Archivo de categoría COSMETICA NATURAL

Pormagdaall

Elegir protector solar. ¿Protector con filtro físico o químico?

La finalidad de un protector solar es prevenir las quemaduras solares y, así, reducir la probabilidad de desarrollar cáncer de piel. Sin embargo, no existe el protector solar con efectividad del 100%. A la hora de elegir protector solar, hay que tener en cuenta varios aspectos: tipo de piel, factor de protección y elegir entre filtros físicos o filtros químicos.

Diferencias entre filtros químicos y físicos

Filtros químicos

elegir protector solarEste tipo de filtros actúan captando la energía del sol y transformándola en otro tipo de energía no nociva para la piel

Cosméticamente son muy agradables (se extienden muy bien sin dejar residuos). Pero su inconveniente es que suelen encontrarse en forma de nanoparticulas fácilmente absorbibles por la piel. Esta fácil absorción de gran cantidad de químicos, puede dar lugar a alergias.

En este tipo de protectores podemos encontrar sustancias «sospechosas» (disruptores endocrinos) que deberían ser evitados. Entre ellas podemos citar: Methyl-benzylidene camphor (4-MBC), benzophenone-3 (Bp-·), oxibenzone, octyl-dimethyñ-PABA (OC-PABA), diethyl phthalate homosalate (HMS), ocryl-methoxycinnamate (OMC)…

Filtros físicos

elegir protector solarTambién conocidos como pantallas minerales. Actúan reflejando la radiación solar. De esta manera evitan que la radiación penetre en la piel y produzca enrojecimiento, quemaduras…

Los minerales más usados para conseguir hacer pantalla son: óxido de zinc y dióxido de titanio.

Entre sus ventajas:

  • Su protección es inmediata. Al permanecer en la superficie, crean una barrera «antiradiación» nada más ser aplicados
  • Ofrecen una protección segura. No penetran en la piel por lo que no hay posibilidad de absorber sustancias tóxicas. Por ello, son ideales para pieles sensibles, reactivas y la piel de los más pequeños.
  • La protección es estable. Su acción es reflejar y no absorber los rayos solares. Debido a esto, la protección no se degrada y se mantiene estable.

Su gran desventaja es su apariencia. Son texturas espesan que dejan una capa blanquecina en la piel. Actualmente se pueden encontrar en forma de nanopartículas para paliar este inconveniente. En este caso puede ser absorbido en parte por la piel.

Cómo elegir protector solar

Nuestra piel absorbe muchas sustancias tóxicas que van a parar al torrente sanguíneo. Esta es la principal razón por la que nos decantamos por los protectores solares con filtros físicos. Además, sería interesante que cumplieran otra serie de requisitos:elegir protector solar

  • Que bloquee los rayos UVA y los UVB
  • Protección solar natural mineral con óxido de zinc.
  • Sin ingredientes tóxicos ni nanopartículas.
  • Preferible en forma de loción o crema (no aerosol)
  • Fácil aplicación en la piel
  • Con aceites vegetales naturales
  • A poder ser, con certificación orgánica
Pormagdaall

Alergia al huevo y dermatitis atopica. ¿Existe alguna relación?

A veces se han relacionado la alergia al huevo y dermatitis atopica. ¿Hay relación? ¿La dermatitis es un síntoma?

Los síntomas de alergia al huevo aparecen a los pocos minutos de ingerir huevo (antes de 30-60 minutos). Ocasionalmente, aparecen tras varias horas. Pueden variar según la persona y oscilar en gravedad.

Síntomas de alergia al huevoalergia al huevo y dermatitis atopica

– En la piel podemos observar: urticaria, eccema, enrojecimiento y/o hinchazón.

– Los síntomas digestivos que se pueden presentar: dolor de estómago, dolor de vientre, náuseas, diarrea, vómitos y/o picor alrededor de la boca.

– En el sistema respiratorio: moqueo, resuello, respiración sibilante («pitos») y/o dificultad para respirar.

– Pueden darse síntomas cardiovasculares: frecuencia cardíaca acelerada, bajada de tensión arterial

En ciertos casos, nos podemos encontrar con reacciones alérgicas muy graves: anafilaxia. En este caso es imprescindible recurrir a la adrenalina (o epinefrina) administrada en forma de inyección. Tras lo cual, los más indicado es acudir al servicio médico para controlar la evolución.

¿Cómo se estudia la alergia al huevo?

Si se presenta alguno de estos síntomas ante la ingesta de huevo, es necesario tener un diagnóstico claro. Para ello, es preciso acudir al alergólogo. Será este profesional el que, mediante una serie de pruebas, determinará si se es o no alérgico al huevo. Las pruebas no difieren de las que se llevan a cabo en otro tipo de alergia alimenticia: pruebas de piel, análisis de sangre y pruebas de exposición (tolerancia y provocación).

Alergia al huevo y dermatitis atopica

La relación entre alergia al huevo y dermatitis atopica es muy variable:alergia al huevo y dermatitis atopica

  1. En algunos pacientes, la alergia al huevo es la responsable de la dermatitis. Al suprimir el huevo de la dieta, la dermatitis desaparece.
  2. En otros casos, la alergia al huevo sólo es responsable en parte de la dermatitis. Existen otros factores aunque no estén identificados. Si se retira el huevo de la dieta, la dermatitis mejora, pero no desaparece por completo.
  3. Existen casos en que ambas situaciones son independientes. Suprimir el huevo no influye en el estado de la dermatitis.
  4. Y, por último, puede existir dermatitis atópica en personas no alérgicas al huevo, pero que, al suprimir la ingesta de huevo, se mejora. Podíamos estar ante una alergia al huevo no mediada por IgE (intolerancia al huevo).

