Archivo de etiquetas consejos

Pormagdaall

Las trazas en los alimentos: esos enemigos invisibles

Las personas alérgicas e, incluso las personas veganas, han de observar cuidadosamente los productos que consumen para evitar los “ingredientes prohibidos”. Cuando se acercan fechas en las que nos reunimos en torno a la mesa o comemos fuera, nos encontramos con un problema importante: las trazas. Esta situación plantea un serio riesgo en personas alérgicas y es un problema para los restaurantes.

Las trazas, ¿qué son?

trazasLas trazas se refieren a pequeñas cantidades de un determinado alérgeno en un producto que, en principio, no lo tiene como ingrediente.

Un alimento que “contiene o puede contener trazas”, no lleva el alergeno como ingrediente. Su aparición puede ser debida a la contaminación cruzada.

Aunque las cantidades sean muy pequeñas, pueden afectar a la salud de la persona alérgica, intolerante o celiaca. Por lo tanto, es una información importante que no hay que obviar.

No hay establecido un “umbral mínimo” que obligue a su declaración en la etiqueta, puesto que dependerá de la sensibilización de cada persona. Por ello, ante el mínimo riesgo, es preferible indicarlo como precaución.

A qué se deben

Que un producto no esté elaborado con un determinado alergeno, no garantiza al 100% que no pueda contener trazas del mismo. Esto es debido, mayoritariamente, a la contaminación cruzada.

trazasLa contaminación cruzada se produce cuando un alimento entra en contacto, directa o indirectamente, con otros. Este contacto da como resultado el intercambio de sustancia entre esos alimentos.

Excepcionalmente, su inclusión como advertencia en el etiquetaje, se puede deber al “desconocimiento exacto” del uso de “determinados ingredientes”. Es decir, cuando para la producción de un producto, se usan ingredientes ya elaborados de los que desconocemos su origen (por ejemplo, aditivos)

Cómo aparecen en el etiquetaje

Lo ideal es que sólo apareciera el lema: “contiene trazas de”, cuando no se puede garantizar al 100% su existencia o cuando se sabe con seguridad que esta se ha producido.

trazasSin embargo, normalmente solemos encontrarnos con lemas tales como: “puede contener trazas de” o “fabricado en una fábrica que también utiliza”. Dentro de un contexto tan serio en la regulación del etiquetaje de los alimentos, ofrecen la idea de que se dirige más a la seguridad de los fabricantes que a la de las personas con alergias e intolerancias. Esta ambigüedad da como resultado una mayor limitación en la elección de productos aptos.

Las trazas desde la perspectiva médica

Parece haber un consenso entre los médicos en evitar los productos que “contengan o puedan contener trazas”. Sin embargo, existen algunos médicos que aconsejan el consumo de este tipo de alimentos. Se basan en la idea de que pueden ayudar a la “desensibilización” del organismo ante ese alérgeno.

Solo el alergólogo podrá indicarnos qué hacer al respecto de las trazas

Consejos para nuestra tranquilidad

  • Recurrir a marcas especializadas o productos certificados
  • Consumir pocos productos envasados y basar nuestra alimentación en productos frescos
  • Preferir productos con etiquetas claras y con ingredientes identificables
  • Controlar la contaminación cruzada
    • Separar los alimentos “sin alergenos” de los demástrazas
    • Limpieza a la hora de cocinar
    • No utilizar los mismos utensilios de cocina para “todos los alimentos”
  • Informarse bien cuando comemos fuera y elegir sólo los restaurantes que nos den garantías
Pormagdaall

La curcuma. El toque dorado de nuestra cocina

La curcuma tb es conocida con el nombre de azufre de Indias. Aunque es un condimento básico de la cocina oriental, la cúrcuma ha irrumpido con gran fuerza en todo el mundo.

Es una planta muy utilizada en la Medicina Ayurvédica y en la medicina china. Su importancia se debe a sus grandes beneficios para la salud.

La cúrcuma: características

La curcuma procede del rizoma de la planta llamada Curcuma longa. Botánicamente está muy cercana al jengibre. Se compone de curcumoides, polisacáridos, fibra, vitaminas, minerales y aceites esenciales.

Se caracteriza por su aroma intenso y su sabor fuerte. De color amarillo gracias a los curcuminoides que contiene. Es muy sabrosa y un excelente colorante.

Beneficios para nuestra salud de la curcuma

Protector del hígado y excelente tónico biliar. Por ello, es adecuado su uso en enfermedades tales como hepatitis, hígado graso, colesterol alto o problemas de la vesícula biliar.

Propiedades carminativas, coleréticas y colagogas que mejoran el proceso digestivo. Esto da lugar a mejorar la digestión de las grasas, favorece el drenaje de la vesícula biliar y ayuda a expulsar gases. Recomendable para personas con falta de apetito, gastritis, digestión lenta o gastritis.

Sin embargo, al aumentar la secreción biliar, puede dar lugar a cólicos. De esta manera esta contraindicada en personas con obstrucción biliar, colangitis o cálculos.

