Archivo de etiquetas dieta

Pormagdaall

El trigo sarraceno: el pseudocereal sin gluten que hay que conocer

El trigo sarraceno no es un cereal propiamente dicho, realmente es un pseudocereal. También es conocido con otros nombres: alforfón, trigo negro o trigo turco.

Conociendo el trigo sarraceno

Un pseudocereal proviene de semillas de flores. Los cereales, en cambio, son el fruto de espigas de gramíneas. Aunque pertenecen a plantas de diferentes familias, tienen características similares a los cereales. Esto es, tanto su aspecto, como sus propiedades nutricionales e, incluso, su uso en la cocina; son muy parecidos. De ahí el nombre de pseudocereal (“falso cereal”).

Por lo tanto, el trigo sarraceno, como otros pseudocereales, no tienen nada que ver con el trigo. Está más relacionado con plantas como la acedera, el ruibarbo… Este motivo hace que el trigo sarraceno esté libre de gluten.
El origen de este pseudocereal podemos situarlo en Siberia. Su introducción en Europa sucede sobre el siglo XIII, aunque su consumo se popularizó durante el siglo XVI (sobre todo en clases bajas y para alimentación animal). Su uso disminuyó a partir del siglo XX cuando se optó por cultivos más productivos.

Actualmente los países productores de trigo sarraceno son China, Rusia, Ucrania y Estados Unidos. Por requerir un clima frío para su cultivo, en España es difícil su producción.

Propiedades nutricionales

  • Es un carbohidrato de bajo índice glucémico. Esto ayuda a regular las grasas y azúcar en sangre. Por lo que es adecuado para personas diabéticas y para combatir la obesidad.
  • El destacable su alto contenido en minerales tales como: hierro, magnesio, manganeso…
  • Alimento muy rico en fibra, tanto soluble como insoluble. La fibra de tipo insoluble, además, tiene carácter prebiótico. Esto nos ayuda a controlar el apetito (poder saciante) y a regular el tránsito intestinal. A su vez, aporta energía estable para deportistas.
  • Contiene vitaminas de los grupos B y E. Las del grupo B contribuyen, especialmente, a un sistema nervioso saludable.
  • También tienen un alto contenido en proteínas (12%)
  • Muy rico en aminoácidos (arginina o lisina)
  • Niveles considerables de ácidos oleico, linoleico, palmítico y linolénico.

Todas estas propiedades hacen que tengan grandes beneficios sobre nuestra salud. Se convierte en un gran aliado para nuestra salud cardiovascular y para nuestro sistema circulatorio.

Utilización del trigo sarraceno en la cocina

El trigo sarraceno es considerado un alimento muy versátil. Puede usarse tanto en grano como en forma de harina.

Es un excelente sustituto del trigo para elaborar productos sin gluten como pan, galletas, bizcochos, pizzas… Podemos encontrarlo en forma de espaguetis en la cocina asiática (Soba). En estos casos hay que asegurarse su certificación “sin gluten”, pues puede existir riesgo de contaminación cruzada.

Actualmente, el crecimiento que ha experimentado los productos aptos para celiacos, ha hecho del trigo sarraceno una buena opción. Esto lo ha posicionado en primera línea y su harina se utiliza para multitud de elaboraciones de este tipo de productos.

Cuando es usado en forma de grano, es importante dejarlo en remojo la noche anterior. De esta manera se inactivan los anti-nutrientes.

Otra opción sería germinarlos durante varios días. Esta acción incrementa su digestión y valor nutricional.

Otros usos curiosos

Se usa como relleno de almohadas. Sus semillas se adaptan muy bien a la forma de la cabeza y cuello. Por ello, permite un descanso muy placentero. Otro punto a su favor es que es hipoalergénico.

En Nueva Zelanda es utilizado como fuente de polen. Así se favorece el combate contra las plagas de los cultivos.

