se puedan dar
  • Otra consideración que hay que tener en cuenta es la posibilidad de presentar reacciones ante alimentos como carnes de animales alimentados con harinas de pescado.
  • Como se ha indicado, el pescado puede aparecer formando parte de otros productos: paella, rollitos de cangrejo, pollos alimentados con harinas de pescado, productos enriquecidos con omega 3 (procedentes de aceite de pescado), bebidas alcohólicas clarificadas con colas de pescado, gelatinas, medicamentos e, incluso, colas o pegamentos. Por ello, controlar el etiquetado es imprescindible y ha de ser leído detenidamente.
  • Será necesario evitar toda posibilidad de contaminación cruzada: evitar los aceites en los que se haya cocinado pescado y limpiar bien los utensilios y recipientes que hayan estado en contacto con pescado
  • Obvia decir que, si comemos fuera de casa, las precauciones han de extremarse. Son estas ocasiones las que propician el peligro de contaminación cruzada. Es recomendable evitar los restaurantes especializados en pescados y mariscos.
  • Podemos encontrar fuentes potenciales de alérgenos en medicamentos y cosméticos (complejos vitamínicos obtenidos de hígado de bacalao).

Aspectos nutricionales

Se suele recomendar incluir más pescado que carne en nuestra dieta por la cantidad y tipo de grasa. Los pescados blancos tienen poca cantidad de grasa y la grasa del pescado azul es insaturada (beneficiosa). Por esta razón, al excluir el pescado, nuestra dieta puede verse afectada.

Sería aconsejable incluir en la dieta habitual de alérgicos al pescado, aceites de semillas (girasol, soja, maíz) y frutos secos en cantidades moderadas. Esto supliría el aporte de ácidos grasos insaturados.

Otra opción podría ser recurrir a alimentos enriquecidos con Omega 3 que no proceda del pescado.

Pormagdaall

Las picaduras de insectos: ¿pueden provocar alergia?

Durante el verano son muy frecuentes las picaduras de insectos. La población infantil es la más afectada.

Tipos de picaduras 

No todas las picaduras de insectos provocan las mismas reacciones. Sólo algunas pueden llegar a producir reacciones alérgicas alarmantes.

Las picaduras de insectos más frecuentes son los mosquitos y las más peligrosas las de los himenópteros (avispas, abejas y hormigas).

Insectos hematófagos

Se alimentan de la sangre. Hablamos de mordeduras no venenosas, más que de picaduras.

Suelen dar lugar a reacciones no alérgicas con síntomas locales tales como: inflamación local, picor y/o dolor. Para tratarlas bastaría con la aplicación de frio y pomada que calme el picor y dolor. El médico, además, podría prescribir algún antihistamínico o antiinflamatorio.

Muy rara vez pueden ocasionar una reacción alérgica a la saliva y a las sustancias anticoagulantes que inyectan.

Dentro de este grupo situaríamos a los insectos dípteros (mosquitos, moscas y tábanos)

Picaduras de himenópteros (avispas, abejas, hormigas)

Al picar, inyectan sustancias tóxicas como mecanismo de defensa.
Estas picaduras son las más peligrosas. Son la causa más frecuente de alergia a picaduras de insectos.

Por un lado, producirán reacciones locales normales (no alérgicas): enrojecimiento, hinchazón y dolor.

Por otro lado, en algunas personas pueden desencadenar una reacción sistémica. Reacción que aparecerá en unos 20-30 minutos tras la picadura. Esto es, sintomatología diversa es puntos y órganos distintos al de la picadura. Puede incluso desencadenar en anafilaxia, poniendo en serio riesgo nuestra vida.

Otros insectos

Pueden producirse reacciones de hipersensibilidad ante otros insectos tales como pulgas, orugas (procesionaria del pino) y arañas

Alergia a las picaduras de insectos

Las reacciones alérgicas a las picaduras de insectos pueden ser locales (afectan a una zona concreta) o sistémica (afecta a varios órganos vitales con riesgo de anafilaxia)

Esta alergia, como todas, se adquiere con el tiempo. Es decir, no aparecerá con la primera picadura.