Contribuye en los tratamientos contra el cáncer. Contiene varios elementos antitumorales que ayudan a prevenir, potenciar el tratamiento y desintoxicar al organismo de los medicamentos contra el cáncer.

Carácter antiinflamatorio y analgésico. Por ello, es muy útil para la artritis. De hecho, mejora la rigidez, la inflamación y la movilidad. Todo ello, sin efectos secundarios.

Excelente antidepresivo natural.

Propiedades cardioprotectoras. Mantiene el funcionamiento correcto del sistema cardiovascular. Ayuda a reducir el colesterol en sangre

Buen neuroprotector. Por lo tanto es beneficiosa para enfermedades neurodegenerativas y, en concreto, el Alzheimer.

Propiedades bactericidas y antivirales

Efecto antioxidante

El uso prolongado puede ocasionar irritación gástrica y dar lugar a úlceras

Usos de la curcuma

Uso terapéutico

curcumaEn este caso, es necesario recurrir a las cápsulas de curcuma (suplementación). En esta situación las dosis son más altas y es recomendable supervisión especializada.

Contraindicaciones para su uso terapéutico
  • No usar durante el embarazo (si puede usarse culinariamente en pequeñas dosis)
  • Por su efecto anti ovulación, no es aconsejable si planificas un embarazo.
  • En caso de obstrucciones biliares o si hay propensión a desarrollar cálculos biliares
  • Si se usa conjunto a un anticoagulante
  • En caso de insuficiencia cardiaca

Uso en la cocina

curcumaEn este caso, las dosis no son elevadas. Pero si que es verdad que aportan “pequeñas píldoras de salud” para que nuestra alimentación sea más saludable.

Lo más frecuente es que encontremos la curcuma en polvo. Sin embargo, tb puede encontrarse el rizoma entero y seco.

El uso de la cúrcuma en cocina es muy amplio.

  • Es el ingrediente fundamental del curry.
  • Uso como colorante alimenticio supliendo el azafrán.
  • Como condimento para cualquier tipo de plato. Incluso se puede espolvorear con la harina para rebozados.
  • Para preparar aliños y salsas (mayonesa o salsa vinagreta)
  • Combina perfectamente con frutos secos y frutas (manzana, mango o cítricos)
Consejos generales en cocina

curcumaAcompañar la cúrcuma con pimienta negra. De esta forma, los componentes de la cúrcuma se absorben mejor

– Para potenciar sus efectos, también puede acompañarse con un poco de aceite vegetal (oliva, coco…)

Añadir siempre al final del cocinado ya que la cocción destruye los curcuminoides

Pormagdaall

Prevención de deficiencias nutricionales en la dieta vegana

La práctica del veganismo consiste básicamente en no consumir productos de origen animal o derivados de los mismos. Por ello es necesario conocer las posibles deficiencias nutricionales en la dieta vegana.

Una dieta vegana realizada de una manera adecuada y equilibrada, es nutricionalmente saludable. Sin embargo, si se realiza de manera inadecuada, puede dar lugar a carencias nutricionales.

Por ello es necesario detectar dónde se pueden hallar esas carencias y poder poner remedio a ellas.

Cuáles son las deficiencias nutricionales en la dieta vegana

Ácidos grasos y omega 3

La fuente principal de estos ácidos la encontramos en los pescados. Su importancia nutricional radica en que son necesarios para la salud cardiovascular y del cerebro.

Pueden ser sintetizados a partir del ácido alfa-linolénico (semillas de lino, chia, cáñamo…), pero no en las cantidades necesarias.

Por ello, lo aconsejable es consumir productos enriquecidos en estos ácidos o recurrir a suplementos a base de microalgas. También es importante el consumo de aceite de oliva, frutos secos (nueces) o semillas (lino)

Hierro

La fuente de este mineral lo encontramos en huevo, hígado y carnes. Existen muchas fuentes en el reino vegetal: frutos secos, semillas, legumbres (lentejas), semillas (quinoa, mijo), verduras (espinacas, coles), pan integral…

El hierro que proviene de alimentos de origen animal se absorbe con más facilidad que el que obtenemos de alimentos de origen vegetal. De ahí que, en una dieta vegana, sea necesario aumentar los productos ricos en hierro. Y, además, favorecer su absorción con la ingesta de vitamina C.

Las deficiencias nutricionales en la dieta vegana atendiendo al hierro, se traducen en anemia. Síntomas tales como cansancio, falta de aliento o alteraciones en las mucosas de boca u ojos, pueden ser un indicio.

Calcio

La fuente principal para obtener este mineral son los productos lácteos. El calcio es importante para la salud de nuestros huesos.

Algunas investigaciones nos dicen que en la dieta vegana se consume un 5% menos de calcio y vitamina D. Aunque realmente, esta situación podría deberse a una mala elección de ingredientes.