Pormagdaall

El crudiveganismo. La opción de comer alimentos crudos

Cada vez hay más personas que adoptan como estilo de vida ser vegano. Pero, incluso dentro del veganismo, existen algunas diferentes corrientes. Una de ellas es el crudiveganismo. Intentaremos, de una manera sencilla, saber algo más sobre ella.

¿Qué es el crudiveganismo?

Es conocido también con nombres como “raw food” o “alimentación viva”.

El crudiveganismo es un estilo de alimentación que intenta mantener al máximo los nutrientes y vitaminas de los alimentos ingeridos. Su característica es “la alimentación en estado vivo, tal y como la encontramos en la naturaleza, sin transformación”

El término proviene de dos conceptos. Por un lado, crudivorismo (alimentación cruda, no cocinada por encima de una determinada temperatura) y, por otro lado, veganismo (alimentación que excluye el consumo de alimentos provenientes o derivados de animales)

Todo ello conlleva mantener una alimentación 100% vegetal sin que los alimentos se cocinen por encima de los 42ºC (temperatura máxima que alcanzan los alimentos expuestos al sol)

El fundamento del que se parte es que los alimentos cocinados por encima 42ºC:

  • Pierden sus enzimas
  • Desnaturalizan sus proteínas
  • Destruyen algunas vitaminas
  • Otros nutrientes se modifican

Por lo tanto, el consumo de demasiados alimentos cocinados da lugar a un desequilibrio en nuestro organismo que tiene un impacto negativo en nuestra salud. Da lugar a una sobrealimentación, pero no a una buena nutrición

Alimentación crudivegana

La base de la alimentación está en los productos 100% vegetales sin cocinar. Hay que entender que el proceso de cocinado se refiere a no someter al alimento a temperaturas superiores a 42ºC.

Los alimentos que predominan son:

  • Productos crudos, frescos, no tratados con químicos, no procesados y sin aditivos.
  • Consumo equilibrado de frutas, hortalizas, verdura, vegetales grasos, cereales integrales germinados, semillas, algas, frutos secos, legumbres, aceites vegetales, frutos secos, legumbres…
  • Alimentos procesados de forma natural como germinados, deshidratados (sin que se superen los 42ºC en el proceso), remojados, licuados, macerados…

Los alimentos que hay que evitar o con los que ser precavidos:

  • Evitar alimentos con exceso de almidón (patatas o cereales sin germinar)
  • Alimentos cocinados a más de 42ºC
  • Los de origen animal o derivados de los mismos
  • Transgénicos
  • Productos envasados, refinados y procesados como pueden ser harinas o azúcar
  • Alcohol
  • Precaución con algunos alimentos que pueden ser tóxicos ni no se cocinan (soja, altramuces…) o que presenten sustancias tóxicas en determinadas condiciones (por ejemplo, germinación de almendras dulces en presencia de luz)

Consejos para una dieta crudivegana

La dieta crudivegana es muy rica en fibra y saciante. Esto puede dar lugar a que no se cubra los requerimientos energéticos. El incluir una buena ración de frutos secos diariamente, puede paliar esta carencia.

La supresión de alimentos de origen animal puede influir en una carencia de vitamina B12. Para subsanar este aspecto se puede recurrir a suplementos de esta vitamina.

Otro aspecto a considerar es la dificultad de cubrir la cantidad necesaria de proteínas en la dieta. Para no tener problemas en este sentido, la inclusión de legumbres germinadas es un gran aliado.

Aunque es un tipo de dieta que ayuda a no elevar los niveles de colesterol malo, también puede afectar a los niveles de colesterol bueno.

La restricción de proteínas e hidratos de carbono complejos puede dar lugar a dolores de cabeza, ansiedad o cansancio.

En definitiva, lo más aconsejable es consultar a tu médico y a un nutricionista para que nuestra dieta crudivegana no nos cause más perjuicios que beneficios.

