Archivo de etiquetas alergias alimenticias

Pormagdaall

¿Alergia o intolerancia a la leche? Conoce las diferencias

Aunque ya hablamos de la diferencia entre alergia e intolerancia alimenticia, nos encontramos este dilema muy frecuentemente con el tema de la leche. Se siguen confundiendo y entremezclando ambos conceptos: alergia o intolerancia a la leche.

Si bien es verdad que es un alimento con múltiples beneficios para la salud, no es imprescindible (muchos otros alimentos pueden aportarnos nutrientes similares). Lo cierto es que no es nada raro oír: «la leche no me sienta bien«. Pero hay que saber distinguir perfectamente el porqué: ¿no tolero la lactosa o soy alérgico a la proteína de la leche?

Diferencias entre alergia o intolerancia a la leche

Alergia a la lechealergia o intolerancia a la leche

Cuando la leche nos sienta mal porque somos alérgicos, la culpable es la o las proteínas de la leche de vaca (por extensión la de otras especies también: cabra, oveja).

El responsable es el sistema inmunitario que, al detectar como «extraña» esta proteína, reacciona de una manera exagerada provocando lo que conocemos como «reacción alérgica«.

Esta reacción da lugar a una serie de síntomas de manera casi inmediata, que pueden ir desde leves (picores, hinchazón, vómitos), hasta muy graves (anafilaxia). Los síntomas no se centran en el sistema digestivo y pueden afectar a otros sistemas como el respiratorio o la piel.

Su diagnóstico se hace en el servicio de alergología. Tras el diagnóstico, el tratamiento es evitar el consumo de leche y productos lácteos.

Intolerancia a la lactosa

alergia o intolerancia a la lecheSi la leche nos causa problemas por ser intolerantes a la lactosa, la cosa es distinta. Aquí ya no interviene el sistema inmune y el problema está a nivel del sistema digestivo.

La causa es la lactasa. Es una enzima producida en el intestino delgado cuya misión es procesar la lactosa (azúcar de la leche). Al haber un déficit de lactasa, la lactosa pasa al intestino grueso sin procesar. Esa situación provoca una serie de síntomas como hinchazón abdominal, dolores, cansancio, diarrea y flautulencia (síntomas a nivel deigestivo casi exclusivamente).

Existen pruebas para su diagnóstico, pero no es necesario acudir al alergólogo. Sus síntomas son más molestos que graves.

Gracias a la existencia de muchos productos deslactosados («sin lactosa»), no es necesario prescindir totalmente de la leche y sus derivados en la dieta. Incluso, si la intolerancia es leve, se pueden tolerar pequeñas cantidades de lactosa.

Pormagdaall

Alergia al huevo y vacunas. Analizamos la relación que existe

Hemos oído hablar de una relación entre la alergia al huevo y vacunas. Lo cierto es que, si somos alérgicos al huevo, hemos de seguir una serie de recomendaciones en cuanto a determinadas vacunas y determinados medicamentos.

Alergia al huevo y vacunas: precauciones

Vacuna triple vírica

Esta vacuna se incluye en el calendario de vacunas con una primera dosis a los 15 meses y otra entre 4-6 años.

La vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubeola), está fabricada en células de embrión. En este sentido, podría contener algún resto de proteínas de huevo.

Su aplicación se hará en el Centro de Salud en dosis única. Se mantendrá al paciente en observación durante 60 minutos. En el caso de que el paciente haya sufrido anafilaxia tras la ingesta de huevo en alguna ocasión, lo adecuado sería derivar al hospital para su administración.

Sólo está contraindicada cuando se haya sufrido una reacción anafiláctica severa a algún componente de la vacuna o a una dosis previa de la misma.

Hace unos años, se utilizaba una vacuna alternativa (Triviratén®). Ésta se fabricaba de forma distinta y sin restos de proteína de huevo. Se aplicaba a niños alérgicos al huevo. Ya no se suministra pues no ofrecía una buena protección frente a las paperas.

huevo y vacunasVacuna antigripal

Esta vacuna se cultiva en huevos de gallina, por lo que puede contener una cantidad reducida de proteínas de huevo. Si se es alérgico al huevo, hay que consultar con el médico.

