Archivo de categoría alergia al pescado

Pormagdaall

La alergia al pescado. Reconoce si la padeces y cómo vivir con ella

La alergia al pescado es una reacción adversa de nuestro organismo ante la proteína del mismo con intervención del sistema inmune. Es una respuesta anómala que puede acarrear graves consecuencias. 

Síntomas de alergia al pescado

Podemos destacar:

Cutáneos. Picor, lesiones en la piel (ronchas) e hinchazón localizada.

Digestivos. Dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea…

Respiratorios. Estornudos, moqueo, rinitis, respiración entrecortada, tos seca, asma…

Las reacciones que provoca esta alergia pueden ser muy graves. A menudo pueden desencadenar en anafilaxia. En este sentido, las personas asmáticas son las que más riesgo tienen.

Es frecuente, además, que niños con dermatitis atópica y asma, empeoren con el consumo de pescado. Por ello es conveniente vigilarlos.

Se han documentado también reacciones alérgicas al realizar ejercicio físico después de comer el pescado alérgeno.

Esta alergia también puede desencadenar síntomas sin haberlo ingerido. Por un lado, por contacto provocando urticaria. Por otro lado, por inhalación de vapores, desencadenando una crisis asmática.

Diagnóstico

El alergólogo es el profesional encargado de diagnosticar una alergia al pescado. Lo hará teniendo en cuenta la historia clínica, las pruebas cutáneas y las pruebas serológicas (IgE específica). Todos estos datos determinarán el tipo de pescado al que somos alérgicos.

Tratamiento

El único tratamiento eficaz actualmente, es seguir una dieta exenta de los pescados responsables y derivados. Así como evitar el contacto o la exposición a sus vapores.

Recientemente se realizan tratamientos de desensibilización al pescado. Su finalidad es poder consumir estos alimentos sin riesgos.

Vivir con alergia al pescado

  • En un principio, no sería necesario excluir otros productos del mar como crustáceos o moluscos. Pero hay que extremar las precauciones por las posibles contaminaciones cruzadas que se puedan dar
  • Otra consideración que hay que tener en cuenta es la posibilidad de presentar reacciones ante alimentos como carnes de animales alimentados con harinas de pescado.
  • Como se ha indicado, el pescado puede aparecer formando parte de otros productos: paella, rollitos de cangrejo, pollos alimentados con harinas de pescado, productos enriquecidos con omega 3 (procedentes de aceite de pescado), bebidas alcohólicas clarificadas con colas de pescado, gelatinas, medicamentos e, incluso, colas o pegamentos. Por ello, controlar el etiquetado es imprescindible y ha de ser leído detenidamente.
  • Será necesario evitar toda posibilidad de contaminación cruzada: evitar los aceites en los que se haya cocinado pescado y limpiar bien los utensilios y recipientes que hayan estado en contacto con pescado
  • Obvia decir que, si comemos fuera de casa, las precauciones han de extremarse. Son estas ocasiones las que propician el peligro de contaminación cruzada. Es recomendable evitar los restaurantes especializados en pescados y mariscos.
  • Podemos encontrar fuentes potenciales de alérgenos en medicamentos y cosméticos (complejos vitamínicos obtenidos de hígado de bacalao).

Aspectos nutricionales

Se suele recomendar incluir más pescado que carne en nuestra dieta por la cantidad y tipo de grasa. Los pescados blancos tienen poca cantidad de grasa y la grasa del pescado azul es insaturada (beneficiosa). Por esta razón, al excluir el pescado, nuestra dieta puede verse afectada.

Sería aconsejable incluir en la dieta habitual de alérgicos al pescado, aceites de semillas (girasol, soja, maíz) y frutos secos en cantidades moderadas. Esto supliría el aporte de ácidos grasos insaturados.

Otra opción podría ser recurrir a alimentos enriquecidos con Omega 3 que no proceda del pescado.

Pormagdaall

Reacciones adversas al pescado. La alergia al pescado es una de ellas.

Las reacciones adversas al pescado tienen mucha incidencia en la población. Esto se debe a sus propias proteínas, a la cantidad de histamina que contiene y al parásito anisakis.

Tipos de reacciones adversas al pescado

a) Alergia al pescado. Se produce ante determinadas proteínas del pescado.  Involucra al sistema inmunológico en personas sensibilizadas.

b)  Intolerancia al pescado. Es una reacción sin participación de la IgE. Esa situación es menos frecuente. Los síntomas suelen ser gastrointestinales y aparecer entre 60-90 minutos tras la ingesta.

c)  Intoxicación no alérgica debido a la presencia de sustancias tóxicas. En esta situación, la reacción aparecerá en cualquier persona que ingiera una cantidad suficiente de pescado, sin necesidad de ser alérgica. Por ejemplo, intoxicaciones por pescados que acumulan un exceso de histamina o sustancias similares. Sus manifestaciones son manchas rojas y calor en la cara, diarrea, dolor de estómago, nauseas y dolor de cabeza.

reacciones-adversas-al-pescadod) Reacciones ante pescados infectados por parásitos. El caso más conocido en el anisakis. Puede dar lugar tanto a una intoxicación como a una reacción alérgica (en el caso de ser alérgico a ese parásito). La reacción sólo sucederá si el pescado está infectado, pudiendo comer pescado no infectado sin problema alguno

Una de las reacciones adversas al pescado más peligrosa: alergia

Como cualquier otra alergia alimentaria, es una reacción adversa frente a algunas proteínas del pescado que involucra al sistema inmune. Por lo tanto, hablamos de una respuesta del sistema inmunitario frente a un alimento normalmente inofensivo. Sus síntomas suelen aparecer inmediatamente (durante la primera hora) tras su ingesta.

La alergia al pescado, puede aparecer a cualquier edad. Sin embargo, la primera manifestación puede surgir en los primeros años de vida coincidiendo con la introducción del pescado en la dieta infantil (dos primeros años de vida). Incluso se ha detectado en bebés durante la lactancia materna.

En la edad infantil, es la tercera causa de alergia tras la leche y el huevo. Si aparece en esta etapa, esta alergia puede desaparecer. Si bien es cierto que, en general, suele durar más que otras e, incluso, persistir.

Si la alergia al pescado aparece durante la etapa adulta, su desaparición es prácticamente imposible. Se calcula que el pescado es responsable del 12-14% de las alergias en adultos en España.

Alérgenos causantes

La proteína principal que provoca esta alergia es la parvalbúmina. Esta proteína es específica de cada especie, pero muy similares entre sí. Esta sería la explicación para las alergias cruzadas entre distintos pescados.

Además, es una proteína termoestable. Lo cual hace que sea resistente al calor y no se destruya durante la cocción.

También podemos destacar otras proteínas no parvalbúminas que pueden desencadenar la reacción alérgica. Son proteínas muy específicas de alguna especie. Por ello, hay pacientes que pueden tolerar pescados de otras especies.

Los pescados que más alergia pueden ocasionar son el gallo, merluza, sardina y bacalao. Los que menos, emperador, cazón y atún. En general, se podría afirmar que el pescado azul tiene menos proteínas alergénicas.

A veces se pueden presentar reacciones a crustáceos o mariscos también. Sin embargo, son alergias independientes y la reactividad cruzada entre estos alimentos no está probada.

Hay que tener muy presente que el pescado lo podemos encontrar formando parte de otros alimentos. Incluso podemos encontrarlo en otro tipo de productos como medicamentos, bebidas, harinas, gelatinas…