Pormagdaall

IHF: intolerancia a la fructosa. Enfermedad rara y muy seria

Existen muchísimos casos de intolerancia a la fructosa. Sin embargo, no todos son iguales. La mayoría son casos de malabsorción de la fructosa. Pero hay una patología más seria: intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF)

Qué es la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF)

La IHF es una enfermedad hereditaria donde la enzima aldolasa B, encargada de degradar la fructosa (en hígado, intestino y riñones), no funciona correctamenteintolerancia a la fructosa

Nos referimos a un error genético en el metabolismo de la fructosa. Es considerada una enfermedad rara que se hereda de padres a hijos (de carácter autosómico recesivo).

En este caso el problema no surge por «problemas» en la absorción de la fructosa. Ésta es absorbida por las células intestinales. Sin embargo, el organismo no es capaz de metabolizarla correctamente (degradarla). Esta falta de metabolización da lugar a la acumulación de un «producto intermedio» tóxico para el organismo. Tal situación da lugar a una serie de síntomas que mejoran con un buen tratamiento dietético.

Es una patología que se mantiene de por vida, siendo diagnosticada en edad temprana.

Sintomatología de esta intolerancia a la fructosa

Los síntomas suelen aparecer con la introducción de la fruta y verdura en la dieta del niño.

Inmediatamente tras la ingestión de fructosa, se manifestará una sintomatología tal como: nauseas, vómitos, sudoración, letargia, alteración hepática aguda…

Si, a pesar de estos primeros síntomas, se sigue consumiendo productos con fructosa (aunque sea en pequeñas cantidades), podemos encontrarnos con: crecimiento insuficiente, alteraciones hepáticas, dificultades de alimentación y vómitos recurrentes.

Como vemos, son unos síntomas muy particulares que pueden cursar, además, con: convulsiones, ictericia, ascitis… Estos síntomas son más graves cuanta menos edad tiene el paciente.intolerancia a la fructosa

Diagnóstico de IHF

Para confirmar el diagnóstico de IHF, contamos con pruebas tales como:

  • Sobrecarga de fructosa (prueba peligrosa)
  • Estudios de actividad de la enzima por medio de biopsias
  • Estudios genéticos.

Tratamiento de la intolerancia a la fructosa (IHF)

El único tratamiento efectivo es seguir una dieta que elimine las fuentes de fructosa, sacarosa y sorbitol. No se debe consumir más de 1-2 gramos de fructosa al día (en sus diferentes formas).

Para seguir una dieta correcta, es necesario conocer qué alimentos contienen esos elementos y leer detenidamente las etiquetas de los productos a consumir (son pocos los productos que se pueden consumir con IHF).

  • Fructosa
    • miel
    • fruta (20-40%). El contenido varia según las condiciones de crecimiento y maduración de las frutas.
    • verduras (1-2%). El contenido también es variable.
    • otros alimentos de origen vegetal
    • como edulcorante en productos dietéticos y para diabéticosintolerancia a la fructosa
    • como excipiente en medicamentos
  • Sacarosa
    • azúcar común (blanco o mereno)
    • productos dulce: galletas, cereales, postres, bollería…
    • algunas frutas (1-12%)
    • algunas verduras (1-6%)
    • componentes de algunos medicamentos infantiles
  • Sorbitol
    • frutas
    • verduras
    • como edulcorante en productos dietéticos

Si se sigue una dieta correcta, la mayoría de los síntomas desaparecerán. Puede persistir la hepatomegalia (aumento patológico del tamaño del hígado) durante meses o años.

Este tipo de dieta suele tener déficit de vitamina C, sería aconsejable tomar suplementos. Tomar una suplementación de ácido fólico podría ser beneficioso. El ácido fólico estimula la actividad de la enzima aldolasa B.

Pormagdaall

Analizamos las ventajas e inconvenientes de la dieta vegana

Según muchas investigaciones, la dieta vegana se considera una dieta muy saludable. Incluso hay estudios que apuntan a que ayuda a prevenir muchas enfermedades.

Sin embargo, hay que destacar que ha de estar bien planificada para no sufrir carencias nutricionales.

En general, es una dieta cuya base la encontramos en los productos vegetales: verduras, legumbres, frutos secos, cereales… Se prescinde de todo alimento de origen animal.