Su administración se hará en el Centro de Salud. La vacuna ha de garantizar que la cantidad de proteína de huevo es <1,2 gramos por mililitro de vacuna. Se administra en dos dosis. Tras la primera dosis, se mantiene al paciente en observación durante 30 minutos. Si no presenta síntomas, se procede a la segunda dosis, tras la que se respetará un período de observación de 1 hora. En caso de reacción, se remitirá al hospital.

Está contraindicada en personas que hayan presentado una reacción anafiláctica severa ante la ingesta de huevo o con dosis previas de la vacuna.

Vacuna contra la fiebre amarilla

Es una vacuna que se administra si se va a viajar a zonas tropicales.

Puede causar reacciones a personas con alergia al huevo. Por ello, está contraindicada en esta alergia alimenticia.

Si es imprescindible su administración, se remitirá a un centro hospitalario para valoración.

Otras vacunas

Hay vacunas que contienen proteínas de huevo: algunas antirrábicas o de hepatitis A. En estas situaciones, existen alternativas «sin proteína de huevo«.

Si eres alérgico al huevo, has de optar por estas «vacunas alternativas«.huevo y vacunas

Medicamentos

Determinadas pastillas o medicamentos para infecciones de garganta, contienen lisozima; no estaría mal evitarlas. Pero siempre tras consultar al médico.

El anestésico propofol, también puede contener trazas de huevo. En caso de requerir anestesia con este producto, hay que comunicarlo al anestesista.

En cualquier caso, debemos comunicar al médico que somos alérgicos al huevo SIEMPRE.

Pormagdaall

Sin frutos secos. Consejos para vivir con alergia a frutos secos

Cuando se padece una alergia a frutos secos, es necesario seguir una dieta sin frutos secos. Nos referimos a los frutos secos como tal, a los productos que los contengan como ingredientes, a las posibles trazas de los mismos y a las precauciones para evitar la contaminación cruzada.

Y, volvemos a insistir, es imprescindible una lectura atenta de las etiquetas de los productos que se vayan a consumir.sin frutos secos

Consejos para una correcta dieta sin frutos secos

  • Los frutos secos pertenecen a familias botánicas diferentes, por lo tanto algunos pueden ser tolerados. Estos que son tolerados, se recomiendan comerlos con cáscara. De esta manera evitamos la contaminación cruzada en el proceso de «pelado«.
  • Cuando en una etiqueta veamos «frutos secos«, sin especificar cuál es, la mejor opción es evitar el producto.
  • Especial cuidado con denominaciones tales como: emulsified o emulsionado o satay (salsa de cacahuetes). Estos términos pueden indicar que están espesados con cacahuete*. Este tipo de salsa es muy frecuente en restaurantes asiáticos, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de comer en este tipo de restaurantes. *(Debemos tener en cuenta que el cacahuete, aunque no es un fruto seco, se le suele incluir como tal. De hecho es un alérgeno que se trata de manera independiente)
  • Se pueden encontrar también los frutos secos en productos de repostería y panadería.
  • Extremar las precauciones a la hora de comer fuera de casa o en restaurantes tipo «buffet» (los cubiertos usados para servirnos pueden provocar contaminación cruzada).sin frutos secos
  • Cada vez existen más cantidad de salsas a las que se añaden frutos secos: barbacoa, pesto, inglesa…
  • Es importante atender también a las frases de advertencia tales como: «puede contener trazas«, «fabricado en una fábrica que…» No son obligatorias de poner, pero nos pueden indicar una posible contaminación o un deficiente control de alérgenos que tenemos que tener en cuenta.
  • No podemos tampoco olvidar prestar la misma atención a productos de cosmética o higiene personal. Si incluyen frutos secos como ingredientes, se pueden desencadenar también algún tipo de reacción por contacto.
  • En un principio, el aceite de girasol no produce alergias ya que es un lípido o grasa. Sin embargo, en casos de extrema sensibilización, sería conveniente evitarlo. Esto se debe a posibles trazas de proteínas en el mismo.
  • Eliminar las mantequillas de frutos secos. Éstas se consiguen triturando los frutos secos completos (con todas las proteínas).
Pormagdaall

Dieta sin leche. ¿Cómo convivir con la alergia a la leche?

