Tag Archive sin huevo

Pormagdaall

Alergia al huevo y vacunas. Analizamos la relación que existe

Hemos oído hablar de una relación entre la alergia al huevo y vacunas. Lo cierto es que, si somos alérgicos al huevo, hemos de seguir una serie de recomendaciones en cuanto a determinadas vacunas y determinados medicamentos.

Alergia al huevo y vacunas: precauciones

Vacuna triple vírica

Esta vacuna se incluye en el calendario de vacunas con una primera dosis a los 15 meses y otra entre 4-6 años.

La vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubeola), está fabricada en células de embrión. En este sentido, podría contener algún resto de proteínas de huevo.

Su aplicación se hará en el Centro de Salud en dosis única. Se mantendrá al paciente en observación durante 60 minutos. En el caso de que el paciente haya sufrido anafilaxia tras la ingesta de huevo en alguna ocasión, lo adecuado sería derivar al hospital para su administración.

Sólo está contraindicada cuando se haya sufrido una reacción anafiláctica severa a algún componente de la vacuna o a una dosis previa de la misma.

Hace unos años, se utilizaba una vacuna alternativa (Triviratén®). Ésta se fabricaba de forma distinta y sin restos de proteína de huevo. Se aplicaba a niños alérgicos al huevo. Ya no se suministra pues no ofrecía una buena protección frente a las paperas.

huevo y vacunasVacuna antigripal

Esta vacuna se cultiva en huevos de gallina, por lo que puede contener una cantidad reducida de proteínas de huevo. Si se es alérgico al huevo, hay que consultar con el médico.

Su administración se hará en el Centro de Salud. La vacuna ha de garantizar que la cantidad de proteína de huevo es <1,2 gramos por mililitro de vacuna. Se administra en dos dosis. Tras la primera dosis, se mantiene al paciente en observación durante 30 minutos. Si no presenta síntomas, se procede a la segunda dosis, tras la que se respetará un período de observación de 1 hora. En caso de reacción, se remitirá al hospital.

Está contraindicada en personas que hayan presentado una reacción anafiláctica severa ante la ingesta de huevo o con dosis previas de la vacuna.

Vacuna contra la fiebre amarilla

Es una vacuna que se administra si se va a viajar a zonas tropicales.

Puede causar reacciones a personas con alergia al huevo. Por ello, está contraindicada en esta alergia alimenticia.

Si es imprescindible su administración, se remitirá a un centro hospitalario para valoración.

Otras vacunas

Hay vacunas que contienen proteínas de huevo: algunas antirrábicas o de hepatitis A. En estas situaciones, existen huevo y vacunasalternativas “sin proteína de huevo“.

Si eres alérgico al huevo, has de optar por estas “vacunas alternativas“.

Medicamentos

Determinadas pastillas o medicamentos para infecciones de garganta, contienen lisozima; no estaría mal evitarlas. Pero siempre tras consultar al médico.

El anestésico propofol, también puede contener trazas de huevo. En caso de requerir anestesia con este producto, hay que comunicarlo al anestesista.

En cualquier caso, debemos comunicar al médico que somos alérgicos al huevo SIEMPRE.

 

 

Pormagdaall

Dieta sin huevo: aspectos importantes que debes tener en cuenta

El hecho de ser alérgico al huevo conlleva seguir una dieta sin huevo. ¿Cómo se trata esta alergia?¿Qué caracteriza la dieta sin huevo?¿Qué términos me indican que un producto puede llevar huevo en una etiqueta?

sin huevoTratamiento de la alergia al huevo

Actualmente, el único tratamiento preventivo para las reacciones ante la ingesta de huevo, es seguir una dieta sin huevo (exenta de huevos y derivados de los mismos).

Si, a pesar de seguir la dieta sin huevo, se presentase alguna reacción, lo fundamental es tratar los síntomas. Utilizaremos antihistamínicos , broncodilatadores y adrenalina (en caso de anafilaxia).

En los últimos años, en la alergia al huevo, se está comenzando a utilizar la desensibilización.

Dieta sin huevo

El huevo se presenta en multitud de productos: productos de pastelería, pan, pastas, fiambres, patés, helados, salsas… Incluso en algunos cereales de desayuno, cafés cremosos y vinos o cervezas aclarados con clara de huevo.

Una dieta exenta de huevo supone evitar la ingesta del mismo en cualquiera de sus formas:

  • Como ingrediente
  • En pequeñas cantidades no declaradas (actuando como elemento secundario: emulsionante, clarificador…)
  • Como consecuencia de una contaminación cruzada: menaje de cocina, aceite de freír…

Precauciones en una dieta sin huevo

Es preciso leer bien las etiquetas de los productos y reconocer los distintos términos bajo los que pueda aparecer:

  • Huevo deshidratado; huevo granulado; huevo en polvo, huevo enterosin huevo
  • Clara de huevo; clara en polvo o granulada
  • Yema de huevo
  • Albúmina
  • Coagulante
  • Emulsuficante
  • Globulina
  • Lecitina o E-322 (si no especifica de donde procede)
  • Livetina
  • Lisozima
  • Ovalbúmina
  • Ovoglobulina
  • Ovomucina
  • Ovomucoide
  • Ovotrasferrina
  • Ovovitelina
  • Albuminato de sílice
  • Simplesse (producto que se utiliza como sustituto de la grasa, preparado a partir de la clara de huevo)
  • Vitelina
  • E-161b (luteína, pigmento amarillo)

sin huevo¡Presta atención a jabones y medicamentos también!