Las ventajas de la dieta veganadieta vegana

  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiacas (por el reducido aporte de grasas saturadas)
  • Previene la obesidad
  • Disminuye la presión arterial
  • Previene algunos tipos de cáncer
  • Al contener una alto contenido en fibra, favorece el tránsito intestinal
  • Beneficiosas para la diabetes tipo 2
  • No aumenta el colesterol
  • Fuente de energía (cereales)
  • Suele ser más económica
  • Rica en vitaminas y minerales importantes (frutas, vegetales…)
  • Mayor aporte de polifenoles y flavonoides (nutrientes con propiedades antioxidantes, antibacterianas, antiinflamatorias…)

Inconvenientes de la dieta vegana

  • Es una dieta baja en proteínas. Esto puede provocar carencia de algunos nutrientes esenciales. Esto se debe suplir con complementos alimenticios.
  • Especial atención a los déficits de determinados nutrientes: calcio, vitamina D (sus fuentes son de origen animal), ácidos grasos omega 3 (presentes en pescados), hierro (menor absorción)…
  • Aunque los vegetales son ricos en vitaminas, éstas no son completas. Esto requiere una buena combinación de vegetales para un aporte adecuado de vitaminas.
  • El no consumir productos de origen animal, puede dar lugar a déficit de vitamina B12 que será necesario suplir.dieta vegana
  • Algunos estudios destacan que puede haber un déficit de triptófano (contenido en proteínas). Éste es necesario para la alimentación de las neuronas del cerebro.
  • No es apropiada en determinadas etapas: niñes, adolescencia, embarazo, lactancia o tercera edad.
  • Dificultades a la hora de comer fuera. Sin embargo, la oferta cada vez es mayor para paliar este inconveniente.
  • Difícil de planificar exhaustivamente para contrarrestar las carencias nutricionales.

Consejos para una dieta vegana saludable

  • Incluir semillas para aportar calcio a la dieta.
  • Consumir a diario frutas y verduras.
  • Consumir diariamente frutos secos (grasas buenas, antioxidantes, vitaminas y calcio)
  • Para conseguir proteínas completas, combinar legumbres y cereales en una misma comida.
  • El aporte de vitamina B12, lo podemos obtener incluyendo algas en la dieta.
  • Combinar vegetales o legumbres ricas en hierro, con fuentes de vitamina C. De esta manera se favorece la absorción de ese mineral.
  • Elegir productos fortificados en hierro o vitaminas: tofu, zumos de soja…
  • Utilizar aceite de oliva.
  • Tomar el sol unos 30 minutos al día. De esta manera se obtiene vitamina D y se mejora la absorción del calcio.
Pormagdaall

Intolerancia al sorbitol ¿Qué sabemos sobre esta intolerancia?

Como cualquier otra intolerancia, la intolerancia al sorbitol supone una respuesta (no mediada por el sistema inmune) ante la ingesta de este componente.

Pero, ¿qué es el sorbitol?

Este componente es un polialcohol (azúcar alcohólico) utilizado como edulcorante y también como aditivo (E-420) en la industria alimenticia y farmacéutica. De forma natural puede hallarse en las algas rojas y en frutas (sobre todo de la familia rosaceae: pera, manzana, ciruela, melocotón y albaricoque). De forma industrial, puede obtenerse mediante la modificación química de la glucosa.intolerancia al sorbitol

Está muy relacionado con la intolerancia a la fructosa. Su ingestión conjunta dificulta la absorción de los azúcares. Además, la metabolización del sorbitol en el hígado, puede generar fructosa.

Tipos de intolerancia al sorbitol

  1. Intolerancia primaria. Genéticamente puede existir un déficit de la enzima GLUT5 (enzima transportadora del sorbitol). Se desarrollará a lo largo de la vida.
  2. Intolerancia secundaria. Puede derivarse por daño en la mucosa intestinal, ocasionada por otras enfermedades (celiaquia, Crohn…). Puede ser crónica o transitoria.

