Archivo de etiquetas sin sacarosa

Pormagdaall

La dieta sin sacarosa. Convivir con intolerancia a la sacarosa.

La intolerancia a la sacarosa supone la incapacidad de metabolizar este elemento debido a la ausencia o déficit de la enzima necesaria para ello. Esta intolerancia no tiene cura y el tratamiento que conlleva es una dieta sin sacarosa estricta.

Tratamiento de la intolerancia a la sacarosa: dieta sin sacarosa

Como ya hemos adelantado, la intolerancia a la sacarosa no se cura. Por lo tanto, el único tratamiento eficaz que existe es seguir una dieta sin sacarosa. Es decir, excluir la sacarosa de nuestra dieta. Esta dieta estricta variará en función del umbral de tolerancia a la sacarosa.

Como en cualquier otra dieta de exclusión, supone un gran esfuerzo. Ello se debe a la gran cantidad de alimentos que llevan sacarosa en su composición o entre sus ingredientes. De ahí la importancia de una buena lectura del etiquetado de los productos.dieta-sin-sacarosa

Una vez que obtenemos el diagnóstico de esta intolerancia, el primer paso es suprimir los alimentos que contengan sacarosa en la dieta. Habrá que ir probando poco a poco el nivel de tolerancia. Comenzando con pequeñas cantidades e ir aumentando las mismas hasta que aparezcan síntomas. Cuando la sintomatología aparece, reducimos la ingesta de este elemento para normalizar nuestro estado.

Es necesario indicar que hay personas en las que esta intolerancia se revierte (maduración del intestino) o se modifica en el tiempo. Por ello, cada cierto tiempo, se podría volver a intentar la reintroducción. De esta manera volveríamos a probar la tolerancia a la sacarosa.

Antes de analizar los alimentos permitidos o no, os dejamos algunas alternativas:

Utilizar productos en la versión “dietética”. Estos sustituyen la sacarosa con otros edulcorantes artificiales aptos para los intolerantes a la sacarosa.

Usar suplementos, bajo prescripción médica, que ayudan a la descomposición de este azúcar. Nos referimos a aportes adicionales de la enzima sacarasa.

Alimentos permitidos y alimentos prohibidos

Hay determinados alimentos con gran cantidad de sacarosa que habría que eliminar. En cuanto a los alimentos procesados es indispensable leer detenidamente las etiquetas para descartar que contenga sacarosa. Como el umbral de tolerancia es variable, a veces no quedará más remedio que ir probando con determinados alimentos. 

En este sentido, consideramos mejor compartir una tabla ya elaborada de un blog amigo, ya que es muy visual y completa. También os dejamos el enlace para que podáis ir al documento original.

Por Belén García en elchefsingluten.com/blog/ (29 de septiembre de 2017)

Recomendaciones para vivir con la intolerancia a la sacarosa

La intolerancia a la sacarosa puede incidir en nuestra calidad de vida. De ahí que observemos unas recomendaciones:

Diagnóstico. En este sentido, un diagnóstico precoz reducirá la gravedad de las secuelas y evitará las consecuencias negativas sobre la salud del afectado.dieta-sin-sacarosa

Dieta. Es imprescindible excluir de la dieta la sacarosa. Cuanto más estricta sea dicha dieta, mejor control de la intolerancia y desaparición de su sintomatología. Para ello es imprescindible el conocimiento de los alimentos que puedan llevar este elemento.

Grado de intolerancia. El grado de intolerancia de cada paciente es debido a la cantidad de enzima que tenga su organismo. Esto dará lugar a que cada persona tenga un umbral de tolerancia a la aparición de síntomas. Conocer dicho grado de tolerancia, facilitará el seguimiento de la dieta.