Será necesario su diagnóstico en el área de alergología. Suele centrarse en abejas y avispas.

Los síntomas que podemos encontrarnos:

– Inflamación o hinchazón

– Picor y/o dolor

– Urticaria por todo el cuerpo

– Fiebre

– Lagrimeo en ojos

– Mucosidad nasal

– Dificultad para respirar o tragar

– Pitidos sibilantes en el pecho

– Mareo

– Bajada de tensión sanguínea

– Pérdida de conocimiento

Tratamiento y prevención 

Lo fundamental es evitar la picadura. Si ésta no se ha podido evitar, hay que acudir a urgencias. Es preciso llevar siempre consigo adrenalina o epinefrina autoinyectable.

En caso de picadura de abeja, es imprescindible extraer el aguijón que se habrá quedado clavado.

A largo plazo, la alergia a picaduras de abeja o avispa es la inmunoterapia o vacuna. Es muy eficaz consiguiendo tolerancia frente al veneno del insecto en un tiempo de 3-5 años.

Entre las medidas que podemos observar para prevenir las picaduras, podemos citar:

– No acercarse a panales de abejas o nidos de avispas

– Vestir con colores claros que cubran la mayor parte de nuestro cuerpo en zonas de campo

– Actuar con tranquilidad ante la presencia de estos insectos. No espantarlos con aspavientos

– Utilizar repelentes

– Evitar andar descalzos en jardines o en la piscina

– No usar perfumes o lacas

– Colocar mosquiteras en puertas y ventanas y utilizar insecticidas en casa

– No viajar en coche con las ventanillas bajadas

– Tapar bien los cubos de basura

Pormagdaall

Reacciones adversas al pescado. La alergia al pescado es una de ellas.

Las reacciones adversas al pescado tienen mucha incidencia en la población. Esto se debe a sus propias proteínas, a la cantidad de histamina que contiene y al parásito anisakis.

Tipos de reacciones adversas al pescado

a) Alergia al pescado. Se produce ante determinadas proteínas del pescado.  Involucra al sistema inmunológico en personas sensibilizadas.

b)  Intolerancia al pescado. Es una reacción sin participación de la IgE. Esa situación es menos frecuente. Los síntomas suelen ser gastrointestinales y aparecer entre 60-90 minutos tras la ingesta.

c)  Intoxicación no alérgica debido a la presencia de sustancias tóxicas. En esta situación, la reacción aparecerá en cualquier persona que ingiera una cantidad suficiente de pescado, sin necesidad de ser alérgica. Por ejemplo, intoxicaciones por pescados que acumulan un exceso de histamina o sustancias similares. Sus manifestaciones son manchas rojas y calor en la cara, diarrea, dolor de estómago, nauseas y dolor de cabeza.

reacciones-adversas-al-pescadod) Reacciones ante pescados infectados por parásitos. El caso más conocido en el anisakis. Puede dar lugar tanto a una intoxicación como a una reacción alérgica (en el caso de ser alérgico a ese parásito). La reacción sólo sucederá si el pescado está infectado, pudiendo comer pescado no infectado sin problema alguno

Una de las reacciones adversas al pescado más peligrosa: alergia

Como cualquier otra alergia alimentaria, es una reacción adversa frente a algunas proteínas del pescado que involucra al sistema inmune. Por lo tanto, hablamos de una respuesta del sistema inmunitario frente a un alimento normalmente inofensivo. Sus síntomas suelen aparecer inmediatamente (durante la primera hora) tras su ingesta.

La alergia al pescado, puede aparecer a cualquier edad. Sin embargo, la primera manifestación puede surgir en los primeros años de vida coincidiendo con la introducción del pescado en la dieta infantil (dos primeros años de vida). Incluso se ha detectado en bebés durante la lactancia materna.