La alergia a la leche suele desaparecer durante la infancia, sólo pocos casos se mantienen en edad adulta. Prevenir las reacciones alérgicas supone seguir una dieta sin leche.

¿En qué consiste una dieta sin leche?sin leche

Cuando se padece alergia a la leche, la dieta exenta de leche y sus derivados es el único tratamiento efectivo. Esta tarea puede resultar algo complicado ya que, actualmente, existen muchos productos con leche o fabricados con ella y/o derivados de la misma. De ahí que recomendemos una lectura detenida de las etiquetas de los productos a consumir.

Al leer una etiqueta, debemos comprobar que la leche no solo sea un ingrediente del productos, si no que, además, no aparezca como «ingrediente oculto«. He aquí algunos términos que nos avisan de su presencia:

  • Caseína, caseína cálcica, hidrolizado de caseína, caseinato de magnesio, caseína potásica, caseína cuajada o cuajo de caseína, caseína sódica.
  • Derivado de la leche: queso, yogur, pudin, crema de leche cuajada, requesón…
  • Mantequilla, extracto de mantequilla, grasa de mantequilla, sabor artificial de mantequilla…
  • Margarinas, cremas para el café
  • Suero, hidrolizado de suero
  • Lactoalbúmina, fosfato de lactoalbúmina, lactoglobulina, lactosa…

La dieta sin leche tiene como fin prevenir las reacciones alérgicas. Sin embargo, a veces la prevención puede fallar. En el caso de sufrir una reacción grave es imprescindible contar con un inyectable de adrenalina (o epinefrina) para ser utilizado.

Consejos para una correcta dieta sin lechesin leche

  • Se puede pensar que eliminar la leche de la dieta puede suponer la eliminación de una fuente de calcio importante. Sin embargo, existen otros muchos alimentos ricos en calcio o productos enriquecidos con calcio que pueden sustituir esa fuente de calcio.
  • El prescindir de productos lácteos puede dar lugar a pérdida de peso y malnutrición (deficiencia en calcio y vitamina D). Para evitar esta situación hay alternativas que podemos incluir en nuestra dieta: pescado, marisco, col, espinacas, frutos secos…
  • Se puede sustituir la leche por bebidas vegetales (arroz, soja…). NO por otro tipo de leche (cabra, oveja), ya que sus proteínas son muy similares.
  • Una buena opción son los productos veganos que carecen de ingredientes animales (leche, huevo…).
  • Hoy en día existen una gran variedad de sustitutos lácteos vegetales para poder ser utilizados: bebidas vegetales, margarinas vegetales…
  • Precaución con la contaminación cruzada. Por ejemplo en fritos, rebozados, cubiertos…
  • Especial atención a la hora de comer fuera de casa.

Pormagdaall

Dieta sin huevo: aspectos importantes que debes tener en cuenta

El hecho de ser alérgico al huevo conlleva seguir una dieta sin huevo. ¿Cómo se trata esta alergia?¿Qué caracteriza la dieta sin huevo?¿Qué términos me indican que un producto puede llevar huevo en una etiqueta?

sin huevoTratamiento de la alergia al huevo

Actualmente, el único tratamiento preventivo para las reacciones ante la ingesta de huevo, es seguir una dieta sin huevo (exenta de huevos y derivados de los mismos).

Si, a pesar de seguir la dieta sin huevo, se presentase alguna reacción, lo fundamental es tratar los síntomas. Utilizaremos antihistamínicos , broncodilatadores y adrenalina (en caso de anafilaxia).