En el mundo vegetal podemos encontrar este mineral en multitud de alimentos: verduras de hoja verde, nabos, algas, legumbres, frutos secos, semillas, tofu, frutas… Por lo tanto, no es difícil su obtención en una dieta variada y equilibrada.

Al igual que sucede con el hierro, se asimila mejor si su procedencia es de origen animal. Por ello también se puede recurrir al consumo de bebidas vegetales enriquecidas en calcio.

No olvidemos que debemos asegurar la presencia de vitamina D, fundamental para que el calcio se fije en los huesos.

Vitamina B12

La obtención de esta vitamina se encuentra casi exclusivamente en alimentos de origen animal. No está demostrado que, ningún alimento de origen vegetal aporte vitamina B12 suficiente para ser asimilado.

La vitamina B12 es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para el metabolismo energético. Por esta razón, es imprescindible su suplementación (2000 microgramos semanales).

Los síntomas de su deficiencia pueden tardar tiempo en aparecer. Esto es así porque se acumula en el hígado, creando una reserva de vitamina B12. Pero realmente es un riesgo importante para las personas veganas.

Riboflavina o vitamina B2

Los alimentos vegetales sí contienen esta vitamina, aunque en menores proporciones que en los alimentos de origen animal.

Esta vitamina es necesaria para mantener la piel y ojos sanos. Además, contribuye en la producción de energía.

Habría que sospechar de su deficiencia si presentamos síntomas tales como dermatitis, aftas y úlceras bucales.

Para evitar su carencia, es importante incluir en nuestro menú diario algunos alimentos tales como: almendras, plátanos, levadura de cerveza, germen de trigo, setas, cereales integrales o espárragos.

Mientras más variedad de alimentos se incluyan en la dieta, mayor posibilidad de suplir deficiencias nutricionales en la dieta vegana.

Pormagdaall

La diabetes y sus diferentes tipos. Conceptos para entender esta enfermedad

La diabetes se caracteriza por unos niveles muy altos de glucosa (azúcar) en sangre. Esto se debe a una disfunción en la producción de insulina (hormona encargada de regular la glucosa). La función de esta hormona es convertir el azúcar y almidones (hidratos de carbono) en energía (glucosa).

Por lo tanto, la diabetes es una enfermedad crónica metabólica en la que se produce una disminución o carencia de insulina diabetesque da lugar a un exceso de glucosa en sangre. Este exceso, puede desencadenar problemas muy serios.

Se diagnostica mediante análisis de sangre que miden la concentración de glucosa en sangre.

Tipos de diabetes

Diabetes Mellitus Tipo 1. Se caracteriza por la carencia de insulina. Existe una destrucción de las células β del páncreas, encargadas de producir insulina. Suele diagnosticarse en niños y jóvenes (diabetes juvenil). No es el tipo más frecuente.

Diabetes Mellitus tipo 2. Este tipo es el más frecuente. En este caso el organismo no produce suficiente insulina o las células no hacen uso de ella. Progresivamente se produce un daño en los mecanismos de secreción de insulina con la consiguiente descompensación de los niveles de glucosa.

Diabetes gestacional. Aparece en mujeres gestantes y suele ser de carácter transitorio. Es decir, puede surgir durante el segundo trimestre, desapareciendo tras el parto.

diabetes

Sintomatología

  • Fatiga
  • Pérdida de peso. Hambre constante
  • Excesiva sed. Aumenta la frecuencia de orinar
  • Heridas que tardan en sanar
  • Náuseas y/o vómitos
  • Vista nublada
  • Cambios de humor
  • Frecuentes infecciones
  • Malestar general

¿Cuál es el tratamiento?

Como hemos visto es una enfermedad crónica que no se cura. Sin embargo, es posible tenerla bajo control manteniendo correctamente los niveles glucémicos.

Entre las medidas a tomar podemos destacar:

Administrar insulina.diabetes

Dieta. Es imprescindible medir la cantidad de hidratos de carbono que se consume. De ahí que se eviten los alimentos con índice glucémico alto (pan, pasta, dulces…) y se opte por alimentos naturales (verdura, carne, pescado, fruta…). Las personas diabéticas han de comer menos, pero con más frecuencia.

Hacer ejercicio. Es importante combatir el sedentarismo que puede aumentar el riesgo de complicaciones. Con ello se mantendrá un peso correcto y bajar niveles de colesterol LDL.

Medicación. Aunque no es necesaria para todos los casos, puede ser necesaria en pacientes de tipo 2.

Complicaciones de la diabetes

Si la enfermedad se controla, no tienen por qué causar mayores problemas. Pero es cierto que si esto no se lleva a cabo podemos encontrarnos algunas complicaciones muy serias:

Coma diabético. Esta complicación es la más grave. Sucede por una elevación extrema de glucosa en sangre. Produce deshidratación, insuficiencia renal, convulsiones e, incluso, un fallo multiorgánico que desencadene la muerte.

Daños renales. Son complicaciones muy frecuentes que pueden desencadenar un fallo renal total.

