Archivo de etiquetas investigacion

Pormagdaall

Los tatuajes: los riesgos de decorar nuestro cuerpo

El arte del tatuaje ha evolucionado mucho a lo largo de la historia. Cada vez hay más personas que optan por “decorar” su cuerpo con tatuajes. Independientemente de “gustos estéticos”, lo cierto es que las modernas tintas que se utilizan pueden dar lugar a ciertos riesgos que hay que considerar.

Cómo se hacen los tatuajes

Un tatuaje no es nada más que un dibujo permanente realizado en la piel. Este dibujo se hace insertando pigmentos en la capa superior de la piel por medio de agujas. Este proceso no requiere anestesia y puede provocar un pequeño sangrado y un dolor de leve a moderado.

tatuajes

Riegos de los tatuajes

Hace años los riesgos más importantes eran las infecciones de los tatuajes. Esto se relacionaba con la higiene de los locales y malas prácticas. Hoy en día esta situación está prácticamente atajada.

Hay que tener en cuenta que los tatuajes atraviesan la piel y la tinta puede moverse del lugar donde se hizo el tatuaje. Por ello podemos destacar algunos problemas tales como:

Reacciones alérgicas. Puede aparecer un sarpullido con picor, incluso mucho tiempo después de hacerse el tatuaje. Estas reacciones son provocadas por las tintas (sobre todo las de color rojo, verde, amarillo y azul).tatuajes

Infecciones en la piel. Aunque la higiene sea exquisita, existe la posibilidad de una infección tras hacerse un tatuaje.

Otros problemas en la piel. En ocasiones, puede aparecer una inflamación (granuloma) alrededor de la zona tatuada. Incluso pueden causar queloides (zonas elevadas por excesivo crecimiento del tejido que está cicatrizando)

Enfermedades de transmisión sanguínea. En caso de falta de higiene del material y malas prácticas, se puede contraer enfermedades de trasmisión sanguínea (por ejemplo, hepatitis B o hepatitis C)

Complicaciones en las resonancias magnéticas. Aunque esto es raro, puede suceder que un tatuaje provoque hinchazón o ardor durante la exposición a resonancia magnética.

Las tintas: un riesgo aún por determinar

El mayor problema que se presenta actualmente es la falta de regularización de los productos que se utilizan. Es decir, las tintas y sus colorantes. Las pocas investigaciones con las que contamos, hacen que los expertos hablen de problemas a largo plazo. Esto se debe al desconocimiento sobre cómo interactúan estos productos con el organismo.

Entre las características de las nuevas tintas y los colorantes que insertamos en nuestra piel, podemos destacar:

  • Contienen metales pesados (titanio, aluminio, cobre, cobalto, plomo, tatuajescadmio…). De hecho, la tinta roja es la menos recomendada por poder contener compuestos de cadmio y de mercurio.
  • Muchas de los pigmentos son azoicos. Algunos de ellos pueden liberar aminoácidos aromáticos cancerígenos.
  • Uso de conservantes como, por ejemplo, el formaldehido.
  • Algunas tintas utilizan nanopartículas de óxidos de aluminio y titanio (crean efectos y brillos).

Solo una pequeña proporción (30%) de estas tintas están autorizadas como “productos cosméticos”

Consejos para reducir los riesgos del tatuaje

Es imprescindible seguir una serie de cuidados y recomendaciones tales como:

La zona tatuada ha de mantenerse limpia. Basta el uso de agua y jabón; limpiar con suavidad y no frotar para secar.

Hidratar la piel. Es recomendable aplicar varias veces al día un buen humectante suave

No exponerse al sol al menos las primeras semanas.

Esperar que cure sin quitar las costras.

Evitar las zonas de baño (piscina, ríos, lagos…) mientras el tatuaje no esté curado

Ante la sospecha de infección o que el tatuaje no esté curando correctamente, acude al médico.

tatuajesSi, con el tiempo, te arrepientes del tatuaje que te hiciste, consulta con un dermatólogo las opciones para eliminarlo

Debemos saber que no existen tintas ecológicas. Por lo tanto, habrá que optar por aquellas que sean lo más naturales posibles y que estén libres de metales pesados. Una alternativa sería los tatuajes no permanentes con henna o con el fruto del huito.

Existen opciones veganas para los tatuajes, pero esto no las hace menos tóxicas.

Pormagdaall

La psoriasis. ¿Tiene relación esta enfermedad con la celiaquía?

Son varios los estudios que se han centrado en la relación entre psoriasis y celiaquía. Algunos de ellos han determinado que las personas celiacas tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad  en comparación con la población general.

Qué es la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel crónica e inflamatoria. Las células de la piel de la zona afectada, se reproducen muy rápido. Esto da lugar a la formación, por acumulación, de placas enrojecidas, engrosadas y escamosas en la piel.

No tiene cura ni es contagiosa. Pero sí tiene un cierto componente genético. Un tratamiento tópico adecuado y una alimentación correcta, ayudan a controlar sus síntomas.

Aunque puede aparecer a cualquier edad, suele hacerlo con mayor frecuencia en dos momentos de la vida: entre los 20-50 años y entre los 50-60 años.

Las personas afectadas pueden tener un mayor riesgo de sufrir otras enfermedades tales como diabetes, artritis psoriásica, enfermedades cardiovasculares, depresión…

Su relación con la celiaquía

psoriasisLa celiaquía se ha relacionado con otras muchas enfermedades. No es nuevo afirmar que la enfermedad celiaca “camina” conjuntamente con otras enfermedades. Por lo tanto, ¿podríamos establecer una relación entre estas dos patologías?

La realidad es que ambas enfermedades pueden guardar alguna relación, aunque no siempre. Varios investigadores y estudios señalan que muchos pacientes con psoriasis, además pueden ser celiacos. Por ello, aquella podría mejorar estableciendo una dieta sin gluten.

Hay que diferenciarla de la dermatitis herpetiforme. La dermatitis herpetiforme siempre indica celiaquía. Sin embargo, la psoriasis puede desarrollarse sin ser celiaco.

Aunque la relación no está suficientemente clara, es cierto que, al ser ambas “procesos de carácter autoinmune”, esta relación puede darse.

Datos de los estudios

En los últimos años, muchos investigadores se han centrado en aclarar esta relación. Dichos estudios aportan algunos datos interesantes:

Entre un 0,2 y un 4,3% de los pacientes con psoriasis pueden padecer celiaquía vinculada. Esto puede deberse a diversos motivos:

  • Déficit de vitamina D
  • Antecedentes genéticos
  • Aumento de permeabilidad intestinal
  • Respuesta inmunitaria Th2

La introducción de la “dieta sin gluten” en pacientes celiacos que padecen psoriasis, ha dado buenos resultados en la mejoría de la psoriasis. Tras varios meses de seguir esta dieta, se observó una reducción considerable de la zona de piel afectada. En algunos casos, incluso desapareció.

psoriasisLa conclusión del estudio, por tanto, concluye que “en pacientes con psoriasis y anticuerpos específicos para la enfermedad celiaca positivos, la dieta sin gluten puede mejorar los síntomas de la psoriasis”