En los últimos años, en la alergia al huevo, se está comenzando a utilizar la desensibilización.

Dieta sin huevo

El huevo se presenta en multitud de productos: productos de pastelería, pan, pastas, fiambres, patés, helados, salsas… Incluso en algunos cereales de desayuno, cafés cremosos y vinos o cervezas aclarados con clara de huevo.

Una dieta exenta de huevo supone evitar la ingesta del mismo en cualquiera de sus formas:

  • Como ingrediente
  • En pequeñas cantidades no declaradas (actuando como elemento secundario: emulsionante, clarificador…)
  • Como consecuencia de una contaminación cruzada: menaje de cocina, aceite de freír…

Precauciones en una dieta sin huevo

Es preciso leer bien las etiquetas de los productos y reconocer los distintos términos bajo los que pueda aparecer:

  • Huevo deshidratado; huevo granulado; huevo en polvo, huevo enterosin huevo
  • Clara de huevo; clara en polvo o granulada
  • Yema de huevo
  • Albúmina
  • Coagulante
  • Emulsuficante
  • Globulina
  • Lecitina o E-322 (si no especifica de donde procede)
  • Livetina
  • Lisozima
  • Ovalbúmina
  • Ovoglobulina
  • Ovomucina
  • Ovomucoide
  • Ovotrasferrina
  • Ovovitelina
  • Albuminato de sílice
  • Simplesse (producto que se utiliza como sustituto de la grasa, preparado a partir de la clara de huevo)
  • Vitelina
  • E-161b (luteína, pigmento amarillo)

sin huevo¡Presta atención a jabones y medicamentos también!

Es preciso leer las etiquetas de los productos cosméticos (jabones, geles, champús) y de los medicamentos para evitar sustos innecesarios

Pormagdaall

La alergia a frutas y verduras. Alergenos en la naturaleza

A pesar de ser productos naturales, las frutas y verduras también producen reacciones alérgicas. La alergia a frutas y verduras son reacciones adversas a las proteínas de las mismas con intervención del sistema inmune.

Estas proteínas son resistentes al cocinado o procesado. De ahí que podemos tener síntomas al ingerir productos que las contengan: yogures, zumos, mermeladas…

Podemos encontrar frutas y verduras ocultas en alimentos tales como:alergia a frutas y verduras

  • Aromas (medicinas, chucherías, pasta de dientes…)
  • Yogures y algunos postres
  • Zumos
  • Macedonias
  • Potitos
  • Cereales, chocolates, tartas, helados, gelatinas (con frutas)
  • Frutas escarchadas
  • Frutas desecadas (orejones)

Sintomatología de alergia a frutas y verduras

Los síntomas suelen aparecer de manera inmediata, en el transcurso de la primera hora tras su ingesta.

Los síntomas más frecuentes son los orofaríngeos:

  • Picor en la boca
  • Ronquera
  • Edema en labios, lengua…

Sin embargo, no se puede descartar que se puedan desarrollas reacciones más graves, incluso anafilaxia. En estos casos extremos es necesario utilizar el inyector de adrenalina.

Alérgenos

El mayor porcentajes de reacciones alérgicas son producidas por las frutas rosáceas (manzanas, albaricoque, nectareina, fresa…).

En cuanto a las frutas y verduras que más alergias provocan, podemos citar: melocotón, kiwi, fresa, melón, tomate, plátano, aguacate, manzana, cereza, uva, albaricoque, pera, higo y papaya.

Tratamientos y consejos a tener en cuenta

alergia a frutas y verdurasUna vez que se ha diagnosticado la alergia a frutas y verduras, como en cualquier otra alergia alimenticia, lo más indicado para la prevención es evitar incluir en nuestra dieta dichos elementos.

Podemos seguir una serie de consejos tales como:

– Pelar la fruta. Algunos alérgenos se encuentran en la piel de frutas y verduras.

