Archivo de etiquetas ingredientes

Pormagdaall

Dieta sin leche. ¿Cómo convivir con la alergia a la leche?

La alergia a la leche suele desaparecer durante la infancia, sólo pocos casos se mantienen en edad adulta. Prevenir las reacciones alérgicas supone seguir una dieta sin leche.

¿En qué consiste una dieta sin leche?sin leche

Cuando se padece alergia a la leche, la dieta exenta de leche y sus derivados es el único tratamiento efectivo. Esta tarea puede resultar algo complicado ya que, actualmente, existen muchos productos con leche o fabricados con ella y/o derivados de la misma. De ahí que recomendemos una lectura detenida de las etiquetas de los productos a consumir.

Al leer una etiqueta, debemos comprobar que la leche no solo sea un ingrediente del productos, si no que, además, no aparezca como «ingrediente oculto«. He aquí algunos términos que nos avisan de su presencia:

  • Caseína, caseína cálcica, hidrolizado de caseína, caseinato de magnesio, caseína potásica, caseína cuajada o cuajo de caseína, caseína sódica.
  • Derivado de la leche: queso, yogur, pudin, crema de leche cuajada, requesón…
  • Mantequilla, extracto de mantequilla, grasa de mantequilla, sabor artificial de mantequilla…
  • Margarinas, cremas para el café
  • Suero, hidrolizado de suero
  • Lactoalbúmina, fosfato de lactoalbúmina, lactoglobulina, lactosa…

La dieta sin leche tiene como fin prevenir las reacciones alérgicas. Sin embargo, a veces la prevención puede fallar. En el caso de sufrir una reacción grave es imprescindible contar con un inyectable de adrenalina (o epinefrina) para ser utilizado.

Consejos para una correcta dieta sin lechesin leche

  • Se puede pensar que eliminar la leche de la dieta puede suponer la eliminación de una fuente de calcio importante. Sin embargo, existen otros muchos alimentos ricos en calcio o productos enriquecidos con calcio que pueden sustituir esa fuente de calcio.
  • El prescindir de productos lácteos puede dar lugar a pérdida de peso y malnutrición (deficiencia en calcio y vitamina D). Para evitar esta situación hay alternativas que podemos incluir en nuestra dieta: pescado, marisco, col, espinacas, frutos secos…
  • Se puede sustituir la leche por bebidas vegetales (arroz, soja…). NO por otro tipo de leche (cabra, oveja), ya que sus proteínas son muy similares.
  • Una buena opción son los productos veganos que carecen de ingredientes animales (leche, huevo…).
  • Hoy en día existen una gran variedad de sustitutos lácteos vegetales para poder ser utilizados: bebidas vegetales, margarinas vegetales…
  • Precaución con la contaminación cruzada. Por ejemplo en fritos, rebozados, cubiertos…
  • Especial atención a la hora de comer fuera de casa.

Pormagdaall

Dieta sin huevo: aspectos importantes que debes tener en cuenta

El hecho de ser alérgico al huevo conlleva seguir una dieta sin huevo. ¿Cómo se trata esta alergia?¿Qué caracteriza la dieta exenta de huevo?¿Qué términos me indican que un producto puede llevar huevo en una etiqueta?

sin huevoTratamiento de la alergia al huevo

Actualmente, el único tratamiento preventivo para las reacciones ante la ingesta de huevo, es seguir una dieta sin huevo (exenta de huevos y derivados de los mismos).

Si, a pesar de seguir la dieta exenta de huevo, se presentase alguna reacción, lo fundamental es tratar los síntomas. Utilizaremos antihistamínicos , broncodilatadores y adrenalina (en caso de anafilaxia).

En los últimos años, en la alergia al huevo, se está comenzando a utilizar la desensibilización.

Dieta sin huevo

El huevo se presenta en multitud de productos: productos de pastelería, pan, pastas, fiambres, patés, helados, salsas… Incluso en algunos cereales de desayuno, cafés cremosos y vinos o cervezas aclarados con clara de huevo.