Cómo se diagnostica la intolerancia al sorbitol

Las pruebas para determinar esta intolerancia, son las mismas que las que se realizan en el caso de la intolerancia a la fructosa:

  • Test de hidrógeno expirado (medición de la cantidad de hidrógeno en aire expirado)
  • Curva glucémica (extracción de sangre tras la administración de distintas cantidades de sorbitol)

Sintomatología

Los síntomas pueden ocurrir, desde los 30 minutos hasta 3-4 horas, tras la ingesta de alimentos con sorbitol.

Son muy parecidos a los de la intolerancia a la fructosa: vómitos, gases, dolor y distensión intestinal y, sobre todo, diarrea.

No suele dar lugar a situaciones de desnutrición. Sin embargo, en casos de alto grado de intolerancia en niños, puede influir en su desarrollo y crecimiento.

Tratamiento y consejosintolerancia al sorbitol

Lo fundamental es seguir una dieta exenta de sorbitol o reducirlo al máximo posible. Para ello es imprescindible leer las etiquetas de los alimentos.

  • Limitar las frutas con mayor contenido en sorbitol
  • Cuidado con los productos «light» (suelen contener sorbitol)
  • No consumir productos que lleven el aditivo E-420
  • Reducir el consumo de alimentos ricos en fructosa
  • Si la intolerancia es severa, cuidar también los productos cosméticos y medicamentos que lo puedan contener

Pormagdaall

Sin frutos secos. Consejos para vivir con alergia a frutos secos

Cuando se padece una alergia a frutos secos, es necesario seguir una dieta sin frutos secos. Nos referimos a los frutos secos como tal, a los productos que los contengan como ingredientes, a las posibles trazas de los mismos y a las precauciones para evitar la contaminación cruzada.

Y, volvemos a insistir, es imprescindible una lectura atenta de las etiquetas de los productos que se vayan a consumir.sin frutos secos

Consejos para una correcta dieta sin frutos secos

  • Los frutos secos pertenecen a familias botánicas diferentes, por lo tanto algunos pueden ser tolerados. Estos que son tolerados, se recomiendan comerlos con cáscara. De esta manera evitamos la contaminación cruzada en el proceso de «pelado«.
  • Cuando en una etiqueta veamos «frutos secos«, sin especificar cuál es, la mejor opción es evitar el producto.
  • Especial cuidado con denominaciones tales como: emulsified o emulsionado o satay (salsa de cacahuetes). Estos términos pueden indicar que están espesados con cacahuete*. Este tipo de salsa es muy frecuente en restaurantes asiáticos, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de comer en este tipo de restaurantes. *(Debemos tener en cuenta que el cacahuete, aunque no es un fruto seco, se le suele incluir como tal. De hecho es un alérgeno que se trata de manera independiente)
  • Se pueden encontrar también los frutos secos en productos de repostería y panadería.
  • Extremar las precauciones a la hora de comer fuera de casa o en restaurantes tipo «buffet» (los cubiertos usados para servirnos pueden provocar contaminación cruzada).sin frutos secos
  • Cada vez existen más cantidad de salsas a las que se añaden frutos secos: barbacoa, pesto, inglesa…
  • Es importante atender también a las frases de advertencia tales como: «puede contener trazas«, «fabricado en una fábrica que…» No son obligatorias de poner, pero nos pueden indicar una posible contaminación o un deficiente control de alérgenos que tenemos que tener en cuenta.
  • No podemos tampoco olvidar prestar la misma atención a productos de cosmética o higiene personal. Si incluyen frutos secos como ingredientes, se pueden desencadenar también algún tipo de reacción por contacto.
  • En un principio, el aceite de girasol no produce alergias ya que es un lípido o grasa. Sin embargo, en casos de extrema sensibilización, sería conveniente evitarlo. Esto se debe a posibles trazas de proteínas en el mismo.
  • Eliminar las mantequillas de frutos secos. Éstas se consiguen triturando los frutos secos completos (con todas las proteínas).
Pormagdaall

Dieta sin leche. ¿Cómo convivir con la alergia a la leche?