– Tener en cuenta las reacciones cruzadas (con otras frutas y verduras, polen, latex)

– Algunas vacunas para alergias a determinados pólenes pueden mejorar la alergia a determinadas frutas

– Ya existe la primera vacuna sublingual para la alergia al melocotón

Pormagdaall

¿Enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten o alergia al trigo?

Los problemas con el gluten nos crean algunas dudas con respecto a algunas patologías. ¿Qué me pasa? ¿Padezco enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten o alergia al trigo? Conoce las diferencias.

Enfermedad celiaca (EC)

La enfermedad celiaca es una «enfermedad sistémica autoinmune crónica provocada por el gluten y prolaminas relacionadas, en individuos susceptibles«

enferemdad celiaca o sensibilidad al gluten o alergia al trigoSu predisposición es genética. De ahí que la tasa de padecerla entre familiares sea más alta.

El gluten causa daño en las vellosidades intestinales del intestino delgado. Este daño provoca una mala absorción de nutrientes que da lugar a síntomas diversos no sólo en el sistema digestivo, si no en otros sistemas del organismo.

Entre estos síntomas: diarrea, estreñimiento, calambres, dolor de huesos o articulaciones, anemia, retraso en el crecimiento, migrañas, infertilidad… Una de las manifestaciones cutáneas más específica es la dermatitis herpertiforme (erupción en la piel).

Para su diagnóstico son necesarios análisis sanguíneos, seguidos por una biopsia del intestino delgado.

Actualmente, el único tratamiento en mantener una dieta libre de gluten de por vida.

Sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC)

En ciertas personas se dan reacciones adversas ante la ingesta de gluten. Sin embargo, las pruebas descartan que sean celiacas.

Las reacciones pueden comenzar hasta 48 horas después de la ingestión de gluten y pueden durar mucho tiempo.

Esta alteración no está bien definida. Es una reacción que no involucra al sistema inmune, ni tampoco es una reacción autoinmune como la EC. Tampoco existen pruebas para identificarla.

Según algunos estudios, se estima que puede afectar entre un 2% y 6% de la población.enfermeda celiaca o sensibilidad al gluten o alergia al trigo

Sus síntomas son muy similares a los de la EC: calambres, diarrea, estreñimiento, migrañas, fatiga, dolor de huesos y articulaciones… A menudo, predominan los síntomas no grastrointestinales. No existe ninguna indicación de que cause el mismo tipo de daño al intestino como la EC.

No existen pruebas específicas para su diagnóstico. Por tanto, su diagnóstico se hace excluyendo otras posibles causas de los síntomas (como descartando Ec o alergia al trigo). Tras descartar otras enfermedades, se establece una dieta exenta de gluten. Si se produce mejoría, se diagnostica SGNC.

El tratamiento, al igual que en la EC, es una dieta exenta de gluten. Sin embargo, algunos pacientes pueden tolerar una dieta baja en gluten.

Alergia al trigo

En este caso estamos frente a una reacción que involucra al sistema inmune (mediada por IgE). La reacción se produce ante cualquiera de las proteínas existentes en el trigo.

enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten o alergia al trigoEsta reacción es inmediata. Puede incluir una gran variedad de síntomas, desde leves a muy graves: comezón, urticaria, nausea, dolor abdominal, hinchazón de labios y lengua, problemas para respirar o anafilaxia (este último con gran riesgo para la persona).

Su diagnóstico, como en cualquier otra alergia, se lleva a cabo mediante pruebas de RAST o de punción en la piel en el servicio de alergología.

El tratamiento es la eliminación de la dieta de todas las formas de trigo. Se podría incluir en la dieta gluten, siempre y cuando éste no proceda del trigo.

Como en muchas alergias, los niños pueden superarlas durante la infancia. Sin embargo, si aparece en edad adulta suele ser permanente.

Pormagdaall

Alergia al huevo y dermatitis atopica. ¿Existe alguna relación?