Angiopatía diabética. Esto se debe a serios defectos del riego sanguíneo, pudiendo provocar infartos y apoplejías.

Retinopatía. Debido a los defectos en el riego sanguíneo, se pueden producir daños en la retina. Estos daños pueden desencadenar en visión borrosa o ceguera.

diabetesPie diabético. Ocasionado también por los problemas de riego sanguíneo. Se producen heridas en el pie que no se curan. Estas pueden producir gangrena y la necesidad de amputación.

Daños cerebrales. Por la mala circulación sanguínea que acompaña a esta enfermedad, se pueden producir infartos cerebrales.

Pormagdaall

Los test de intolerancias alimentarias puestos bajo la lupa

¿Quién no ha oído hablar de los test de intolerancias alimentarias? Este tipo de test están en auge hoy día. Pero, ¿realmente funcionan?

Intolerancia alimentaria

Es evidente que existe un aumento en las reacciones a los alimentos. Sin embargo, no todas las reacciones son iguales. Por ello, es importante distinguir entre alergia e intolerancia.

Las intolerancias a los alimentos son reacciones ante la ingesta de determinados alimentos debidas a mecanismos enzimáticos, farmacológicos o indeterminados. No implica al sistema inmune, sino que es el sistema digestivo el que tiene problemas para procesar determinado alimento.

En cambio, en las alergias sí participa el sistema inmune y sus consecuencias pueden ser muy graves.

La causa principal de las intolerancias, radica en el déficit de alguna enzima que dificulta la metabolización del alimento. De ahí que sólo están demostradas científicamente unas pocas. Éstas son: la intolerancia a la lactosa, malabsorción a la fructosa, la hipersensibilidad a los sulfitos y la sensibilidad al gluten no celiaca.

Tanto las alergias como las intolerancias requieren de una prueba concreta realizada por un especialista para determinar si efectivamente existen y a qué sustancias se deben.

¿Qué son los test de intolerancias alimentarias?

El creciente aumento de las reacciones a alimentos, ha propiciado un auge en la oferta de test de intolerancias alimentarias. Se los conoce como «test IgG de intolerancia alimentaria» o «test de sensibilidad alimentaria». Con ellos se puede, en teoría, analizar con una sola prueba, la intolerancia a decenas de compuestos y alimentos.

test-de-intolerancias-alimentariasEntre la gran variedad de pruebas podemos encontrar: determinación de IgG a alimentos mediante un análisis de sangre; kinesiología; test citotóxicos; pruebas de activación de linfocitos; y, pruebas electrodérmicas.

Te resultarán familiares nombres como: Test A200, Test Fis, Test VEGA o Test Alcat. Incluso algunos que puedes hacértelos tú mismo en casa: HemoCode o Good detective.

Todos los informes de instituciones médicas nos indican que, ninguno de estos test tiene una base científica. Es decir, no hay ningún respaldo que garanticen que los test de intolerancias alimentarias funcionen. Por poner un ejemplo: “la presencia de anticuerpos IgG en la sangre, solo prueba el contacto con un determinado alimento, pero no la intolerancia al mismo”

En definitiva, las intolerancias alimentarias han de detectarse una a una si existe sospecha de poder padecerla. Por lo tanto, no existen “test masivos” que, con una sola muestra, diagnostiquen intolerancias a múltiples alimentos.

¿Por qué hay que desconfiar de estos test?

  • No tienen validación científica.
  • Sus resultados no son reproducibles, ni fiables. A veces, ni siquiera se corresponden con la sintomatología del paciente.
  • Son caros y se pueden encontrar en espacios insospechados.
  • Las autoridades médicas internacionales no las respaldan.

Riesgos de los test de intolerancias alimentarias

El mayor riesgo que conlleva la utilización de estos test, consiste en que pueden ofrecer resultados “incompletos y/o erróneos”. Este hecho da test-de-intolerancias-alimentariaslugar a:

  • Retraso en un diagnóstico correcto y completo
  • Someterse a tratamientos dietéticos, en base a ese diagnóstico, que pueden ser ineficaces e incluso peligrosos (desequilibrio nutricional)
Pormagdaall

Las semillas en la dieta. Un aporte original en nuestra cocina

A lo largo de los últimos años, se van introduciendo nuevos ingredientes en la cocina. La inclusión de las semillas en la dieta es una de esas novedosas incorporaciones. Pero, ¿qué nos aportan estos pequeños ingredientes? ¿Cómo se pueden incorporar en nuestra dieta?

Aportaciones de las semillas en la dieta

A grandes rasgos, estos pequeños ingredientes ofrecen grandes beneficios a nuestra salud. Por un lado, aportan nutrientes importantes. Por otro lado, dan textura, color y sabor a nuestras recetas.

Para aprovechar al máximo sus nutrientes, las semillas en la dieta deberían consumirse crudas (machacadas o troceadas). Entre sus opciones podemos considerar: como snack, espolvoreadas, añadidas a alimentos (bebidas, batidos, yogures, ensaladas…) y mezcladas en masas de bizcochos o panes.