La alergia a la leche suele desaparecer durante la infancia, sólo pocos casos se mantienen en edad adulta. Prevenir las reacciones alérgicas supone seguir una dieta sin leche.

¿En qué consiste una dieta sin leche?sin leche

Cuando se padece alergia a la leche, la dieta exenta de leche y sus derivados es el único tratamiento efectivo. Esta tarea puede resultar algo complicado ya que, actualmente, existen muchos productos con leche o fabricados con ella y/o derivados de la misma. De ahí que recomendemos una lectura detenida de las etiquetas de los productos a consumir.

Al leer una etiqueta, debemos comprobar que la leche no solo sea un ingrediente del productos, si no que, además, no aparezca como «ingrediente oculto«. He aquí algunos términos que nos avisan de su presencia:

  • Caseína, caseína cálcica, hidrolizado de caseína, caseinato de magnesio, caseína potásica, caseína cuajada o cuajo de caseína, caseína sódica.
  • Derivado de la leche: queso, yogur, pudin, crema de leche cuajada, requesón…
  • Mantequilla, extracto de mantequilla, grasa de mantequilla, sabor artificial de mantequilla…
  • Margarinas, cremas para el café
  • Suero, hidrolizado de suero
  • Lactoalbúmina, fosfato de lactoalbúmina, lactoglobulina, lactosa…

La dieta sin leche tiene como fin prevenir las reacciones alérgicas. Sin embargo, a veces la prevención puede fallar. En el caso de sufrir una reacción grave es imprescindible contar con un inyectable de adrenalina (o epinefrina) para ser utilizado.

Consejos para una correcta dieta sin lechesin leche

  • Se puede pensar que eliminar la leche de la dieta puede suponer la eliminación de una fuente de calcio importante. Sin embargo, existen otros muchos alimentos ricos en calcio o productos enriquecidos con calcio que pueden sustituir esa fuente de calcio.
  • El prescindir de productos lácteos puede dar lugar a pérdida de peso y malnutrición (deficiencia en calcio y vitamina D). Para evitar esta situación hay alternativas que podemos incluir en nuestra dieta: pescado, marisco, col, espinacas, frutos secos…
  • Se puede sustituir la leche por bebidas vegetales (arroz, soja…). NO por otro tipo de leche (cabra, oveja), ya que sus proteínas son muy similares.
  • Una buena opción son los productos veganos que carecen de ingredientes animales (leche, huevo…).
  • Hoy en día existen una gran variedad de sustitutos lácteos vegetales para poder ser utilizados: bebidas vegetales, margarinas vegetales…
  • Precaución con la contaminación cruzada. Por ejemplo en fritos, rebozados, cubiertos…
  • Especial atención a la hora de comer fuera de casa.

Pormagdaall

La malabsorción a la fructosa. Intolerancia infradiagnosticada

La malabsorcion a la fructosa es un tipo de intolerancia muy similar a la intolerancia a la lactosa. Esta intolerancia está más extendida de lo que podamos pensar. Muchos estudios calculan que puede afectar a entre un 40-60% de la población.

En qué consiste la malabsorcion a la fructosa

Esta situación es provocada porque las células intestinales no son capaces de absorber, total o parcialmente, la fructosa

La fructosa ha de ser absorbida en el intestino delgado por diferentes mecanismos. Para ello es necesaria una enzima transportadora específica. Si se produce una alteración de este mecanismo transportador, la fructosa no puede ser absorbida. Por lo tanto, este tipo de azúcar sigue su camino hasta el intestino grueso.

Ya en el intestino grueso, la fructosa es fermentada por las bacterias intestinales dando lugar a los diferentes síntomas de esta intolerancia.

Tiposmalabsorcion a la fructosa

  1. Primaria. También conocida como malabsorción congénita aislada. Se va desarrollando a lo largo de la vida pudiendo tener una causa genética.
  2. Secundaria. A consecuencia de otras enfermedades intestinales que dañan la mucosa intestinal (colon irritable, celiaquia…). Puede ser crónica o reversible.