A veces se han relacionado la alergia al huevo y dermatitis atopica. ¿Hay relación? ¿La dermatitis es un síntoma?

Los síntomas de alergia al huevo aparecen a los pocos minutos de ingerir huevo (antes de 30-60 minutos). Ocasionalmente, aparecen tras varias horas. Pueden variar según la persona y oscilar en gravedad.

Síntomas de alergia al huevoalergia al huevo y dermatitis atopica

– En la piel podemos observar: urticaria, eccema, enrojecimiento y/o hinchazón.

– Los síntomas digestivos que se pueden presentar: dolor de estómago, dolor de vientre, náuseas, diarrea, vómitos y/o picor alrededor de la boca.

– En el sistema respiratorio: moqueo, resuello, respiración sibilante («pitos») y/o dificultad para respirar.

– Pueden darse síntomas cardiovasculares: frecuencia cardíaca acelerada, bajada de tensión arterial

En ciertos casos, nos podemos encontrar con reacciones alérgicas muy graves: anafilaxia. En este caso es imprescindible recurrir a la adrenalina (o epinefrina) administrada en forma de inyección. Tras lo cual, los más indicado es acudir al servicio médico para controlar la evolución.

¿Cómo se estudia la alergia al huevo?

Si se presenta alguno de estos síntomas ante la ingesta de huevo, es necesario tener un diagnóstico claro. Para ello, es preciso acudir al alergólogo. Será este profesional el que, mediante una serie de pruebas, determinará si se es o no alérgico al huevo. Las pruebas no difieren de las que se llevan a cabo en otro tipo de alergia alimenticia: pruebas de piel, análisis de sangre y pruebas de exposición (tolerancia y provocación).

Alergia al huevo y dermatitis atopica

La relación entre alergia al huevo y dermatitis atopica es muy variable:alergia al huevo y dermatitis atopica

  1. En algunos pacientes, la alergia al huevo es la responsable de la dermatitis. Al suprimir el huevo de la dieta, la dermatitis desaparece.
  2. En otros casos, la alergia al huevo sólo es responsable en parte de la dermatitis. Existen otros factores aunque no estén identificados. Si se retira el huevo de la dieta, la dermatitis mejora, pero no desaparece por completo.
  3. Existen casos en que ambas situaciones son independientes. Suprimir el huevo no influye en el estado de la dermatitis.
  4. Y, por último, puede existir dermatitis atópica en personas no alérgicas al huevo, pero que, al suprimir la ingesta de huevo, se mejora. Podíamos estar ante una alergia al huevo no mediada por IgE (intolerancia al huevo).

Pormagdaall

Reconoce los sintomas de alergia a la leche

¿La leche te causa problemas cuando la ingieres? ¿Aparecen signos «extraños» tras la ingesta de leche? Podrías padecer alergia a la leche. En este post vamos a recopilar los sintomas de alergia a la leche para ayudarte.

sintomas de alergia a la lecheLa alergia a la leche es una de las alergias alimenticias más frecuentes en niños. Supone que el sistema inmune reacciona de una manera anormal a la leche y productos que lleven leche. Esta reacción es prácticamente inmediata a su ingesta.

El 80% de las proteínas de la leche de vaca suele estar en la parte más «grumosa» de la leche y el 20% restante en el suero.

Aunque  lo más frecuente es que se presente ante la leche de vaca, la leche de otros mamíferos (cabra, oveja), también pueden causar reacción alérgica (por la similitud de sus proteínas).

Sintomas de alergia a la leche

Los síntomas de alergia a la leche suelen producirse entre unos minutos y pocas horas después de su ingesta (reacción inmediata).

Estos síntomas no son idénticos en todas las personas y el grado de gravedad puede variar. Pueden oscilar entre síntomas moderados a graves, pudiendo desencadenar una anafilaxia (riesgo muy serio para la vida).