Una dieta exenta de huevo supone evitar la ingesta del mismo en cualquiera de sus formas:

  • Como ingrediente
  • En pequeñas cantidades no declaradas (actuando como elemento secundario: emulsionante, clarificador…)
  • Como consecuencia de una contaminación cruzada: menaje de cocina, aceite de freír…

Precauciones en una dieta exenta de huevo

Es preciso leer bien las etiquetas de los productos y reconocer los distintos términos bajo los que pueda aparecer:

  • Huevo deshidratado; huevo granulado; huevo en polvo, huevo enterosin huevo
  • Clara de huevo; clara en polvo o granulada
  • Yema de huevo
  • Albúmina
  • Coagulante
  • Emulsuficante
  • Globulina
  • Lecitina o E-322 (si no especifica de donde procede)
  • Livetina
  • Lisozima
  • Ovalbúmina
  • Ovoglobulina
  • Ovomucina
  • Ovomucoide
  • Ovotrasferrina
  • Ovovitelina
  • Albuminato de sílice
  • Simplesse (producto que se utiliza como sustituto de la grasa, preparado a partir de la clara de huevo)
  • Vitelina
  • E-161b (luteína, pigmento amarillo)

sin huevo¡Presta atención a jabones y medicamentos también!

Es preciso leer las etiquetas de los productos cosméticos (jabones, geles, champús) y de los medicamentos para evitar sustos innecesarios

Pormagdaall

Vivir sin lactosa. Cómo afecta en el día a día de la persona

Para que la intolerancia a la lactosa nos permita vivir sin «molestias«, es preciso seguir una dieta sin lactosa. Desde hace unos años, también existen los suplementos de lactasa en pastillas que nos pueden «sacar de algún compromiso«.

Sin embargo, no hay que adoptar esta dieta sin que exista un diagnóstico certero. Si se tiene sospechas, podemos confirmar la intolerancia mediante pruebas diagnosticas tales como: test de hidrógeno expirado, test sanguíneo de tolerancia a la lactosa, biopsia de intestino delgado y test genético.

Tras el diagnóstico, el único tratamiento es seguir una dieta exenta de lactosa. La mayoría de las personas no necesitarán excluir totalmente la leche y productos lácteos de la dieta. Pero sí será necesario consumir productos «sin lactosa«.

Dieta sin lactosasin lactosa

La lactosa no sólo está en la leche y productos lácteos. Existen muchos alimentos procesados a los cuales se les ha añadido lactosa para mejorar sus características. De ahí la importancia de leer con atención las etiquetas de los productos. Actualmente, gracias a la nueva normativa, es de obligada declaración.

ADILAC ofrece un «semáforo» de alimentos que permite controlar mejor qué productos son los más o menos apropiados y cómo podemos detectar la presencia de lactosa en las etiquetas. Puedes consultarlo aquí.

Entre los productos más fáciles de digerir (en función del grado de tolerancia), podemos citar:

  • Mantequilla de leche
  • Quesos curados/semicurados
  • Productos lácteos fermentados como el yogur, leches fermentadas, cuajadas…
  • Productos lácteos deslactosados
  • Bebidas vegetales (como sustitutos de la leche)

Si la intolerancia es tan severa que optamos por prescindir de lácteos, podemos encontrarnos con déficits de determinados nutrientes: deficiencias de proteínas, vitaminas (vitaminaD) y minerales (como el calcio). Estos déficits pueden dar lugar a pérdidas de peso y malnutrición. Para evitar esa situación, hay alternativas que podemos incluir en nuestra dieta: pescado, marisco, col, espinacas, frutos secos…

La intolerancia a la lactosa en el día a día

sin lactosaEsta intolerancia puede afectar en distintos niveles:

  • Emocional. El estar pendiente de qué producto es o no es apto, genera estados de ansiedad.
  • Social. La vida social, muy vinculada con «el carácter social de la comida«, se ve afectada. Además, aún se necesita una mayor sensibilidad en el plano hostelero para allanar el camino.
  • Nutricional. Es importante contar con la figura de dietista-nutricionista para que la dieta no provoque deficiencias nutricionales.
  • Sanitario. A pesar de que no es una intolerancia desconocida hoy día, es preciso que se incluya en los protocolos de diagnóstico.
  • Consumo. El incremento del precio de los productos «sin lactosa» y su inclusión en productos insospechados, son aspectos que tampoco facilitan el día a día.
Pormagdaall

Cosmeticos naturales, ¿sabes reconocerlos?

Antes de precisar como reconocer cosmeticos naturales, ¿sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de cosméticos?

Un cosmético es aquel producto cuya aplicación es superficial sobre alguna parte del cuerpo y cuya finalidad es mejorar el aspecto

La función, por tanto, de un cosmético es puramente estética (no curativa) y el uso de un cosmético, es externo.

La naturaleza pone a nuestra disposición una ingente cantidad de productos para elaborar cosméticos. Cuando la base de los cosméticos son los vegetales, podemos estar hablando de cosmeticos naturales.

¿Qué tenemos que mirar para reconocer cosmeticos naturales?