En la edad infantil, es la tercera causa de alergia tras la leche y el huevo. Si aparece en esta etapa, esta alergia puede desaparecer. Si bien es cierto que, en general, suele durar más que otras e, incluso, persistir.

Si la alergia al pescado aparece durante la etapa adulta, su desaparición es prácticamente imposible. Se calcula que el pescado es responsable del 12-14% de las alergias en adultos en España.

Alérgenos causantes

La proteína principal que provoca esta alergia es la parvalbúmina. Esta proteína es específica de cada especie, pero muy similares entre sí. Esta sería la explicación para las alergias cruzadas entre distintos pescados.

Además, es una proteína termoestable. Lo cual hace que sea resistente al calor y no se destruya durante la cocción.

También podemos destacar otras proteínas no parvalbúminas que pueden desencadenar la reacción alérgica. Son proteínas muy específicas de alguna especie. Por ello, hay pacientes que pueden tolerar pescados de otras especies.

Los pescados que más alergia pueden ocasionar son el gallo, merluza, sardina y bacalao. Los que menos, emperador, cazón y atún. En general, se podría afirmar que el pescado azul tiene menos proteínas alergénicas.

A veces se pueden presentar reacciones a crustáceos o mariscos también. Sin embargo, son alergias independientes y la reactividad cruzada entre estos alimentos no está probada.

Hay que tener muy presente que el pescado lo podemos encontrar formando parte de otros alimentos. Incluso podemos encontrarlo en otro tipo de productos como medicamentos, bebidas, harinas, gelatinas…

Pormagdaall

¿Qué es la desensibilizacion? Tratamiento para alergias alimenticias

La desensibilizacion es un tratamiento que se viene usando desde hace pocos años. Se usa en alergias mediadas por IgE, no así en las no mediadas por IgE (intolerancias).

¿En qué consiste la desensibilizacion?

La desensibilizacion consiste en tomar el alimento que produce alergia en pequeñas cantidades, e ir aumentando esta cantidad lentamente. La idea es que “los anticuerpos IgE se vayan consumiendo lentamente”. De esta manera no se acumulan a niveles que pueden causar síntomas. Se persigue que el organismo “pueda manejar” una determinada cantidad del alérgeno (esta cantidad será mayor o menor y se mantendrá durante el tiempo que el especialista indique).

desensibilizacionEn definitiva, se intenta alcanzar una tolerancia a una determinada cantidad del alimento para que este se pueda introducir en la dieta. 

Este tratamiento está indicado para personas en las que la alergia no desaparece espontáneamente. Es un sistema útil en caso de alergias severas con reacciones graves.

Riesgos de la desensibilización

Es un tratamiento que no está exento de riesgos ya que consiste en la ingesta de alérgenos. Por ello es necesario consultar con el especialista, controlar las condiciones del tratamiento con rigor y realizarse en hospitales. Suele tardar varias semanas, con visitas frecuentes al médico.

Si durante el tratamiento aparecen síntomas hay que tratarlos y ralentizar el proceso. Si, a pesar de todo, los síntomas se hacen intolerables, podría ser necesario cancelar el tratamiento.

Resultados de este tratamiento

1.- Eficacia total. Cuando el paciente toma dosis completas habituales del alimento sin presentar ningún síntoma. La alergia podría desaparecer al cabo de años, incluso interrumpiendo la ingesta del alimento durante algún tiempo. Pero también puede suceder que, al interrumpir la toma continuada del alimento durante un periodo de tiempo, la alergia reaparezca.desensibilizacion

2.- Eficacia parcial. Se pueden dar dos situaciones:

  • Personas que han de tomar indefinidamente el alimento sin interrupciones. Al interrumpir esa toma regular, la tolerancia adquirida, se pierde
  • Personas que acaban tolerando una cantidad mínima. Esta situación supone una mejora en la calidad de vida pues previene los riesgos detomas accidentales” (trazas)

3.- Eficacia nula. En este caso, se suspende el tratamiento y se vuelve a la dieta estricta “sin”.