Variedades de semillas

Girasol

Estas semillas son ricas en ácidos grasos mono y poliinsaturados; gran cantidad de fibra; contiene potasio, fósforo, magnesio y calcio (también cobre y selenio); y alto contenido en vitamina E.

Las características anteriores las hace beneficiosas para:

  • Reducir el colesterol
  • Favorecer el tránsito intestinal
  • Efectos antiinflamatorios
  • Disminución de la presión arterial
  • Prevención de migrañas
  • Ayuda en problemas con el tiroides
  • Aliadas de deportistas pues aportan beneficios para el sistema nervioso y muscular

Lo más usual es consumirlas como snack, pero también pueden añadirse a otros alimentos (ensaladas, yogures…)

Lino

Las semillas de lino son ricas en ácidos grasos omega 3; contienen gran cantidad de vitamina C y E; tiene minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio; y contiene fitoestrógenos (lignanos).

Por sus características son beneficiosas para:

  • Excelente alimento para el sistema cardiovascular
  • Muy buen antioxidante, preventivo de enfermedades
  • Adecuadas para la etapa de la menopausia
  • Ayuda a prevenir el cáncer de próstata
  • Aconsejable en dietas de adelgazamiento

En la cocina se pueden usar tal cual o en harina. Sirven como sustituto del huevo y, por su alto contenido en grasas, la harina puede ayudar en la sustitución de la margarina o mantequilla.

Su consumo preferible es tomarlas enteras, remojadas en agua durante la noche anterior. También pueden triturarse e incorporarse a panes, bizcochos, yogurt, salsas…

Sésamo

Este tipo de semillas son ricas en grasas insaturadas; una gran fuente de proteínas vegetales; contiene vitamina E y del complejo B; tiene minerales como el calcio, fósforo, hierro y magnesio. Es la semilla con más contenido en fitoesteroles.

Los beneficios que pueden aportarnos sus propiedades son:

  • Adecuadas para el correcto funcionamiento del sistema nervioso central
  • Reduce el colesterol y la hipertensión
  • Protectora hepática
  • Ayuda a combatir la anemia
  • Nos ayuda en el control de la ansiedad
  • Importante para una buena salud oral, ocular y de articulaciones

Se pueden añadir a cualquier alimento: panes, pescado, ensaladas…

Amapola

La semilla de amapola es rica en minerales (calcio, fósforo, hierro y zinc); contiene vitaminas A, niacina y ácido fólico; y alto contenido de ácidos grasos.

Entre sus propiedades:

  • Efecto antioxidante
  • Protección de piel y cabello
  • Propiedades relajantes (estrés, nerviosismo) al consumirse en infusión (con moderación).

Se puede añadir a ensaladas, sopas, zumos, horneados de pan o galletas. También puede consumirse en forma de infusiones.

Calabaza

Este tipo de semillas es rico en ácidos grasos omega 3 y 6; alto contenido en fibra; contiene magnesio, zinc, potasio y fósforo; aporte de vitaminas A y E; y un alto contenido de triptófano.

Estos componentes las hacen ideales para:

  • Reducir el colesterol
  • Contribuye al buen funcionamiento intestinal
  • Estimula el sistema inmunitario
  • Ayuda en estados depresivos
  • Previene cálculos renales

Puede consumirse en forma de snack o añadirse a otros alimentos

Chía

Las semillas de chía contienen proteínas de alta calidad; mucha fibra; gran cantidad de minerales; ricas en omega 3; y fuente importante de ácido alfa linoleico

Los beneficios para nuestra salud son:

  • Adecuado funcionamiento del sistema inmune
  • Reduce el dolor articular
  • Antioxidante
  • Protección del corazón y del hígado
  • Muy beneficiosa para nuestros huesos

Tiene una gran capacidad para captar agua y hacer gelatina, lo cual la hace ideal como espesante. En dietas veganas, puede usarse para sustituir el huevo. También puede añadirse a otros alimentos.

Pormagdaall

La alergia al pescado. Reconoce si la padeces y cómo vivir con ella

La alergia al pescado es una reacción adversa de nuestro organismo ante la proteína del mismo con intervención del sistema inmune. Es una respuesta anómala que puede acarrear graves consecuencias. 

Síntomas de alergia al pescado

Podemos destacar:

Cutáneos. Picor, lesiones en la piel (ronchas) e hinchazón localizada.

Digestivos. Dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea…

Respiratorios. Estornudos, moqueo, rinitis, respiración entrecortada, tos seca, asma…

Las reacciones que provoca esta alergia pueden ser muy graves. A menudo pueden desencadenar en anafilaxia. En este sentido, las personas asmáticas son las que más riesgo tienen.

Es frecuente, además, que niños con dermatitis atópica y asma, empeoren con el consumo de pescado. Por ello es conveniente vigilarlos.

Se han documentado también reacciones alérgicas al realizar ejercicio físico después de comer el pescado alérgeno.