Actualmente hay un exceso en el uso del término «natural». Para estar seguros de que un cosmético realmente contiene ingredientes naturales, es imprescindible leer su INCI (nombre internacional de los ingredientes cosméticos). Debemos saber que el listado de ingredientes van ordenados de mayor a menos cantidad. Por ejemplo, si destaca la presencia de «aceite de oliva» y este ingrediente aparece de los últimos en el listado, realmente la presencia de dicho ingrediente es inapreciable.

Contamos con una serie de organismos, en distintos países, que pueden certificar si un cosmético es natural (incluso si es ecológico). Entre ellos podemos citar: Soil Association en Inglaterra, BDIH en Alemania o Ecocert en Francia. Según el organismo se establecen una serie de principios a cumplir por los cosméticos naturales

Principios que han de cumplir los cosméticos para ser «naturales»cosmeticos naturales

  • Un porcentaje mínimo (90%) de los ingredientes han de ser de origen natural.
  • Las materia primas de origen vegetal tienen que ser auténticas, no proceder de especies protegidas y no causar daños ecológicos en su extracción y transporte.
  • No testadas sobre animales. No se usan sustancias animales que provengan de animales muertos.
  • Ausencia de componentes químicos. Ni ingredientes que impliquen el uso de tecnologías como nanotecnología, irradiación u organismos modificados genéticamente (OGM).
  • No se usan sustancias que puedan provocar reacciones alérgicas e irritantes; que causen alteraciones hormonales; o sobre las que se sospeche que pueden ser cancerígenas. Por lo tanto, no se usan derivados del petróleo tales como parafinas, siliconas o aromas.
  • No tienen fragancias ni aromas artificiales, colorantes ni conservantes sintéticos. Se permite el uso de conservantes naturales o réplicas de laboratorio (siempre que sean igual al natural).
  • En cuanto a su proceso de fabricación, ha de ser respetuoso con el medio ambiente (incluyendo los residuos que generan). Uso de envasado y embalaje respetuoso; esto es, reciclados y/o reciclables.
  • Se permite el uso de pequeñas cantidades de tensioactivos y emulsionantes.
  • Por obligación, en el envase ha de aparecer toda la información sobre los ingredientes de su formulación.

Debido a todos estos aspectos, son productos cuya apariencia, color u olor, son muy distintos a los que estamos acostumbrados de la cosmética convencional.

Pormagdaall

Alergia a la leche. Qué provoca la alergia a la leche

Cuando alguna persona es alérgica a determinado alimento, su sistema inmunitario reacciona de una manera exagerada ante las proteínas de ese alimento. Con la alergia a la leche no es distinto, aunque lo correcto sería decir alergia a las proteínas de vacuno (PV).

¿Qué componentes tiene la leche?

Los componentes principales de la leche son:

  • Hidratos de carbono, glúcidos o azúcares: lactosa. Este compuesto NO provoca alergia. Si su digestión o metabolización es incorrecta, hablamos de intolerancia a la lactosa.
  • Lípidos o grasas. NO causan alergia. En caso de enfermedades pancreáticas, puede existir  cierta incapacidad para digerir las grasas, provocando malabsorción de las mismas.
  • Proteínas. Éstas son las causantes de las alergias. Podemos diferenciar 2 grandes grupos:
    • Las 3 proteínas principales (caseína, alfa-lactoalbúmina y beta-lactoglobulina) que están en la leche líquida y derivados, pero no en la carne de vacuno.
    • Otras proteínas (seroalbúmina, lactoferrina…) que están tanto en la leche líquida como en la carne de vacuno.

alergia a la lecheSe puede ser alérgico a una o varias de las anteriores proteínas. De ello dependerá que reaccionemos sólo ante la leche y derivados o, también, a la carne de vacuno.

Hay que señalar que, ante la similitud en las proteínas con otras leches (cabra, oveja), éstas leches pueden dar también reacciones alérgicas

¿Qué sucede en la alergia a la leche?

La alergia a la leche es una reacción adversa que sucede ante las proteínas presentes en ese alimento con mediación del sistema inmunitario

Por lo tanto, si somos alérgicos, nuestro organismo tomará por «cuerpos extraños» estas proteínas. El sistema inmune actuará de una manera desmesurada para «deshacerse» de ellas.Para ello libera unas sustancias (histamina) que dará lugar a los diferentes síntomas. Como en la mayoría de las alergias alimenticias, la respuesta será casi inmediata.

La persona alérgica presentará síntomas ante la ingesta de leche, derivados lácteos y alimentos preparados que lleven leche. En determinados casos, se podrían presentas síntomas también ante la ingesta de carne de vaca, buey, toro y ternera. Incluso, los síntomas se pueden dar antes contacto o indirectamente a través de otras personas.

alergia a la leche