Podemos enumerar algunos de estos síntomas:

  • Urticaria. Erupción cutánea con picazón, a menudo alrededor de la boca.sintomas de alergia a la leche
  • Respiración sibilante («pitos» al respirar) y problemas para respirar.
  • Vómitos.
  • Tos y/o ronquera.
  • Opresión en la garganta.
  • Ojos llorosos, picor y/o hinchazón de ojos.
  • Moqueo.
  • Dolor de estómago.
  • Diarrea. Cólicos.

La anafilaxia no es demasiado frecuente, pero sí peligrosa. En un principio puede presentarse como una reacción leve, para, posteriormente, empeorar con rapidez. En la anafilaxia observaremos:

  • Problemas para respirar
  • Pueden darse mareos
  • Incluso se puede llegar a perder la conciencia

En este caso es preciso actuar rápidamente para no poner en riesgo la vida. Hay que recurrir al inyectable de adrenalina o epinefrina. No estaría de más acudir a un centro hospitalario para permanecer en observación y controlar, así, una segunda posible reacción anafiláctica.

Nuestro consejo es que, ante cualquiera de estos síntomas, hay que acudir al médico para ser diagnosticado.

Pormagdaall

Alergia a la soja. Una alergia alimenticia que irrumpe con fuerza

Debido al aumento del consumo de soja durante los últimos años, la soja ha pasado a ser un ingrediente bastante frecuente en los productos alimenticios. Esta es la razón por la que también ha habido un aumento de la alergia a la soja.

Como en todas las alergias alimenticias, la reacción surge ante las proteínas de soja con participación del sistema inmune.

La soja pertenece a la familia de las leguminosas (alubias, guisantes, cacahuetes…). Se puede, por tanto, ser alérgico a un determinado tipo de legumbre o a más de una. La alergia a las leguminosas suele aparecer en la infancia. En el caso de la soja, abunda más en lactantes y niños persistiendo con la edad.

Síntomas de alergia a la soja

En la mayoría de las personas con alergia a la soja, esta alergia es más molesta que grave. Son raros los casos en los que esta alergia puede desencadenar anafilaxia.

Entre los síntomas que podemos citar:alergia a la soja

  • Urticaria, picazón, eccema
  • Hormigueo en la boca
  • Hinchazón de labios, rostro, lengua, garganta…
  • Pitos al respirar, moqueo o dificultad para respirar
  • Tos, ronquera, opresión de garganta
  • Picos en ojos, lagrimeo
  • Dolor abdominal, diarrea, vómitos o náuseas
  • Rubor en la piel (enrojecimiento)

Aunque la reacción grave es poco frecuente, esta puede darse en personas con asma o que, además, tienen otras alergias (cacahuete). En este caso observaremos signos tales como:

  • Hinchazón de garganta que provoca dificultades serias para respirar
  • Choque con bajada de presión arterial
  • Pulso acelerado
  • Mareos o pérdida de conocimiento

Vivir con alergia a la soja

Como se haría con otras alergias alimenticias, para controlar la alergia a la soja lo mejor es evitar el consumo de la misma y de los productos que la contengan.

alergia a la sojaPara seguir esta dieta con seguridad es imprescindible leer con atención las etiquetas de los productos para saber si contienen soja.Deberemos asegurarnos de que no aparece la palabra «soja» o frases como «contiene soja«. Aunque ese requisito de etiquetaje facilita las cosas, hay que prestar atención a otros ingredientes que pudieran ser fuentes ocultas de soja: aromatizantes y saborizantes naturales; proteína vegetal texturizada; agentes espesantes; proteínas de plantas hidrolizadas; algarrobo; lecitina; miso; glutamato monosódico; almidón vegetal; tofu; caldo vegetal; goma vegetal

En un principio, se podría consumir la lecitina de soja o el aceite de soja. Sin embargo, ha de consultarse con el médico.

Precaución especial hay que tener con la contaminación cruzada. Sobre este aspecto no hay obligación de declaración, pero podemos encontrarnos con advertencias tales como: «Puede contener soja», «Procesado en una fábrica que también procesa soja»…