Esta alergia también puede desencadenar síntomas sin haberlo ingerido. Por un lado, por contacto provocando urticaria. Por otro lado, por inhalación de vapores, desencadenando una crisis asmática.

Diagnóstico

El alergólogo es el profesional encargado de diagnosticar una alergia al pescado. Lo hará teniendo en cuenta la historia clínica, las pruebas cutáneas y las pruebas serológicas (IgE específica). Todos estos datos determinarán el tipo de pescado al que somos alérgicos.

Tratamiento

El único tratamiento eficaz actualmente, es seguir una dieta exenta de los pescados responsables y derivados. Así como evitar el contacto o la exposición a sus vapores.

Recientemente se realizan tratamientos de desensibilización al pescado. Su finalidad es poder consumir estos alimentos sin riesgos.

Vivir con alergia al pescado

  • En un principio, no sería necesario excluir otros productos del mar como crustáceos o moluscos. Pero hay que extremar las precauciones por las posibles contaminaciones cruzadas que se puedan dar
  • Otra consideración que hay que tener en cuenta es la posibilidad de presentar reacciones ante alimentos como carnes de animales alimentados con harinas de pescado.
  • Como se ha indicado, el pescado puede aparecer formando parte de otros productos: paella, rollitos de cangrejo, pollos alimentados con harinas de pescado, productos enriquecidos con omega 3 (procedentes de aceite de pescado), bebidas alcohólicas clarificadas con colas de pescado, gelatinas, medicamentos e, incluso, colas o pegamentos. Por ello, controlar el etiquetado es imprescindible y ha de ser leído detenidamente.
  • Será necesario evitar toda posibilidad de contaminación cruzada: evitar los aceites en los que se haya cocinado pescado y limpiar bien los utensilios y recipientes que hayan estado en contacto con pescado
  • Obvia decir que, si comemos fuera de casa, las precauciones han de extremarse. Son estas ocasiones las que propician el peligro de contaminación cruzada. Es recomendable evitar los restaurantes especializados en pescados y mariscos.
  • Podemos encontrar fuentes potenciales de alérgenos en medicamentos y cosméticos (complejos vitamínicos obtenidos de hígado de bacalao).

Aspectos nutricionales

Se suele recomendar incluir más pescado que carne en nuestra dieta por la cantidad y tipo de grasa. Los pescados blancos tienen poca cantidad de grasa y la grasa del pescado azul es insaturada (beneficiosa). Por esta razón, al excluir el pescado, nuestra dieta puede verse afectada.

Sería aconsejable incluir en la dieta habitual de alérgicos al pescado, aceites de semillas (girasol, soja, maíz) y frutos secos en cantidades moderadas. Esto supliría el aporte de ácidos grasos insaturados.

Otra opción podría ser recurrir a alimentos enriquecidos con Omega 3 que no proceda del pescado.

Pormagdaall

El crudiveganismo. La opción de comer alimentos crudos

Cada vez hay más personas que adoptan como estilo de vida ser vegano. Pero, incluso dentro del veganismo, existen algunas diferentes corrientes. Una de ellas es el crudiveganismo. Intentaremos, de una manera sencilla, saber algo más sobre ella.

¿Qué es el crudiveganismo?

Es conocido también con nombres como “raw food” o “alimentación viva”.

El crudiveganismo es un estilo de alimentación que intenta mantener al máximo los nutrientes y vitaminas de los alimentos ingeridos. Su característica es “la alimentación en estado vivo, tal y como la encontramos en la naturaleza, sin transformación”

El término proviene de dos conceptos. Por un lado, crudivorismo (alimentación cruda, no cocinada por encima de una determinada temperatura) y, por otro lado, veganismo (alimentación que excluye el consumo de alimentos provenientes o derivados de animales)

Todo ello conlleva mantener una alimentación 100% vegetal sin que los alimentos se cocinen por encima de los 42ºC (temperatura máxima que alcanzan los alimentos expuestos al sol)

El fundamento del que se parte es que los alimentos cocinados por encima 42ºC:

  • Pierden sus enzimas
  • Desnaturalizan sus proteínas
  • Destruyen algunas vitaminas
  • Otros nutrientes se modifican

Por lo tanto, el consumo de demasiados alimentos cocinados da lugar a un desequilibrio en nuestro organismo que tiene un impacto negativo en nuestra salud. Da lugar a una sobrealimentación, pero no a una buena nutrición

Alimentación crudivegana

La base de la alimentación está en los productos 100% vegetales sin cocinar. Hay que entender que el proceso de cocinado se refiere a no someter al alimento a temperaturas superiores a 42ºC.