Síntomas

Como en otras intolerancias a carbohidratos, pequeñas cantidades pueden no presentar sintomatología. También hay que considerar que el umbral para presentar síntomas es muy variable entre las personas afectadas. Otros factores a tener en cuenta, son las enfermedades asociadas y el grado de de intolerancia que se padezca.

La aparición de la sintomatología puede variar entre los 30 minutos y las 3-4 horas tras la ingesta de alimentos con fructosa.

Los síntomas son muy molestos, pero no tan graves como en la IHF. Entre ellos podemos destacar: distensión y dolor abdominal, diarrea o estreñimiento, ruidos intestinales, hinchazón, gases, vómitos y dolor de cabeza.

Diagnóstico

Existen varias pruebas para diagnosticar la malabsorcion a la fructosa:malabsorcion a la fructosa

  • Test de hidrógeno espirado. Cuando las bacterias del intestino descomponen los azúcares, liberan hidrógeno. Por lo tanto, si tras la ingesta de fructosa, se produce una elevación de hidrógeno, nos indica que este azúcar no ha sido absorbido.
  • Prueba de curva de glucemia. Esta prueba mide la glucemia en sangre tras la ingesta de fructosa. Es una prueba incómoda pues requiere extracciones de sangre cada 30 minutos, durante 2-3 horas.

Tratamiento

Supone una dieta restringida en fructosa (a veces también en sorbitol). La restricción estará determinada por el grado de intolerancia (parcial o total), siendo más restrictiva a medida que el grado es más severo.

  • Aconsejable contactar con un dietista.
  • Restringir los productos:
    • con más cantidad de fructosa que glucosa
    • con exceso de fructosa y sorbitol
  • Productos con igual cantidad de fructosa y glucosa (sacarosa), pueden ser tolerados.
  • Reducir alimentos con carbohidratos no digeribles: polioles (sorbitol, xilitol…), rafinosa (habas) e inulina (polifructosa).
  • Esta dieta puede ocasionar carencias nutricionales. Es aconsejable tomar suplementos de vitamina C o ácido fólico.
  • El daño de las vellosidades intestinales afecta a la salud de nuestro intestino (importante consumir probióticos). También afecta a la absorción de otros nutrientes que pueden ocasionar malnutrición.

 

Pormagdaall

Dieta sin huevo: aspectos importantes que debes tener en cuenta

El hecho de ser alérgico al huevo conlleva seguir una dieta sin huevo. ¿Cómo se trata esta alergia?¿Qué caracteriza la dieta sin huevo?¿Qué términos me indican que un producto puede llevar huevo en una etiqueta?

sin huevoTratamiento de la alergia al huevo

Actualmente, el único tratamiento preventivo para las reacciones ante la ingesta de huevo, es seguir una dieta sin huevo (exenta de huevos y derivados de los mismos).

Si, a pesar de seguir la dieta sin huevo, se presentase alguna reacción, lo fundamental es tratar los síntomas. Utilizaremos antihistamínicos , broncodilatadores y adrenalina (en caso de anafilaxia).

En los últimos años, en la alergia al huevo, se está comenzando a utilizar la desensibilización.

Dieta sin huevo

El huevo se presenta en multitud de productos: productos de pastelería, pan, pastas, fiambres, patés, helados, salsas… Incluso en algunos cereales de desayuno, cafés cremosos y vinos o cervezas aclarados con clara de huevo.