Pormagdaall

Cancer de piel. Cómo evitar que el sol se convierta en un riesgo

El cancer que con más rapidez está aumentando en todos los grupos de edad es el cancer de piel.

El sol nos ofrece beneficios para nuestra salud. Nos aporta vitamina D que es necesaria para mantenernos saludables y mejora nuestro estado de ánimo. Hay que tener en cuenta que, con una exposición de 15 minutos al día, es suficiente para recibir la cantidad diaria recomendada de vitamina D.

Con exposiciones largas, el sol puede hacernos daño a corto y largo plazo. A corto plazo, podemos arriesgarnos a sufrir quemaduras, fotodermatitis, manchas, fotoinmunosupresión (herpes labialis) o fotosensibilidad. A largo plazo, el exceso de sol se va registrando en la piel y acelera el envejecimiento de la piel y puede provocar cáncer.

Los responsables de todo esto son los rayos ultravioletas (UV):

  • UVB. Afectan a la epidermis. Son los que estimulan el bronceado y los responsables de quemaduras y daños cutáneos. Son especialmente dañinos al mediodía.
  • UVA. Esta radiación es la más peligrosa. Presente todos los días, incluso en días nublados. Penetran en la dermis (capa profundad de la piel). Son los responsables de los daños a largo plazo.

Por todo ello, es imprescindible tomar precauciones:

  • fotoprotección
  • exploración de lunares
  • visita al dermatólogo ante cualquier signo sospechoso

Si lo que queremos es lucir un aspecto bronceado, hay una gran variedad de bronceadores sin sol (cremas autobronceadoras, aerosoles o pastillas). Siempre con cuidado para no presentar un color anaranjado en nuestra piel.

Prevención del cancer de piel

cancer de piel

  • No exponerse al sol sin fotoprotección. Si vamos a pasar tiempo al sol, debemos usar protector solar, ropa protectora, gafas de sol y gorra. Elegir un protector que proteja tanto de los UVB como de los UVA. Los más recomendables son los que utilizan filtros físicos, pues no son absorbidos por la piel. Actúan reflejando la luz ultravioleta. Muy recomendables para las personas que reaccionan ante agentes químicos o pieles muy sensibles.
  • Evitar el sol en las horas centrales del día (12:00 a 17:00 h.). Si no fuera posible, tener muy en cuenta la anterior recomendación.
  • No exponer al sol a menores de 3 años. Su piel es muy sensible y delicada. Su sistema defensivo se está formando.
  • Autoexaminar lunares o manchas. Comprobar si aparecen nuevos o si cambian de tamaño, color o forma.
  • Tener cuidado con algunos medicamentos y cremas que pueden ser fotosensibles.
  • Prescindir de las cabinas de bronceado de rayos UVA.
Pormagdaall

Cosmeticos naturales, ¿sabes reconocerlos?

Antes de precisar como reconocer cosmeticos naturales, ¿sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de cosméticos?

Un cosmético es aquel producto cuya aplicación es superficial sobre alguna parte del cuerpo y cuya finalidad es mejorar el aspecto

La función, por tanto, de un cosmético es puramente estética (no curativa) y el uso de un cosmético, es externo.

La naturaleza pone a nuestra disposición una ingente cantidad de productos para elaborar cosméticos. Cuando la base de los cosméticos son los vegetales, podemos estar hablando de cosmeticos naturales.

¿Qué tenemos que mirar para reconocer cosmeticos naturales?

Actualmente hay un exceso en el uso del término «natural». Para estar seguros de que un cosmético realmente contiene ingredientes naturales, es imprescindible leer su INCI (nombre internacional de los ingredientes cosméticos). Debemos saber que el listado de ingredientes van ordenados de mayor a menos cantidad. Por ejemplo, si destaca la presencia de «aceite de oliva» y este ingrediente aparece de los últimos en el listado, realmente la presencia de dicho ingrediente es inapreciable.

Contamos con una serie de organismos, en distintos países, que pueden certificar si un cosmético es natural (incluso si es ecológico). Entre ellos podemos citar: Soil Association en Inglaterra, BDIH en Alemania o Ecocert en Francia. Según el organismo se establecen una serie de principios a cumplir por los cosméticos naturales

Principios que han de cumplir los cosméticos para ser «naturales»cosmeticos naturales

  • Un porcentaje mínimo (90%) de los ingredientes han de ser de origen natural.
  • Las materia primas de origen vegetal tienen que ser auténticas, no proceder de especies protegidas y no causar daños ecológicos en su extracción y transporte.
  • No testadas sobre animales. No se usan sustancias animales que provengan de animales muertos.
  • Ausencia de componentes químicos. Ni ingredientes que impliquen el uso de tecnologías como nanotecnología, irradiación u organismos modificados genéticamente (OGM).
  • No se usan sustancias que puedan provocar reacciones alérgicas e irritantes; que causen alteraciones hormonales; o sobre las que se sospeche que pueden ser cancerígenas. Por lo tanto, no se usan derivados del petróleo tales como parafinas, siliconas o aromas.
  • No tienen fragancias ni aromas artificiales, colorantes ni conservantes sintéticos. Se permite el uso de conservantes naturales o réplicas de laboratorio (siempre que sean igual al natural).
  • En cuanto a su proceso de fabricación, ha de ser respetuoso con el medio ambiente (incluyendo los residuos que generan). Uso de envasado y embalaje respetuoso; esto es, reciclados y/o reciclables.
  • Se permite el uso de pequeñas cantidades de tensioactivos y emulsionantes.
  • Por obligación, en el envase ha de aparecer toda la información sobre los ingredientes de su formulación.

Debido a todos estos aspectos, son productos cuya apariencia, color u olor, son muy distintos a los que estamos acostumbrados de la cosmética convencional.