Los alimentos que predominan son:

  • Productos crudos, frescos, no tratados con químicos, no procesados y sin aditivos.
  • Consumo equilibrado de frutas, hortalizas, verdura, vegetales grasos, cereales integrales germinados, semillas, algas, frutos secos, legumbres, aceites vegetales, frutos secos, legumbres…
  • Alimentos procesados de forma natural como germinados, deshidratados (sin que se superen los 42ºC en el proceso), remojados, licuados, macerados…

Los alimentos que hay que evitar o con los que ser precavidos:

  • Evitar alimentos con exceso de almidón (patatas o cereales sin germinar)
  • Alimentos cocinados a más de 42ºC
  • Los de origen animal o derivados de los mismos
  • Transgénicos
  • Productos envasados, refinados y procesados como pueden ser harinas o azúcar
  • Alcohol
  • Precaución con algunos alimentos que pueden ser tóxicos ni no se cocinan (soja, altramuces…) o que presenten sustancias tóxicas en determinadas condiciones (por ejemplo, germinación de almendras dulces en presencia de luz)

Consejos para una dieta crudivegana

La dieta crudivegana es muy rica en fibra y saciante. Esto puede dar lugar a que no se cubra los requerimientos energéticos. El incluir una buena ración de frutos secos diariamente, puede paliar esta carencia.

La supresión de alimentos de origen animal puede influir en una carencia de vitamina B12. Para subsanar este aspecto se puede recurrir a suplementos de esta vitamina.

Otro aspecto a considerar es la dificultad de cubrir la cantidad necesaria de proteínas en la dieta. Para no tener problemas en este sentido, la inclusión de legumbres germinadas es un gran aliado.

Aunque es un tipo de dieta que ayuda a no elevar los niveles de colesterol malo, también puede afectar a los niveles de colesterol bueno.

La restricción de proteínas e hidratos de carbono complejos puede dar lugar a dolores de cabeza, ansiedad o cansancio.

En definitiva, lo más aconsejable es consultar a tu médico y a un nutricionista para que nuestra dieta crudivegana no nos cause más perjuicios que beneficios.

Pormagdaall

Las picaduras de insectos: ¿pueden provocar alergia?

Durante el verano son muy frecuentes las picaduras de insectos. La población infantil es la más afectada.

Tipos de picaduras 

No todas las picaduras de insectos provocan las mismas reacciones. Sólo algunas pueden llegar a producir reacciones alérgicas alarmantes.

Las picaduras de insectos más frecuentes son los mosquitos y las más peligrosas las de los himenópteros (avispas, abejas y hormigas).

Insectos hematófagos

Se alimentan de la sangre. Hablamos de mordeduras no venenosas, más que de picaduras.

Suelen dar lugar a reacciones no alérgicas con síntomas locales tales como: inflamación local, picor y/o dolor. Para tratarlas bastaría con la aplicación de frio y pomada que calme el picor y dolor. El médico, además, podría prescribir algún antihistamínico o antiinflamatorio.

Muy rara vez pueden ocasionar una reacción alérgica a la saliva y a las sustancias anticoagulantes que inyectan.

Dentro de este grupo situaríamos a los insectos dípteros (mosquitos, moscas y tábanos)

Picaduras de himenópteros (avispas, abejas, hormigas)

Al picar, inyectan sustancias tóxicas como mecanismo de defensa.
Estas picaduras son las más peligrosas. Son la causa más frecuente de alergia a picaduras de insectos.

Por un lado, producirán reacciones locales normales (no alérgicas): enrojecimiento, hinchazón y dolor.

Por otro lado, en algunas personas pueden desencadenar una reacción sistémica. Reacción que aparecerá en unos 20-30 minutos tras la picadura. Esto es, sintomatología diversa es puntos y órganos distintos al de la picadura. Puede incluso desencadenar en anafilaxia, poniendo en serio riesgo nuestra vida.

Otros insectos

Pueden producirse reacciones de hipersensibilidad ante otros insectos tales como pulgas, orugas (procesionaria del pino) y arañas

Alergia a las picaduras de insectos

Las reacciones alérgicas a las picaduras de insectos pueden ser locales (afectan a una zona concreta) o sistémica (afecta a varios órganos vitales con riesgo de anafilaxia)

Esta alergia, como todas, se adquiere con el tiempo. Es decir, no aparecerá con la primera picadura.

Será necesario su diagnóstico en el área de alergología. Suele centrarse en abejas y avispas.

Los síntomas que podemos encontrarnos:

– Inflamación o hinchazón

– Picor y/o dolor

– Urticaria por todo el cuerpo

– Fiebre

– Lagrimeo en ojos

– Mucosidad nasal

– Dificultad para respirar o tragar

– Pitidos sibilantes en el pecho

– Mareo

– Bajada de tensión sanguínea

– Pérdida de conocimiento

Tratamiento y prevención 

Lo fundamental es evitar la picadura. Si ésta no se ha podido evitar, hay que acudir a urgencias. Es preciso llevar siempre consigo adrenalina o epinefrina autoinyectable.

En caso de picadura de abeja, es imprescindible extraer el aguijón que se habrá quedado clavado.

A largo plazo, la alergia a picaduras de abeja o avispa es la inmunoterapia o vacuna. Es muy eficaz consiguiendo tolerancia frente al veneno del insecto en un tiempo de 3-5 años.