Es preciso leer las etiquetas de los productos cosméticos (jabones, geles, champús) y de los medicamentos para evitar sustos innecesarios

 

 

 

 

 

Pormagdaall

Alergia al huevo y dermatitis atopica. ¿Existe alguna relación?

A veces se han relacionado la alergia al huevo y dermatitis atopica. ¿Hay relación? ¿La dermatitis es un síntoma?

Los síntomas de alergia al huevo aparecen a los pocos minutos de ingerir huevo (antes de 30-60 minutos). Ocasionalmente, aparecen tras varias horas. Pueden variar según la persona y oscilar en gravedad.

Síntomas de alergia al huevoalergia al huevo y dermatitis atopica

– En la piel podemos observar: urticaria, eccema, enrojecimiento y/o hinchazón.

– Los síntomas digestivos que se pueden presentar: dolor de estómago, dolor de vientre, náuseas, diarrea, vómitos y/o picor alrededor de la boca.

– En el sistema respiratorio: moqueo, resuello, respiración sibilante (“pitos”) y/o dificultad para respirar.

– Pueden darse síntomas cardiovasculares: frecuencia cardíaca acelerada, bajada de tensión arterial

En ciertos casos, nos podemos encontrar con reacciones alérgicas muy graves: anafilaxia. En este caso es imprescindible recurrir a la adrenalina (o epinefrina) administrada en forma de inyección. Tras lo cual, los más indicado es acudir al servicio médico para controlar la evolución.

¿Cómo se estudia la alergia al huevo?

Si se presenta alguno de estos síntomas ante la ingesta de huevo, es necesario tener un diagnóstico claro. Para ello, es preciso acudir al alergólogo. Será este profesional el que, mediante una serie de pruebas, determinará si se es o no alérgico al huevo. Las pruebas no difieren de las que se llevan a cabo en otro tipo de alergia alimenticia: pruebas de piel, análisis de sangre y pruebas de exposición (tolerancia y provocación).

Alergia al huevo y dermatitis atopica

La relación entre alergia al huevo y dermatitis atopica es muy variable:alergia al huevo y dermatitis atopica

  1. En algunos pacientes, la alergia al huevo es la responsable de la dermatitis. Al suprimir el huevo de la dieta, la dermatitis desaparece.
  2. En otros casos, la alergia al huevo sólo es responsable en parte de la dermatitis. Existen otros factores aunque no estén identificados. Si se retira el huevo de la dieta, la dermatitis mejora, pero no desaparece por completo.
  3. Existen casos en que ambas situaciones son independientes. Suprimir el huevo no influye en el estado de la dermatitis.
  4. Y, por último, puede existir dermatitis atópica en personas no alérgicas al huevo, pero que, al suprimir la ingesta de huevo, se mejora. Podíamos estar ante una alergia al huevo no mediada por IgE (intolerancia al huevo).

Pormagdaall

Alergia al huevo. ¿Qué componentes causan esta alergia?

Cuando hablamos de alergia al huevo, nos estamos refiriendo a la reacción que presenta nuestro organismo ante las proteínas del huevo (con intervención del sistema inmune). También pueden aparecer síntomas por contacto y contaminación cruzada.

El huevo es la causa más frecuente de alergias alimenticias en niños. Aparece antes de los 2 años y suele desaparecer durante los primeros 6 años.

Componentes que desencadenan la alergia al huevo

El huevo consta de dos parte: clara y yema.

La clara es la que más cantidad de proteínas tiene. Por esa razón, lo más frecuente es presentar alergia sólo a proteínas de la clara:alergia al huevo

  • Ovomucoide. Es la proteína más alérgica debido a su resistencia al calor (cocinado) y a las enzimas digestivas.
  • Ovoalbúmina.
  • Ovotransferrina o conalbúmina
  • Lisozima.

Es menos frecuente presentar alergia sólo a proteínas de la yema:

  • Gránulos.
  • Livetina o albúmina sérica. Esta proteína es la responsable del síndrome ave-huevo. En un principio aparecen síntomas respiratorios por exposición a aves y, secundariamente, síntomas alérgicos tras la ingestión de huevos.
  • Lipoproteínas de baja densidad.

alergia al huevoEn el término medio, nos encontramos con que, la alergia al huevo, se da tanto ante proteínas de la clara como de la yema.

En un principio, las personas con alergia al huevo, pueden comer pollo o gallina (también otras aves). Si la alergia es a la yema, tal vez puedan presentar algún tipo de problema.

Precauciones

Es difícil separar clara y yema sin que se mezclen, por lo cual ha de evitarse el huevo entero. Existe, además, reactividad cruzada entre proteínas de clara y yema, y entre huevos de distintas aves.

Hay componentes que crean dudas. Si éstos fuesen puros, no habría problema. Sin embargo, en el proceso de separación pueden arrastrar proteínas, así que es mejor evitarlos:

  • Lecitina (E-322). No es una proteína, si no un lípido o grasa, por lo que no provoca alergia.
  • Luteína (E-161b). Tampoco es una proteína y no produce alergia.

Aunque no es frecuente, pueden existir alergias no mediadas por IgE (llamadas también intolerancias alimenticias). Suelen pasar inadvertidas y se debería estudiar en cuadros de diarreas crónicas sin causas demostradas.