Una dieta exenta de huevo supone evitar la ingesta del mismo en cualquiera de sus formas:

  • Como ingrediente
  • En pequeñas cantidades no declaradas (actuando como elemento secundario: emulsionante, clarificador…)
  • Como consecuencia de una contaminación cruzada: menaje de cocina, aceite de freír…

Precauciones en una dieta sin huevo

Es preciso leer bien las etiquetas de los productos y reconocer los distintos términos bajo los que pueda aparecer:

  • Huevo deshidratado; huevo granulado; huevo en polvo, huevo enterosin huevo
  • Clara de huevo; clara en polvo o granulada
  • Yema de huevo
  • Albúmina
  • Coagulante
  • Emulsuficante
  • Globulina
  • Lecitina o E-322 (si no especifica de donde procede)
  • Livetina
  • Lisozima
  • Ovalbúmina
  • Ovoglobulina
  • Ovomucina
  • Ovomucoide
  • Ovotrasferrina
  • Ovovitelina
  • Albuminato de sílice
  • Simplesse (producto que se utiliza como sustituto de la grasa, preparado a partir de la clara de huevo)
  • Vitelina
  • E-161b (luteína, pigmento amarillo)

sin huevo¡Presta atención a jabones y medicamentos también!

Es preciso leer las etiquetas de los productos cosméticos (jabones, geles, champús) y de los medicamentos para evitar sustos innecesarios

Pormagdaall

Vivir sin lactosa. Cómo afecta en el día a día de la persona

Para que la intolerancia a la lactosa nos permita vivir sin «molestias«, es preciso seguir una dieta sin lactosa. Desde hace unos años, también existen los suplementos de lactasa en pastillas que nos pueden «sacar de algún compromiso«.

Sin embargo, no hay que adoptar esta dieta sin que exista un diagnóstico certero. Si se tiene sospechas, podemos confirmar la intolerancia mediante pruebas diagnosticas tales como: test de hidrógeno expirado, test sanguíneo de tolerancia a la lactosa, biopsia de intestino delgado y test genético.

Tras el diagnóstico, el único tratamiento es seguir una dieta exenta de lactosa. La mayoría de las personas no necesitarán excluir totalmente la leche y productos lácteos de la dieta. Pero sí será necesario consumir productos «sin lactosa«.

Dieta sin lactosasin lactosa

La lactosa no sólo está en la leche y productos lácteos. Existen muchos alimentos procesados a los cuales se les ha añadido lactosa para mejorar sus características. De ahí la importancia de leer con atención las etiquetas de los productos. Actualmente, gracias a la nueva normativa, es de obligada declaración.

ADILAC ofrece un «semáforo» de alimentos que permite controlar mejor qué productos son los más o menos apropiados y cómo podemos detectar la presencia de lactosa en las etiquetas. Puedes consultarlo aquí.

Entre los productos más fáciles de digerir (en función del grado de tolerancia), podemos citar:

  • Mantequilla de leche
  • Quesos curados/semicurados
  • Productos lácteos fermentados como el yogur, leches fermentadas, cuajadas…
  • Productos lácteos deslactosados
  • Bebidas vegetales (como sustitutos de la leche)

Si la intolerancia es tan severa que optamos por prescindir de lácteos, podemos encontrarnos con déficits de determinados nutrientes: deficiencias de proteínas, vitaminas (vitaminaD) y minerales (como el calcio). Estos déficits pueden dar lugar a pérdidas de peso y malnutrición. Para evitar esa situación, hay alternativas que podemos incluir en nuestra dieta: pescado, marisco, col, espinacas, frutos secos…

La intolerancia a la lactosa en el día a día

sin lactosaEsta intolerancia puede afectar en distintos niveles:

  • Emocional. El estar pendiente de qué producto es o no es apto, genera estados de ansiedad.
  • Social. La vida social, muy vinculada con «el carácter social de la comida«, se ve afectada. Además, aún se necesita una mayor sensibilidad en el plano hostelero para allanar el camino.
  • Nutricional. Es importante contar con la figura de dietista-nutricionista para que la dieta no provoque deficiencias nutricionales.
  • Sanitario. A pesar de que no es una intolerancia desconocida hoy día, es preciso que se incluya en los protocolos de diagnóstico.
  • Consumo. El incremento del precio de los productos «sin lactosa» y su inclusión en productos insospechados, son aspectos que tampoco facilitan el día a día.