Entre las medidas que podemos observar para prevenir las picaduras, podemos citar:

– No acercarse a panales de abejas o nidos de avispas

– Vestir con colores claros que cubran la mayor parte de nuestro cuerpo en zonas de campo

– Actuar con tranquilidad ante la presencia de estos insectos. No espantarlos con aspavientos

– Utilizar repelentes

– Evitar andar descalzos en jardines o en la piscina

– No usar perfumes o lacas

– Colocar mosquiteras en puertas y ventanas y utilizar insecticidas en casa

– No viajar en coche con las ventanillas bajadas

– Tapar bien los cubos de basura

Pormagdaall

Los esmaltes de uñas puestos a examen. Uñas más sanas.

Nuestras uñas forman parte de nuestro organismo. Son un tejido vivo y son porosas y, por lo tanto, capaces de absorber lo que le aplicamos. Si optamos por productos menos agresivos para con nuestro cuerpo, ¿por qué no hacemos lo mismo con los esmaltes de uñas?

Los esmaltes de uñas 

Los esmaltes de uñas se caracterizan por la gran cantidad de componentes químicos que hay en su composición. Componentes que hacen que nuestras uñas luzcan un acabado perfecto.

Sin embargo, muchos de esos químicos son perjudiciales para nuestra salud y para el estado de nuestras uñas. Entre sus inconvenientes podemos citar:

  • Desgaste de la uña
  • Falta de hidratación y nutrición
  • Impiden la transpiración de las uñas
  • Producen vapores que pueden ser tóxicos.

A la larga, estos inconvenientes hacen que nuestras uñas tiendan a amarillear y se vuelvan frágiles.

Ingredientes tóxicos de esmaltes de uñas

1. Formaldehído. Los vapores de este elemento son muy irritantes y pueden producir asma. También produce problemas irritantes para la piel. Se cuestiona sus posibles efectos carcinógenos.

2. Alcanfor. Este ingrediente también es tóxico, llegando a producir irritaciones varias.

3. Tolueno. Es un derivado del petróleo. Es usado como disolvente. Se caracteriza por su fuerte olor. Se sospecha que puede causar daños en el hígado y, en embarazadas, daños al feto.

4. Ftalato de dibutilo (DBP). Este elemento es una especie de plástico. Por ello, impide respirar a las uñas y provoca que éstas adquieran un tono amarillento. También recaen sospechas de ser cancerígeno y favorecer mutaciones celulares.

5. Parabenos. Los parabenos son conservantes. Estos ingredientes impiden que las uñas reciban nutrientes. Se los ha relacionado con el cáncer de mama.

Ingredientes tóxicos de quitaesmaltes

No sólo los esmaltes de uñas contienen componentes tóxicos. También los quitaesmaltes se pueden poner en cuestión.

Un quitaesmalte no es otra cosa que un disolvente. El más conocido es la acetona. Este producto es muy irritante. Entre los problemas que nos puede causar, podemos citar: irritación ocular, mareos, sequedad…

Muchos quitaesmaltes lucen con la etiqueta “sin acetona”. Sin embargo, contienen otros elementos igual de dañinos tales como acetato de metilo o metiletilcetona.

Alternativas menos agresivas

Intentar conciliar las palabras “esmaltes de uñas” con palabras tales como “natural”, “orgánico” o “ecológico”, parece ser muy difícil. La realidad es que estos productos precisan de productos químicos para cumplir su función. Esto no significa que todos los ingredientes químicos sean dañinos. Además, se incluyen, junto a ellos, otros componentes más naturales como pueden ser el extracto de almendras, el aloe vera…

Actualmente, en Europa, es difícil encontrar esmaltes “ecológicos”. Lo que si existe es una tendencia a eliminar los componentes químicos más tóxicos de estos productos. De hecho, hay una mayor legislación al respecto y una creciente oferta de esmaltes de uñas “5-free” (libres de los 5 químicos más peligrosos).

Cuando nos referimos a esmaltes de uñas naturales o ecológicos o veganos, estamos indicando que son productos con ausencia de componentes tóxicos, contienen productos naturales, no están testados en animales y no contienen productos de origen animal.

Consejos

  • Aunque se eliminan los químicos más perjudiciales, pueden aparecer otros que hay que considerar. De ahí la importancia de leer la composición para estar seguros que cumplen con la legislación vigente.
  • Algunos esmaltes contienen gluten. Su función en mejorar la densidad del producto y, de esta manera, tener una mayor cobertura.
  • La durabilidad de estos esmaltes no tiene porqué ser menor. De hecho, la durabilidad puede ser mayor con efectos más positivos para la uña al dejarla respirar. Este aspecto dependerá de la calidad de los ingredientes que use el fabricante.
  • La última tendencia es la aparición de lacas de uñas con bases acuosas. En este caso, la durabilidad del producto es menor pues carece de elementos de fijación y brillo.