Pormagdaall

Preguntas frecuentes sobre alergias alimenticias

Damos respuestas a las preguntas frecuentes sobre alergias alimenticias con las que nos hemos encontrado en el día a día.

¿Cuáles son los alimentos que provocan alergia?

preguntas-frecuentes-sobre-alergias-alimenticiasCualquier alimento es capaz de provocar alergias alimenticias (proteínas). Pero algunos son más frecuentes: pescado, leche, frutos secos…

¿Qué personas desarrollan alergia?

Aunque existen algunas personas con más predisposición a padecer alergia (personas “atópicas”), cualquiera puede desarrollar una alergia alimenticia.

¿Existe una edad para desarrollar alergias alimenticias?

Pueden aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en la infancia o juventud. El tipo de alérgeno también influye. En edades tempranas son más frecuente las alergias a leche o huevo; en la adultez son más frecuentes la alergias a pescado, marisco, frutas…

¿Cómo se convierte alguien en alérgico ?

El mecanismo exacto no se conoce con exactitud. Sin embargo, es necesario tomar contacto con el alérgeno en más de una ocasión para que éste acabe dando síntomas. La relación con el alérgeno puede darse sin darnos cuenta: desconocimiento o reacción cruzada.

¿Cómo sospechamos que un alimento da alergia?

Podemos sospechar cuando la sintomatología:

  • Sucede al poco de tomar un alimento
  • Se presenta siempre que se toma ese alimento
  • Si los síntomas son severos o persistentes
  • No hay otra razón que la explique

¿De qué manera se estudian las alergias a alimentos?

Mediante pruebas de piel, análisis de sangre y pruebas de provocación. Con las 2 primeras pruebas se conoce si el paciente está sensibilizado, con la última sabremos si tiene síntomas tras la ingesta del alimento.

Pruebas piel o
análisis sangre
Prueba provocaciónEstado del paciente
NormalesNo causa síntomasNormal, tolerancia
AnormalNo causa síntomasSensibilización sin síntomas
NormalSí causa síntomasAlergia no mediado por IgE
(Intolerancia)
AnormalSí causa síntomasAlergia mediada por IgE

¿Es posible tener sintomatología sin ingerir el alimento desencadenante?

Sí. Puede deberse a “contaminación cruzada”, por contacto o, incluso por inhalación de vapores al cocinar.

¿Influye en la alergia la forma de cocinar?

Depende del alérgeno en cuestión. La estructura de la proteína que causa la alergia puede ser destruida con altas temperaturas en algunos casos; en otros, aumentará su capacidad alergénica.

¿A qué nos referimos con “trazas” de alimentos?

Las “trazas” son pequeños residuos de alérgeno que pueden quedar en un producto (cuando este producto no lleva como ingrediente dicho alérgeno). Se debe a la “contaminación cruzada” que se puede dar en el proceso de elaboración del producto ( instalaciones, maquinaria, polvo en el aire…).
Es prácticamente imposible garantizar al 100% la presencia de trazas (evitar productos con la leyenda: “posibles trazas”)

¿Hay vacunas para alergias alimenticias?

No. Sólo existen algunas en fase experimental.

¿Pueden desaparecer las alergias alimenticias?

Depende de varios factores:

  • Edad de aparición. Las de aparición temprana tienen más posibilidades de desaparecer.
  • Alimento que la provoca. La leche y huevo (edad infantil) son más fáciles de superar que alergias tales como: pescado, mariscos, frutos secos y algunas frutas.

En general, se puede afirmar que “cuanto más severos son los síntomas y más altos son los niveles de anticuerpos IgE, más difícil es su desaparición”

Si la alergia ha desaparecido, ¿puede volver a aparecer?

Normalmente ya no vuelve a aparecer. Hay excepciones, aunque se deban a que la desaparición de la alergia no fue tan completa como se creía.